Algarrobo.

ALGARROBO

Ruta del Sol y del Vino. ALGARROBO

Algarrobo se sitúa entre las montañas y el litoral mediterráneo, y cuenta en su término municipal con cuatro distintos núcleos.

Desde la autovía del Mediterráneo, en su salida para Algarrobo podemos ir en dirección a Algarrobo Pueblo o a la Costa. En dirección a la costa, nos encontramos con Trayamar, conocido por su descendencia fenicia.

Aquí podremos visitar su necrópolis y una residencia eclesial, con bonitos jardines, reservando previamente una cita. Encontraremos

también dos mesones, El Cochinillo y Los Lobos, con diseño típico rural, especializados en carnes a la brasa.

Continuando hacia el litoral nos encontramos con Algarrobo Costa, un núcleo moderno, con instalaciones deportivas, comercios y restaurantes. Destacan sus dos torres vigías, una a cada margen de la carretera N-340: la Torre Derecha y la Torre Ladeada.

Entre sus restaurantes: La Orilla, El Paraíso y el Mesón Andaluz, por su variada cocina de pescados frescos. Siguiendo en dirección Almería por la N-340, entramos en Mezquitilla, antiguo núcleo marinero, varadero de barcas, transformado en la actualidad en un núcleo de construcción moderna.

Destacan su iglesia, el morro de Mezquitilla, paraje con restos arqueológicos fenicios y romanos, la muralla acueducto de Camarillas y la antigua noria, con un sistema antiquísimo de extracción de aguas subterráneas.

Entre sus restaurantes recomendables: La Viuda, El Yantar y La Bodega. Mezquitilla y Algarrobo Costa están unidos por un bonito puente modernista que, cruzando la desembocadura del Río Algarrobo, enlaza los paseos marítimos peatonales de los dos núcleos.

Si nos gusta el deporte y los parajes naturales, desde la N –340 retrocedemos hasta el Río Algarrobo y giramos a la derecha por una carretera paralela al río, siguiendo la señal indicativa de Parque de la Vega.

Ese parque fluvial está dotado de varias instalaciones deportivas y continuando su trazado podemos hacer un alto en su zona de recreo y descanso, dotada de variosequipamientos, además de una bonita arboleda.

Para llegar a Algarrobo pueblo podemos ir hasta el final de la carretera y seguir a través de un carril de tierra junto al río.

Este recorrido hasta el pueblo en vehículo se puede hacer en unos 10 minutos, o también a pie, en bici o a caballo, tardando alrededor de 30 minutos.

Como alternativa podemos llegar al pueblo desde la Costa, retrocediendo por los núcleos antes mencionados, por la carretera MA- 103, en 3,5 Km; o bien, directamente desde la autovía, dirección a Algarrobo.

Una vez en el pueblo, desde la Avda. de Karat, giramos a la izquierda en dirección al núcleo antiguo.

Desde allí tomamos la primera entrada por el Parque de la Escalerilla, donde podemos dar un agradable paseo

admirando su variada vegetación. Saliendo del Parque, continuamos a la derecha por Calle de la Escalerilla, y seguimos el recorrido del río Algarrobo hasta encontrarnos con la Antigua Fábrica El Molino, con casi dos siglos de existencia, que aún produce de forma tradicional vino y aceite.

Seguimos por C/ Río, y luego a la izquierda por C/ Iglesia, donde podemos ver un bonito patio con flores. A nuestra derecha encontraremos la Iglesia de Santa Ana, S. XVII, de estilo tradicional axárquico, admirables las tallas de

la Virgen de los Dolores (a izquierda) y del Cristo Resucitado (derecha), así como el tríptico central, todo en madera. Saliendo de la iglesia volvemos un poco atrás y giramos a la izquierda en C/ Panadería para apreciar frente a nosotros un pequeño callejón de apenas 60 cm. de ancho con típica decoración floral; continuamos a la izquierda por C/ Maestra Dolores Riva, hasta llegar a la Plaza de España, pasando a través de las numerosas muestras de decoración floral en las casas de los vecinos de Algarrobo así como de una de sus tradicionales tiendas, de venta de vino dulce y pasas de Algarrobo.

Seguimos recto por C/ Las Rosas y luego a la derecha por C/ de Los Enamorados; a la izquierda, en C/ San Antonio, nos asomamos al pasadizo del Corralón, de época mozárabe, con techo de cañas y vigas, y umbrales de tronco de árbol.

Deshacemos nuestros pasos y tomamos por C/ Peligro a la derecha y luego C/ Santa Rita a la izquierda. Al final de la calle tomamos a la derecha por C/ Pilar, donde a unos cuantos pasos podemos observar a la derecha la Ermita de las Angustias.

Seguimos a la izquierda en C/ Estación, y a unos pocos metros giramos de nuevo a la izquierda en

C/ 29 de Octubre. Bajando las escaleras podemos admirar sus balcones y fachadas repletas de plantas. Giramos luego a la derecha en C/ Enmedio desde donde
disfrutaremos de varias vistas del pueblo (el parque, la iglesia, los montes, etc.) y nuevamente a la derecha por C/ Sol, subimos las escaleras hasta la Plaza La Gloria con una fuente central, dos grandes portones, el Cementerio Municipal, y los Jardines del Ejido con su Ermita de San Sebastián, patrón de Algarrobo.

De aquí se divisa una vista panorámica de todo el municipio, de sus costas y de todas las montañas que rodean al pueblo.

Todo el recorrido de Algarrobo, visto en un abrir y cerrar de ojos.Desde aquí, por C/ San Sebastián, bajamos los escalones y giramos dos veces a la derecha por C/ En Medio y C/ Nueva, y luego dos veces a la izquierda; bajamos otra serie de escalones zigzagueantes, seguimos todo recto y a la derecha bajamos las escaleras que nos llevan a una pequeña plaza, elevada sobre el salón de actos del Ayuntamiento, con murales cerámicos de la Ermita y la Torre Ladeada, así como un reloj de sol en cerámica y unos amplios balcones que asoman a la calle principal del pueblo. Bajamos las últimas

escaleras y giramos a la izquierda en C/ Antonio Ruiz Rivas, y seguimos recto hasta la Plaza de la Farola, donde encontraremos la panadería de Miguel Segura y los bares Pepe Benito y Rincón de la Tapa, además del mercado minorista del pueblo.

Cerca de la plaza encontraremos también la panadería Carmen Lupiañez. En ambas panaderías es posible probar las famosas tortas de aceite, el producto más conocido de Algarrobo.

Volviendo a nuestro punto de partida, bajamos por C/ Santo Domingo hasta encontrarnos nuevamente con el Parque de la Escalerilla. Si nos apetece tomar algo tenemos varias alternativas: la Tetería La Rey Mora, en C/ de la Escalerilla con atractivos espacios interiores y los mesones Las Palomas y el Chiate, especializados en choto, conejo o chivo, ambos en Avda de Karat.

Otros establecimientos de la zona son el Pub Marlboro, elm Pollito Azul, los bares Pani, Melgares y Bella vista.

LUGARES DE INTERÉS

Necrópolis Fenicia y Residencia Diocesana de Trayamar (Trayamar). Visitables previa cita. Tel. 952511354 / 609983826 / 627473146.

Torre Derecha, Jardines de Avda. de los Fenicios y Torre Ladeada, Jardines Centro Internacional. Visita previa cita, Algarrobo Costa, Tel. 627010437.

Muralla del Acueducto Romano (Pago de Camarillas) y Antigua Noria junto al Restaurante en Yantal, carretera N-340, Mezquitilla.

Iglesia de Santa Ana. Del siglo XVII. Para visitar la iglesia contactar con el párroco. Tel. 618453915.

Ermita de San Sebastián y Jardín Botánico. Vistas preciosas de las montañas y el litoral algarrobeño. Contactar con Francis. Tel. 653488769.

Ermita de la Virgen de las Angustias. Para visitar la ermita contactar con Anita. Tel. 678223838. Para más información acerca de los lugares de interés,
consultar el servicio de información turística: Tel. 952551167 / 952552430, www.algarrobo.es.

ACTIVIDADES DE OCIO

Río Algarrobo. “Parque Fluvial” de la Vega. Itinerario con equipamientos deportivos. Ctra. Nacional 340, en dirección Almería a izquierda, dirección “Camino de la Vega”.

Ruta de senderismo hacia el Castillo de Benthomiz. En la zona norte de Algarrobo, en dirección a la Sierra de Benthomiz (4 horas).

Ruta de senderismo Lagos-Algarrobo. Nuevo itinerario señalizado por la Diputación de Málaga desde 2008 (5 horas).

FIESTAS

20 de Enero

Fiesta patronal con un carácter propio y personal. El sábado anterior al día de su festividad, la imagen de San Sebastián es trasladada desde su ermita, ubicada en la parte alta del pueblo, hasta la parroquia de Santa Ana. Durante todo el trayecto se encienden ruedas de artificio.

El día 20 se realiza una verbena en la que el Ayuntamiento invita a los vecinos y visitantes a comidas típicas acompañadas de vinos del terreno.

Tras la verbena, por la noche, se celebra la procesión del santo patrón que hace el recorrido de vuelta a su ermita entre ruedas de artificio.

Con la llegada del trono a su ermita acaba la festividad. Este día es muy concurrido y visitado por los habitantes de localidades vecinas, atraídos por la belleza de la procesión.

Finales de Febrero o principios de Marzo

Dentro de estas fiestas de carnaval, se celebra un certamen de murgas que tiene lugar en la Casa de la Juventud con premios en metálico.

La fiesta suele comenzar a las 18:00h., con pasacalles y concursos de disfraces con premios en metálico. Finalizado el recorrido de los pasacalles dan comienzo las actuaciones de animación y de las murgas ganadoras en el certamen.

 

Finales de Marzo o principios de Abril

Comienza el viernes de dolores, día en el que se procesiona la talla de la Virgen de los Dolores, cuya imagen es del siglo XIX y cuenta con una gran devoción entre los vecinos.

El domingo de ramos, la imagen de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, conocida más popularmente como ‘la pollinica’, recorre las calles del pueblo acompañada por los vecinos que tras ella portan las tradicionales ramas de palmeras y olivos.

Los días que se celebran actos procesionales son: Miércoles santo, Jueves santo, viernes santo y domingo de resurrección, adquiriendo éste último especial interés por su singularidad.

Segundo fin de semana de Mayo

Comienza la romería a las 10:00h., con la misa rociera en la ermita de San Sebastián. Seguidamente, se procede al traslado de San Isidro, en romería, desde la ermita hasta el Parque de la Vega. La fiesta se ameniza con grupos musicales hasta el atardecer, momento en que es llevado el santo desde el Parque de la Vega a la ermita.

23 de Junio

Las playas de Algarrobo Costa dan la bienvenida al verano celebrando la Noche de San Juan con una gran moraga popular, a la caída de la tarde con espetos de sardinas gratis para todos los habitantes y vecinos del municipio. Además, varias orquestas amenizan la noche en distintos puntos de los paseos marítimos de la localidad. Forma parte de la tradición lavarse la cara a las 24:00h., pues según el decir popular, aumenta la belleza y prolonga la juventud.

Primera quincena de Agosto

Esta feria suele tener tres días de duración y se procura que el último coincida en domingo. Se programan concursos deportivos y fiestas infantiles.

En la Caseta Oficial, con entrada gratuita para todos, tienen lugar un animado baile y actuaciones de coros y danzas de la villa de Algarrobo y otros pueblos invitados a participar en los certámenes de cantes y bailes.

Segunda quincena de Agosto

Los festejos en Mezquitilla, barriada de la localidad, se celebran a la semana siguiente de finalizar los de la feria de Algarrobo, con la peculiaridad de una gran moraga popular que se realiza en la playa.

Últimos días de Agosto

Este festival se celebra anualmente en Algarrobo Costa y no está sujeto a una fecha fija. El objetivo de este festival es la difusión de la danza en toda su variedad y riqueza. Es una muestra de danzas del mundo y en sus últimas ediciones se ha podido contar con actuaciones de otras provincias andaluzas y de países como Isla Martinica, Méjico, Venezuela y Costa de Marfil.

Primer fin de semana de Septiembre

La Noche Flamenca de Algarrobo se celebra con motivo de la noche de las candelarias. Es un proyecto a través del cual se ofrecen diferentes actuaciones de flamenco, con el fin de promocionar y fomentar el interés del gran público por esta expresión artística.

11 de Octubre

El paseo marítimo acoge el ‘Oktoberfest’ o la Fiesta de la Cerveza y la Salchicha, fiesta típica de la ciudad alemana de Munich, que se celebra anualmente. El municipio de Algarrobo rinde homenaje a la gran cantidad de residentes extranjeros, sobre todo alemanes, que viven en esta localidad.

Algunos restaurantes y bares de la zona montan sus barras y ofrecen a los visitantes platos típicos de la gastronomía germana y cerveza a precios económicos. Además, la fiesta cuenta con actuaciones musicales y canciones folclóricas del país germano.

Patrimonio Histórico – Artístico

El territorio de Algarrobo contiene yacimientos arqueológicos fundamentales para el estudio de la colonización fenicia en occidente, como el poblado de Morro de Mezquitilla y la necrópolis de Trayamar. En la costa, las torres almenaras Ladeada y Nueva testimonian una preocupación constante ante el peligro a los ata- ques del otro lado del mar. En su casco urbano sobresale la iglesia de Santa Ana, reedificada tras la sublevación morisca.

YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS

 En la desembocadura del río Algarrobo se localizan los yacimientos más importantes del término municipal, que junto a los de la desembocadura del río Vélez (en el término municipal de Vélez Málaga) constituyen la mayor concentración, en muy pocos kilómetros, de yacimientos de época fenicia de la Península Ibérica. Entre ellos destacan el poblado de Morro de Mezquitilla y la necrópolis de Trayamar.

Morro de Mezquitilla.

Ocupa una pequeña colina de unos 30 metros sobre el nivel del mar, en la margen oriental del río Algarrobo. En este yacimiento, bastante destruido por los trabajos de abancalamiento del terreno, se constatan tres niveles de ocupación. Un poblado del período Calcolítico o Edad del Cobre, en la segunda mitad del tercer milenio, que será abandonado. En la transición del siglo IX al VIII a.C., se funda un asentamiento fenicio que permanecerá ocupado hasta la época romana-republicana, momento en que se abandonará definitivamente.

El asentamiento fenicio de Morro de Mezquitilla es uno de los más antiguos de la Península Ibérica, se emplaza sobre un montículo que controlaba la entrada de una bahía donde existía una playa de arena, donde los barcos podían recalar. En la excavación, realizada por el Instituto Arqueológico Alemán entre 1967 y 1982, se han podido distinguir varias fases de ocupación. La primera asociada a un establecimiento industrial con abundancia de hornos de fundición de hierro. La segunda, a mediados del siglo VIII a.C., corresponde ya a un importante centro urbano, con varios edificios de numerosas habitaciones de planta rectangular construidos con paredes de adobe sobre zócalos muy bajos de piedra y organizados en torno a una calle central, orientada en dirección este-oeste.

Durante el siglo VII se observan cambios en el sistema constructivo, los edificios se hacen más resistentes gracias a un mayor grado de perfeccionamiento técnico. Ahora se construyen fosas de cimentación que permiten unos zócalos más elevados, sobre los que se alzan las paredes de adobe; también cambia la orientación de edificios y calles, ahora suroeste-noreste, siendo estas más anchas.

La cuarta fase de ocupación corresponde a los siglos VI y V a.C., aunque la mayoría de las edificaciones de este momento fueron arrasadas para levantar otras nuevas en época romana, siglos III al I a.C.

Necrópolis de Trayamar.

Se encuentra en la otra orilla del río Algarrobo, siguiendo el patrón de asentamientos fenicios, perteneciente al poblado de Morro de Mezquitilla. Si bien los restos del asentamiento permanecen enterrados, una de las tumbas de Trayamar ha sido protegida por una edificación nueva y puede ser visitada.

De la necrópolis se han documentado cinco tumbas que aparecieron en distintos momentos a partir de 1930, año del descubrimiento de la denominada “tumba número 1”, que es la única que hoy se conserva.

Todas las sepulturas son de tipo hipogeo, excavadas en la roca, siendo muy semejantes en su disposición. Se trata de una cámara de planta rectangular, de 3,80 m. de largo, por 2,90 de ancho al exterior, quedando un espacio interior de 2 m. por 1,90 m., con una altura de 1,50 m.

Está construida con sillares de gran tamaño colocados a soga y tizón y tenía una cubierta de madera, a dos aguas. Se accedía a través de una rampa o dromos, de 6,24 m. de largo por 0,84 de ancho, tallada en la roca que conectaba con una puerta de entrada, que se encuentra desplazada al sur de la cámara. La puerta se remataba por un dintel plano, sobre el que descansa un frontón de 1,90 de alto, para sostener la techumbre.

En el momento de su aparición había signos de que el techo se había derrumbado cuando la tumba aún estaba en uso y había sido reparado.

En el interior aparecieron diferentes vasijas cerámicas relacionadas con los ritos de enterramiento, ánforas de provisiones de paredes toscas, ánforas de cerámica roja, jarras trilobuladas y una lucerna de cerámica roja con dos picos.

El ritual empleado en los enterramientos era indistintamente la incineración y la inhumación.

La datación de la necrópolis es del siglo VII a.C. y parece que hacia el año 600 a.C. la tumba fue cerrada definitivamente y nunca más fue utilizada. El numeroso material cerámico y objetos metálicos aparecidos en las diferentes campañas de excavación se conservan en el museo de Málaga.

Torres Vigía.

En la costa, junto a la desembocadura del río Algarrobo, se conservan dos torres almenaras: la Torre Ladeada y la Torre Nueva.

El origen de torres para vigilar un territorio, en la costa o en el interior, es muy antiguo, los fenicios ya las utilizaban y los ro- manos, que las llamaban “turris Hannibalis”, también hicieron uso de ellas. Pero fueron los musulmanes los que lograron una moderna y perfecta organización de esta vigilancia, utilizándolas desde el siglo VIII.

Después de la conquista cristiana las torres almenaras fueron aprovechadas por los castellanos, construyéndose otras nuevas y continuando las edificaciones de atalayas costeras durante los siglos posteriores, llegando a utilizarse hasta fines del siglo XIX.

En general se construían en lugares altos, con buena visión de la costa y de las torres próximas, así podían propagar en cadena sus alarmas y noticias. Avistadas las embarcaciones enemigas se daba la alarma mediante una densa humareda desde la chimenea por el día y mediante una gran fogata en la oscuridad, aviso que se completaba con toques de añafil (trompeta), en el caso de los musulmanes, y con tañido de campanas en el caso de los cristianos.

Torre Ladeada o "Dalea".

A pesar de haber perdido parte de su base la torre se mantiene en pie, aunque con una fuerte inclinación, de ahí su nombre, Torre Ladeada o “daleá”, que figura en varios mapas de 1746. Es de forma troncocónica y conserva una altura máxima de casi nueve metros, habiendo perdido el parapeto que la remataba. Está construida con piedras y argamasa tiene ladrillos formando el arco de la puerta de entrada a unos cinco metros del suelo.

Torre Nueva.

Situada en la margen izquierda del río Algarrobo, tiene planta circular y forma troncocónica, muy maciza, que a media al- tura se estrecha dando lugar a un cilindro, formando así dos pisos. En este punto se sitúa la puerta, en forma de arco rehundido. Con posterioridad se le añadió una escalera de obra. Su altura es de 9 metros y en la segunda planta, cubierta con bóveda de media naranja hay una escalera para acceder a la terraza donde había un matacán y un cañón. Su objetivo era no sólo la vigilancia sino la defensa.

Fue una de las primeras que se edificó en época de Carlos III. Hay un documento de 1761 que menciona la torre Nueva de Algarrobo, cerca de Torrox “nuevamente construida, aunque con el defecto de no descubrir la que le sigue de Levante”.

Iglesia parroquial de Santa Ana.

La fundación de la parroquia se produce en 1505 por el arzobispo de Sevilla, metropolitano de Málaga, fray Diego de Deza, apareciendo algo más tarde en la relación reformada de parroquias de 1510, del obispo de Málaga Diego Ramírez de Villaescusa, de acuerdo con la bula del papa Julio II. Por el mismo procedimiento se crearán la mayoría de las feligresías de la provincia de Málaga.

Sin embargo el templo correspondiente a esta época sufrió daños ocasionados por la sublevación de los moriscos, debiéndose levantar uno nuevo hacia finales del siglo XVI o comienzos del XVII, época a la que se corres- ponde su traza. La iglesia se cubre con armaduras de madera renovadas sobre las primitivas, siendo de par y nudillo la central y de colgadizo las laterales, conservando el crucero la armadura cuadrada original, de par y nudillo y lima bordón. La planta, se dispone en tres naves separadas por pilares de sección octogonal sobre los que descansan arcos de medio punto, acabando las naves laterales en sendos camarines barrocos, cuyos accesos están flanqueados por columnas adosadas de orden corintio, sobre las que se dispone un frontón curvo interrumpido por la presencia de un óculo.

El camarín del lado de la Epístola presenta planta poligonal y se cubre con bóveda octogonal decorada con sutiles ornamentos de rocalla y medallones; el del Evangelio, de planta redonda, contiene pilastras cajeadas en las que se intercalan medallones adornados con rocalla, y se remata con cúpula de casquete esférico, cuyos nervios se alternan con los símbolos pasionistas enmarcados por yeserías.

Exteriormente, la portada se compone de una cornisa sobre sendas pilastras que flanquean el arco de acceso. La torre es de planta cuadrada, consta de cuatro cuerpos separados por impostas muy marcadas.

En cuanto a los bienes muebles de la parroquia, se han conservado las imágenes de la Inmaculada y la de la Virgen de los Dolores, ambas del siglo XVIII, a las que se añade otra Inmaculada del siglo XVII ubicada en la casa parroquial. Entre las esculturas modernas destaca la talla de Jesús Nazareno, obra de 1941 del hispalense Antonio Castillo Lastrucci. También tiene cataloga- da una importante colección de orfebrería compuesta por la media luna de la Inmaculada, de inicios del siglo XVIII, un cáliz y una custodia de sol del último tercio de esa centuria y un copón rococó, de la misma época, decorado con rocalla, los bustos de los Evangelistas, los símbolos eucarísticos y los Padres de la Iglesia.

Ermita de San Sebastián.

Dedicada al patrón de Algarrobo, fue reconstruida en el año 1976 sobre los restos de una ermita anterior levantada entre los siglos XVI y XVII, que hubo de ser demolida por amenazar ruina, aunque se mantuvo la forma de la ermita original. Se sitúa en la cima de la colina del Ejido dominando el núcleo de población.

Es un pequeño templo de una sola nave con planta de cruz latina. Su fachada principal está coronada por una espadaña donde se sitúa la campana, y su acceso se hace a través de un arco de medio punto con pilastras a sus lados.