Árchez.

ÁRCHEZ

Ruta Mudéjar. ÁRCHEZ

Antes de llegar a Árchez, desde la carretera de Arenas, nos encontramos con la Venta el Curro, un establecimiento especializado en platos de caza y carnes argentinas asadas.

Siguiendo la carretera, a la izquierda de la entrada de Árchez, podemos visitar la bodega de los Hermanos López Martín, empresa familiar productora de vino moscatel dulce y semi-seco. Saliendo de la Bodega, tomamos la amplia Avda. Andalucía, principal puerta de acceso al pueblo, donde encontramos a la derecha el bar Avenida, muy animado y frecuentado por turistas extranjeros.

Seguimos recto hacia donde la calle se estrecha, observando los típicos rasgos de pueblo andalusí, hasta que se convierte en C/ Cruz; doblamos de nuevo a la izquierda en C/ Álamos donde nos encontraremos a la derecha, con una de las casas diseñadas por el arquitecto Emilio Álvarez y por Manolo Potaje, destacada por su diseño fantasioso inspirado en Gaudí.

En el lado opuesto, al n. 6, nos encontramos con la Posada Mesón Mudéjar, un establecimiento ideal tanto para cenar como para dormir, destacado por la
estética de sus espacios interiores, así como por la oferta de platos tradicionales revisados en clave actual, y característicos de la Axarquía.

Seguimos por la Plaza Alminar, que nos lleva frente a la Iglesia de la Encarnación, que mantiene todavía la estructura simple del siglo XV en una sola nave.

Saliendo de la iglesia y tomando a la izquierda nos encontramos con el Alminar, patrimonio de interés turístico nacional desde 1979 que constituye una de las mejores muestras de la arquitectura Almohade.

Es posible adquirir más información sobre su historia y la de Árchez gracias a
las fichas de información de la puerta de entrada y a los murales que hablan del origen del pueblo, en la misma plazoleta del Alminar.

Desde la plazoleta pasamos por algunas de las calles más típicas de Árchez, caracterizadas por su estrechez y estilo morisco.

Tomamos a la derecha por C/ San Antonio, giramos a la izquierda en C/Peligro y de nuevo a izquierda en C/ del Pilar, con la fuente homónima.

Giramos nuevamente a la izquierda y continuamos por la izquierda por C/ Navas Moyano; seguimos bajando hasta llegar al paseo del Río Turvilla, donde podremos hacer un descanso junto al río, tomando un aperitivo en el Bar la Peña.

Como alternativa, cruzando el río a la izquierda, nos encontramos con el restaurante Bhua Luang, donde podremos probar los exóticos sabores de la cocina tailandesa en pleno corazón de la Axarquía.

Finalmente, podremos dar un último paseo siguiendo el curso del río Turvilla, que dispone de pequeños parajes naturales.

Si nos fijamos en los edificios a nuestra derecha podremos ver también algunos restos de la antigua muralla árabe, ya mezclados con edificaciones más recientes.

Volviendo atrás, podemos subir las escaleras del Paseo del Río Turvilla y salir del pueblo desde Avda. Andalucía. Antes de irnos, tomando la

carretera a Canillas de Albaida, nos encontraremos con otra curiosísima construcción realizada por Emilio Álvarez y Manolo Potaje: justo al lado de las casas Jazmín y los Zuecos, en el nº 25 de la misma carretera.

LUGARES DE INTERÉS

Iglesia de la Encarnación. Preguntar por Amanda o Carmelina, en plaza Alminar.

Alminar Mudéjar de Árchez. Preguntar por la llave en el Ayuntamiento. En los fines de semana o por la tarde, preguntar por la casa de la Alcaldesa, frente al supermercado Covirán.

Casas de Emilio Álvarez y Manolo Potaje. Arquitectura peculiar, de estilo Gaudí. C/ Álamo, 5 y carretera de Canillas de Albaida, 25.

ACTIVIDADES DE OCIO

Paseo del Río Turvilla. Bonito paraje natural.

FIESTAS

Último Domingo de Enero

La jornada festiva comienza normalmente a las 12:00h. con una misa, procesión y bendición de los animales, amenizada por un coro rociero. A la hora del almuerzo se ofrece una degustación de productos de la tierra, paella, chacina y vino del terreno.

Durante todo el día anima la fiesta un grupo musical.

Finales de Marzo o principios de Abril

En Semana Santa se celebran pasos procesionales. El Jueves Santo se procesiona a Ntro. Padre Jesús Nazareno y a Jesús Crucificado. El Viernes Santo sale la Virgen de los Dolores o de la Soledad a las 24:00 h. El Domingo de Resurrección es Jesús Resucitado quien, portado sólo por mujeres, sale en procesión.

Segunda semana de Junio

El día del Corpus se celebra misa y se procesiona al Santísimo. Por la noche, una verbena popular pone fin a la jornada con una animada fiesta.

Segundo fin de semana de Julio

La feria en honor de Ntra Sra. de la Encarnación viene desarrollándose a finales de julio o principios de agosto. Los actos comienzan con la inauguración del recinto ferial, el viernes por la noche. Los demás días están amenizados por la banda de música, aunque es el domingo el día grande con la romería. Este día se sigue la tradición de la ‘corrida de cintas’ a caballo que en su versión actualizada se realiza también con motos y bicicletas.

Patrimonio Histórico – Artístico

En torno a una alquería islámica se fue conformando el núcleo urbano de Archez, y a la antigua mezquita musulmana pertenece el alminar de época meriní. Conquistada tras la campaña de 1487, pasó a formar parte del señorío de D. Diego Fernández de Córdoba, marqués de Comares, y sobre la antigua mezquita se levantará la iglesia de la Encarnación, que utilizará al antiguo minarete como campanario.

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación.

En la relación de parroquias fundadas en 1505, figura la de Archez con la de Rubin (te) y Corumbela como anejas, aunque esta última se constituiría en autónoma en 1818, volviendo a depender de Archez en 1893. Sufrió daños ocasionados por la sublevación morisca, que obligaron a repararla en 1574, recibiendo nuevas obras de restauración en 1663, siendo

obispo de la diócesis D. Antonio Peña y Hermosilla, como constaba en una lápida, hoy desaparecida, colocada a la entrada del templo a finales del siglo XIX.

El edificio es de reducidas dimensiones y una sola nave, como solía corresponder a las pequeñas poblaciones, generalmente ubicadas en las sierras. Hacia estos lugares se desplazó la población mudéjar, y luego morisca, que debió ejercer una fuerte influencia en las concepciones artísticas de las nuevas construcciones, aprovechando en lo posible elementos de las antiguas mezquitas, como el alminar en este caso. En consonancia, la cubierta es una ar- madura sencilla con dos tipos de tirantes con lazo de ocho a base de estrellas, que incluye al presbiterio, espacio diferenciado de la nave al elevarse sobre unas gradas. En la pared del lado del Evangelio se disponen unas pequeñas hornacinas, rodeadas por pinturas que las enriquecen a modo de retablo, siendo completado el exorno pictórico por un Vía Crucis. Estas decoraciones murales aparecieron bajo la cal en unas obras efectuadas en 1987. La parroquia también ha conservado una custodia de finales del siglo XVIII.

En el exterior destacan los aleros y la sencilla portada, ambos de ladrillo, conformada ésta por un arco de medio punto enmarcado por alfiz, a modo de baquetón suspendido.

Alminar.

El Alminar-campanario, como todos los conservados, fue transformado en torre de la iglesia, manteniendo su función de convocar  a la población.

En su origen el alminar, o minarete, constituía la torre desde donde el muecín o almuédano llamaba a la oración cinco veces al día. Tras la conquista cristiana se convierte en el campanario de la iglesia, añadiéndole un cuerpo cubierto a cuatro aguas para albergar las campanas.

El alminar de Archez tiene unas proporciones bastante armónicas, su altura es de 15 metros y se alza sobre una planta cuadrada de 3,64 m. de lado. En su interior se dispone un pilar cuadrado macizo de 1,07 m. de lado en torno al cual se desarrolla una escalera cubierta con bóveda escalonada de medio cañón.

Es una construcción de ladrillo rojo, dividida en varios cuerpos, el primero es de mampostería cruzada de verdugadas de ladrillo; el segundo presenta las esquinas lisas y, en cada una de las cuatro fachadas, un rectángulo rehundido decorado con ladrillos recortados, formando rombos mixtilíneos, que conforman los llamados paños de sebka, donde puede apreciarse algunos restos de la pintura original en tonos rojos de almagra. La parte superior del rectángulo está rematada por piezas anilladas, mientras que en la inferior se disponían unas columnillas hoy desaparecidas. Este cuerpo termina con una franja de azulejos blancos y azules formando rombos que da paso al tercer cuerpo, donde se conserva una franja horizontal de arcos de herradura entrelazados que dan lugar a cinco arcos apuntados, también mantiene restos de pintura.

El cuarto cuerpo lo constituye la terraza original que fue cubierta con tejado a cuatro aguas tras la conquista cristiana, para formar el cuerpo de campanas. En una de las campanas puede leerse:

“Me hizo D. Ramón Rivas, siendo Cura propio D. Ildefonso Tomé y García, y Alcalde D. Antonio García Azuaga, Año 1876”.

 La construcción del alminar data de los siglos XIII y XIV y está relacionado con los minaretes norteafricanos de Túnez, edificado en 1231, y Tremecén, erigido por los meriníes en 1353, tras su paso por las tierras malagueñas, entre los años 1227 y 1340.

Fue declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1979, y tras su restauración la entrada ha quedado elevada sobre el nivel del suelo, por lo que el acceso se hace a través de una escalera metálica exterior.