La empresa dependiente de la Mancomunidad Axarquía Costa del Sol se ha coordinado con las de agua en baja de Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga y Torrox para llevar a cabo los trabajos de forma conjunta, y así aumentar su eficacia. En total, los tratamientos se han aplicado en doce kilómetros de tubería.

 

La empresa pública de Aguas y Saneamiento de la Axarquía dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía ha llevado a cabo una campaña de desinsectación y desratización en la red de saneamiento integral junto a las empresas Aqualia e Hidralia. El presidente de este organismo, Gregorio Campos, ha explicado que estas tareas se han ejecutado “con el fin de aumentar la efectividad de los tratamientos que se utilizaban de forma independiente por parte de Axaragua, responsable del saneamiento en alta, y de las empresas en baja de Rincón de la Victoria, Vélez-Málaga, Algarrobo y Torrox”.

“Por primera vez se ha hecho de forma coordinada entre ayuntamientos, empresas y Mancomunidad, de forma que hemos ganado en eficacia. Ejecutar el tratamiento de forma simultánea, tanto en alta como en baja, asegura que no quede ningún resquicio de los doce kilómetros de tubería sin tratamiento, y por tanto sin posibilidad de que puedan aparecer insectos o roedores”, ha explicado Campos acerca de los nuevos tratamientos de prevención, control y vigilancia de las plagas que pudiesen ser un riesgo para la salud pública. “De esta forma, hemos logrado dar mejor servicio a nuestros vecinos y vecinas; y hemos contribuido a mejorar la imagen de nuestros municipios que durante el verano acogen a cientos de miles de turistas. Un sector, que no olvidemos en la Axarquía es motor económico y generador de empleo”, ha indicado el presidente de la institución comarcal.

Por su parte, el consejero de Axaragua, Raúl Peña, ha explicado que los trabajos los han ejecutado las empresas que llevan a cabo el tratamiento de desinsectación y desratización que trabajan habitualmente con los ayuntamientos implicados. “Se han realizado dos aplicaciones una en primavera (mayo) y otra verano (agosto), que son los periodos en los que el calor genera una mayor proliferación de cucarachas y otros insectos”, ha explicado.

Peña ha señalado que “se han empleado insecticidas con una gran capacidad de acción y duración en las arquetas y rápido efecto de volteo sin desalojo para evitar molestias a los vecinos”. Asimismo ha destacado “la importante labor de coordinación entre las empresas, ayuntamientos y Axaragua”.