Ha sido detenido un hombre de nacionalidad británica por su presunta implicación en un delito de tráfico de drogas. En el local, se han intervenido 1.150 gramos de marihuana, 11 bolsitas con marihuana listas para su venta y consumo, dos bolsitas con hachís, dos balanzas de precisión, una envasadora al vacío y 400 euros en efectivo.

 

Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local de Fuengirola, en una operación conjunta denominada “Rosa Verde 2”, han practicado, en la tarde del pasado miércoles, día 28, un registro en la sede de un local del Paseo Marítimo de Fuengirola que se dedicaba a la venta de hachís y marihuana y detuvieron a un hombre de nacionalidad británica que regentaba el local.

Además, intervinieron 1.150 gramos de marihuana, 11 bolsitas con marihuana listas para su venta y consumo, dos bolsitas con hachís, dos balanzas de precisión, una envasadora al vacío y 400 euros en efectivo. Este establecimiento ya había sido desmantelado y clausurado en abril del año pasado en el que fueron detenidos dos responsables.

Detectado reapertura local clausurado en 2018

En el marco de una operación para la erradicación de los locales cuya finalidad es favorecer el consumo y la venta de droga bajo apariencia de asociaciones o clubes privados, los agentes detectaron la reapertura de un  local ya clausurado con anterioridad en el año 2018 por hechos de idéntica naturaleza y que en su interior se estaría produciendo la venta de distintas sustancias estupefacientes

Tras varias pesquisas, la Policía llevó a cabo un dispositivo en el inmueble pasado miércoles y detuvieron a su responsable. En el operativo los policías intervinieron 1.150 gramos de marihuana, 11 bolsitas con marihuana listas para su venta y consumo, dos bolsitas con hachís, dos balanzas de precisión, una envasadora al vacío y 400 euros en efectivo. Además, los agentes comprobaron que el acceso al local estaba controlado por un video portero para filtrar el paso de las personas.