Han sido detenidas 14 personas –dos de ellos menores- por su presunta implicación en delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

 

  • Además se han intervenido máquinas de aire acondicionado, bombillas de alta luminiscencia, reactancias, ventiladores, extractores y filtros de carbono.
  • Además se han practicado dos registros domiciliarios en la zona de la plaza de toros en los que los agentes se han incautado de 30 gramos de cocaína y 40 gramos de heroína.

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la  operación Rocío contra el tráfico de drogas a pequeña y mediana escala, han desmantelado dos cultivos hidropónicos con 1.460 plantas de marihuana en la barriada las Albarizas de Marbella (Málaga). Igualmente, se han llevado a cabo dos registros en sendas viviendas de la zona de la Plaza de Toros en las que los agentes se han incautado de 30 gramos de cocaína y 40 de heroína.

En total han sido detenidas 14 personas, 12 de ellas mayores de edad –todas ellas de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 20 y 50 años- por su presunta implicación en delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

El operativo, en el que han participado más de medio centenar de policías de distintas Unidades, se ha llevado a cabo durante la mañana de hoy con la práctica de 16 registros -14 viviendas y 2 trasteros-. En el operativo se han intervenido máquinas de aire acondicionado, bombillas de alta luminiscencia, reactancias, ventiladores, extractores y filtros así como 13.550 euros en efectivo, 35 armas blancas, seis armas simuladas y 15 cartuchos de munición real.

Inicio de la investigación y desarrollo de la operación

La investigación tuvo su origen meses atrás, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que varias viviendas y trasteros de la barriada de Las Albarizas podrían estar siendo utilizadas como invernaderos de marihuana.

Con el fin de conocer la veracidad de las informaciones se estableció un dispositivo policial que ha finalizado esta mañana con el hallazgo de las 1.460 plantas de marihuana en distinto estado de crecimiento y floración en el interior de un piso y un trastero. Ambos disponían de los elementos de ventilación, riego y climatización necesarios para favorecer el crecimiento de las plantas. Los agentes, además, han podido comprobar que todos los cultivos estaban conectados de forma fraudulenta a la red eléctrica principal.