“Vamos a conocer nuestra playa”, actividad de educación medio ambiental organizada con la colaboración del Ayuntamiento de Nerja, gozó el pasado sábado 06 de octubre de un día espléndido para disfrutar del valor ecológico y turístico de nuestro litoral nerjeño.

La Playa de Burriana fue el punto de encuentro de esta actividad donde los participantes, guiados de la mano de técnicos de Proaventura, comprobaron la necesidad de conservar y proteger el litoral de los posibles daños que le podamos producir como usuarios de las playas y conocieron las distintas plantas existentes en las áreas protegidas o sensibles próximas a las playa de Burriana y Acantilado de Maro. También adquirieron conocimientos ambiental referentes a las playas, un espacio que ha de ser conservado como zona de ocio naturalizada con usos turísticos, deportivos y didácticos.

En cuanto a los participantes, acudieron a la cita 30 personas (incluidos los infantes), con edades comprendidas desde los 5 a los 66 años. La mayoría de éstos eran foráneos de Nerja. Debido a las  excelentes condiciones de mar – clima y todos estuvieron de acuerdo en continuar el recorrido hasta la cascada de Maro  (que no estaba así previsto ) con lo que la duración del  programa se alargó una hora más.

El recorrido se llevó a cabo con dos técnicos por parte de la empresa los cuales se hicieron cargo del grupo, dieron las explicaciones correspondientes , realizaron el recorrido por el acantilado con paradas e incluso disfrutaron de un baño en Caletilla y como punto final de la actividad acabaron en la Cascada de Maro.

También el grupo fue acompañado en toda la ruta por las embarcaciones de apoyo (Zodiac) para asistencia que llevó de regreso a unos pocos  participantes que así lo desearon.

Con el objetivo de mantener un recuerdo de la experiencia “se realizaron fotos y vídeos con cámara GoPro durante el recorrido las cuales se ofrecieron de forma gratuita igualmente a los participantes, a los cuales agradecemos su participación y les esperamos en la próxima actividad denominada “Limpieza del Acantilado en Kayak”, concluye Natalia Lliteras.