El periodo medio de pago del Ayuntamiento de Nerja a empresarios y profesionales se ha reducido a 20,31 días en el cuarto trimestre del año.

 

Según informe emitido por el Tesorero Municipal, con lo que se recupera la confianza de los proveedores en la administración, y se vuelve a cumplir la normativa de estabilidad presupuestaria, evitando las sanciones, incremento del coste de la facturación por devengo de intereses, la imposibilidad de utilizar el remanente de tesorería para inversiones y de acogerse a medidas del Estado para favorecer la liquidez de las entidades locales.

En los seis meses transcurridos desde el inicio de mandato del actual gobierno municipal se ha reducido en más de la mitad este plazo medio. En el segundo trimestre del 2019, cuando finalizó su mandato el anterior grupo de gobierno tripartito, ascendía a 41,40 días, incumpliéndose el máximo legal previsto en 30 días. Este incumplimiento se mantuvo prácticamente de forma ininterrumpida durante los cuatro años anteriores, mientras que en junio de 2015, cuando inició su mandato, estaba establecido en tan solo 11,49 días.

El alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, ha mostrado su satisfacción por el cumplimiento de su compromiso electoral en tan poco espacio de tiempo. “Hemos dado un giro total a la política relacionada con las obligaciones municipales respecto de las facturas por servicios, obras y suministros prestados por profesionales y empresarios».

«Vamos a esforzarnos en seguir reduciendo los plazos de pago a proveedores, no solo para cumplir la Ley, que es lo fundamental, sino también para mejorar la confianza de los proveedores en el Ayuntamiento de Nerja, y para que el municipio se beneficie de las ventajas que conlleva este cumplimiento”.