La campaña, con un coste inicial de 34.719,98€, ha servido hasta ahora para autobombo del alcalde, siendo un fracaso de participación ciudadana.

 

Son varias las décadas que se lleva hablando del futuro paseo marítimo de Torre de Benagalbón, proyecto que durante la mayoría absoluta de Salado, mandato 2011-2015, fue redactado por Costas con el beneplácito del entonces alcalde, proyecto que tras las elecciones municipales de 2015 y la llegada del nuevo gobierno municipal solo pudo ser modificado con la incorporación de un tratamiento blando en la zona más oriental y con la eliminación de la discriminación de trato entre vecinos del frente litoral afectado por el trazado del paseo.

“En ese mismo mandato, pero ya desde la oposición, Salado cambió de parecer y con un ánimo descaradamente electoralista optó por desacreditar su propia elección y donde dije digo, ahora digo diego. Llegados a 2018 crea una pantomima de proceso a costa el erario público, para imponer un modelo que según él ha salido de la participación ciudadana cuando en la fase inicial ha habido una participación pírrica y sus propios actos lo delatan, si de un plumazo ha eliminado los presupuestos participativos y ha desacreditado de todas las maneras posibles cualquier intento de democracia participativa que se ha hecho por el anterior gobierno municipal, ¿cómo se pone ahora el traje de adalid de la democracia participativa?, no cuela, le queda grande y no nos lo creemos, para nosotros está completamente desautorizado”, ha manifestado la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Encarnación Anaya.

Según fuentes municipales, solo 350 personas han participado desde mayo en la campaña para elegir un proyecto de paseo marítimo para la Torre de Benagalbón, de un padrón de más de 47.000 habitantes y una población flotante superior a las 60.000 personas, las reuniones con las asociaciones han sido escasas y en algunos núcleos de población ni siquiera se han celebrado, en la votación no se contemplan todas las opciones posibles para que realmente sea un proceso democrático y la web para votar permite que cualquier persona física o jurídica, mayor de edad o no, vote en el proceso, “hemos votado con el CIF de una empresa, cómo quieren que nos creamos los resultados de esta farsa”, “imaginemos que hay miles y miles de votaciones, nos preguntamos, ¿quién va a cotejar después con un censo, de más de 25.000 personas supuestamente con derecho a voto en este proceso, según las bases publicadas? queda claro que finalmente dirán el proyecto que al equipo de gobierno le convenga”, ha denunciado el concejal y candidato Antonio Sánchez.

Desde el Grupo Municipal Socialista han instado al alcalde a trabajar en la recuperación de todos los espacios públicos ocupados en la franja litoral afectada, “cuestión que para Salado debe ser incómoda porque no ha movido un solo dedo y le recordamos que es esencial y prioritario además de un proceso, en algunos casos, largo y complejo para poder ejecutar cualquier proyecto en la zona” han recordado.

“La campaña, de marketing y publicidad, que ha costado inicialmente 34.719,98€ sabemos que hasta el momento ha servido para contratar a dos jóvenes militantes del PP de Rincón de la Victoria que obran de informadores en el patio del Ayuntamiento y como plataforma publicitaria del alcalde, con varios anuncios y vídeos promocionales en el que el propio alcalde es el protagonista” ha añadido Antonio Sánchez, “campaña participativa, la han denominado, y si realmente hubiera un interés porque la ciudadanía se implique, participe y finalmente vote, ¿de verdad que no han pensado en otras fechas más idóneas que las navideñas y con un plazo de solo dos semanas?, desde luego no tiene ni pies ni cabeza” ha concluido Sánchez.

Nuevamente, y ante un periodo electoral, el Partido Popular utiliza un proyecto muy importante para el municipio como éste y ha calculado los plazos y el calendario para generar expectativas basadas en una gran mentira a pocos meses de unas elecciones municipales, han denunciado.