Este lunes han dado comienzo los primeros trabajos con la rehabilitación de las barandillas de los senderos del entorno natural. La inversión de las actuaciones supone un total de 325.701,92 euros financiados por la Diputación provincial.

 

El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria instalará un nuevo alumbrado público con tecnología LED en el entorno de Los Acantilados de El Cantal, a través del proyecto de Rehabilitación y Señalización de la Senda Litoral con un presupuesto de 325.701,92 euros financiados por la Diputación de Málaga.

Se trata de un proyecto “muy interesante desde el punto de vista medioambiental al sustituir las luminarias convencionales que se encuentran en mal estado, por unas que permitan reducir el consumo y la contaminación lumínica”, señala el concejal de Infraestructuras, Sergio Díaz (PP).

Se procederá a la sustitución de unas 80 luminarias en total, distribuidas entre el interior y el exterior de Los Túneles. Se trata de una nueva instalación lumínica  más duradera, que tendrá  una mayor altura que las actuales con la finalidad de eliminar el riesgo de posibles actos vandálicos. “Mediante la instalación de puntos de luz de tecnología LED se llevará a cabo una mejora de la eficiencia energética, de la accesibilidad y seguridad en los túneles y los pasos peatonales”, añade Díaz.

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado (PP), ha destacado “la  importancia de este proyecto para la puesta en valor de este espacio turístico y medioambiental por donde transcurre La Senda Litoral malagueña que promueve e impulsa la Diputación para aportar un mayor atractivo a los municipios de la Costa del Sol, entre ellos Rincón de la Victoria”.

Además, añade el regidor, “estas mejoras potenciarán esta localización, una de las más turísticas de Rincón de la Victoria, para hacerla más atractiva y accesible con el objetivo que visitantes y turistas puedan disfrutar de este espacio único en el municipio”.

La empresa responsable de los trabajos es Probisa, Vías y Obras, S.L.U que cuenta con un presupuesto de 325.701,92 euros financiados en su totalidad por la Diputación provincial en el marco de la Senda Litoral. Los trabajos, según explica el edil, tienen como finalidad realizar “importantes mejoras para la recuperación de este enclave turístico de interés público que actualmente presenta una situación de deterioro en pavimentos, barandillas, alumbrado, y falta de accesibilidad”, explica el concejal.

Los trabajos que comenzaron este lunes con la rehabilitación de barandillas en los senderos del entorno, van a consistir en garantizar la seguridad y tránsito mediante la colocación de pavimentos continuos, elementos de protección frente a desniveles, la instalación de alumbrado idóneo y eficaz en términos lumínicos y medioambientales, reparación de daños vandálicos, entre otras actuaciones en más de medio kilómetro de recorrido.

Además de la renovación de la instalación del alumbrado público a través del suministro y colocación de luminarias de  tecnología LED, también se realizarán trabajos de regrapeado, desmontaje y renovación de balizas reflectantes deterioradas, pintado de carril bici, electricidad MT/BT, pavimento. En las zonas peatonales entre túneles, se procederá al desmontaje e instalación de nuevos bancos de hormigón prefabricado, la retirada y renovación de nuevas barandillas de madera, el corte y demolición de pavimento y la rehabilitación de capa superficial de pavimento impreso.

 Los trabajos se han planificado con la intención de interferir en la menor medida posible en el uso y disfrute de esta zona.

 El periodo de ejecución de obras es de tres meses. El proyecto ha sido redactado por el equipo técnico del Ayuntamiento de Rincón  de la Victoria.

Los Acantilados

La franja litoral del municipio presenta en la zona entre las localidades de Rincón de la Victoria y La Cala del Moral una topografía muy abrupta, tipo acantilado, en la que se encaja el antiguo trazado de ferrocarriles suburbanos y una serie de senderos que bordean la línea costera, ambos de naturaleza peatonal.

La existencia de una flora propia en este acantilado de naturaleza calcárea, que sobresale del perfil costero, unido a lo dicho anteriormente, confieren a este enclave un carácter singular por su belleza natural y paisajística así como grandes posibilidades de disfrute y uso para actividades sociales, deportivas y de esparcimiento, etc.