El Ayuntamiento de Nerja aprobará de manera definitiva el próximo 26 de diciembre, en sesión plenaria extraordinaria y urgente, la reducción del recibo del Impuesto municipal sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

 

A ello se une la entrada en vigor de la rebaja de la cuota del Impuesto sobre Bienes e Inmuebles (IBI), tanto urbano como rústico, al no haberse recibido alegaciones durante el periodo de exposición al público.

Con la aprobación de la rebaja del gravamen del IBI de naturaleza urbana al 0,461%, el importe del recibo volverá a la cantidad que se pagaba antes de la subida aprobada por el anterior gobierno tripartito. El impuesto de los bienes de naturaleza rústica se rebaja al 0,3%, lo que supone el mínimo legal establecido en la Ley General Tributaria.

El alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, ha destacado que “así damos cumplimiento a nuestro programa de gobierno desde el primer año, impulsando medidas encaminadas a reducir la carga fiscal de nuestros vecinos y nuestras vecinas. Primero rechazamos la propuesta del Ministerio de Hacienda de incrementar los valores catastrales, lo que habría supuesto un incremento del 3% del recibo del IBI, y ahora rebajamos el tipo gravamen del impuesto, por lo que el próximo año los nerjeños y mareños volverán a pagar la misma cantidad que en el año 2017”.

Respecto al impuesto de circulación, tras su aprobación definitiva se reducirá de manera lineal la cuota un 10% en los próximos tres años, siendo un 2,5% en el recibo del 2020. Además, se aplicará una bonificación del 50% para los  vehículos híbridos, y del 75% para los eléctricos a partir del próximo año.

Además, en el Pleno extraordinario se aprobará un nuevo expediente de reconocimiento extrajudicial de crédito, para que los proveedores con los que el Ayuntamiento mantiene deudas puedan cobrar trabajos realizados y servicios prestados.