El segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, Víctor González, y el concejal de Hacienda, David Vilches, comparecieron ante los medios de comunicación para dar respuesta a las alegaciones al presupuesto municipal de 2019 presentadas por el Partido Popular, “que en lugar de contribuir a una mejora del documento persiguen nuevamente obstaculizar la gestión del equipo de Gobierno con mentiras y confundiendo a los vecinos”.

 

El segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, Víctor González, y el concejal de Hacienda, David Vilches, comparecieron en la mañana del lunes ante los medios de comunicación para responder a las alegaciones presentadas por el Partido Popular al presupuesto municipal de 2019, así como a las acusaciones realizadas por el mismo grupo político en rueda de prensa, que “en lugar de contribuir a una mejora del documento por el bien de la ciudadanía, persiguen nuevamente obstaculizar la gestión del equipo de Gobierno con mentiras y confundiendo a los vecinos”, según afirmaron ambos ediles.

Víctor González volvió a recordar que el presupuesto municipal persigue “cubrir las necesidades reales de la ciudadanía; de ahí que apostemos fuertemente por las políticas sociales, la generación de empleo y el equilibrio entre los territorios”. González resaltó que el presupuesto contempla unos 13,5 millones de euros para diferentes actuaciones vinculadas a asuntos sociales; ya sean ayudas a menores, ayudas de emergencias, ley de dependencia (con más de 6 millones de partida), ayudas al transporte universitario, entre otras.

Asimismo, el edil dio algunas pinceladas de otras cifras a destacar “que hacen que el presupuesto tenga entre sus prioridades la creación de nuevos puestos de trabajo; con los casi 5,4 millones de euros destinados a Cultura, los más de 2 millones a invertir en Turismo y Playas y los 800.000 euros dirigidos exclusivamente a programas que fomenten la generación de empleo”.

Víctor González recordó también que el equipo de Gobierno ha reducido en 1,2 millones el gasto corriente “para aliviar las cuentas municipales y continuar reduciendo el coste por habitante”, y que “la Ley de Sostenibilidad, que en su día puso en marcha el Gobierno Central del PP, obliga al Ayuntamiento a afrontar primero las deudas con los bancos en lugar de poder pagar a los proveedores, a pesar de tener liquidez”.

El concejal de Hacienda, David Vilches, puntualizó para comenzar que algunos aspectos que el PP había criticado en rueda de prensa luego no aparecían en las alegaciones presentadas al presupuesto, “por lo que ruego al Sr. Bonilla que no mienta más solo con la intención de generar falsas polémicas, obstaculizar el trabajo del equipo de Gobierno y confundir a los ciudadanos”.

Vilches quiso aclarar que las ayudas a la ciudadanía suponen una herramienta muy útil para poder redistribuir las cargas fiscales de manera justa y equilibrada entre todos los vecinos y vecinas. “Nosotros no queremos subir los impuestos, pero si eliminamos las ayudas a la ciudadanía, como solicita el PP en sus alegaciones, los ciudadanos que menos ganan y menos tienen se verían perjudicados, y es lo que no vamos a permitir y lo que evitamos manteniendo estas ayudas».

Otra de las alegaciones hace referencia a los atrasos laborales, a lo que el edil de Hacienda aclaró que el presupuesto ya contempla una partida para eso, “y estamos trabajando junto a Recursos Humanos para establecer un calendario y así acabar definitivamente con esa cantidad pendiente que tiene el Ayuntamiento».

El PP alega también que, según su plan de ajuste, a día de hoy deberían haberse pagado todas las facturas extrajudiciales, a lo que Vilches respondió que “también ese plan de ajuste decía que a día de hoy debíamos tener una deuda municipal de 40 millones y la hemos rebajado hasta 32 millones; y aunque los vecinos puedan pensar que con esos 8 millones de diferencia podríamos pagar a proveedores o realizar inversiones, la Ley de Sostenibilidad que en su día creo el PP nos lo impide, porque da prioridad al pago a las deudas con los bancos».

“Otra acusación falsa que hace el Sr. Bonilla para seguir confundiendo a la ciudadanía es que con 1,5 millones de euros se resuelve el tema de las ‘casillas de la vía’ y se pueden construir 40 viviendas sociales; cosa del todo inviable”, añadió Vilches, que continuó diciendo que “el Sr. Bonilla debería preocuparse mejor de solicitar a sus compañeros de partido de la Junta de Andalucía que aumente el parque de viviendas sociales en Vélez-Málaga, que es su competencia, y así tal vez podemos resolver esa situación y realojar a esos vecinos”.

Desde el equipo de Gobierno también se quiso aclarar que el Ayuntamiento apuesta por acabar con las Entidades Urbanísticas de Conservación para que así todos los vecinos estén recogidos por igual en los planes de actuación del consistorio; “y resulta curioso que el PP se queje también por esas entidades cuando en cuatro años de Gobierno en mayoría absoluta no hizo absolutamente nada para resolver ese asunto”, resaltó el concejal de Hacienda.

Ambos ediles concluyeron sus intervenciones destacando que los presupuestos municipales están elaborados pensando en el interés general y para mejorar la vida de todos y cada uno de los vecinos del municipio.