Subrayan que el primer arranque de curso de la consejería de Ciudadanos acarrea despidos, recortes y parálisis en la respuesta ante las necesidades educativas en la provincia.

 

La vicesecretaria general del PSOE de Málaga, Antonia García, y la diputada provincial del PSOE, Patricia Alba, han denunciado hoy tras el arranque del curso escolar en Infantil y Primaria la “nefasta gestión” del Gobierno andaluz, “que ha provocado que profesores con más de 10 años de servicios se hayan quedado este verano sin obtener vacante”.

“Maestros interinos de Infantil o Primaria que llevaban años recibiendo una vacante informatizada en verano que les aseguraba un puesto para todo el año no la han recibido este agosto y se han visto obligados a irse al paro a la espera de que les manden, como al principio de sus carreras, a hacer sustituciones. Esto no había ocurrido nunca en Andalucía, ni tan siquiera cuando debido al decreto de Rajoy hubo que reducir el número de interinos en nuestra comunidad”, ha dicho García.

Así, la vicesecretaria general ha declarado que “las primeras medidas en materia de educación que está adoptando el Gobierno andaluz demuestran que el gobierna de las derechas tiene una hoja de ruta muy clara: el desmantelamiento de la educación pública con el objetivo de privatizar servicios”, porque “el curso escolar en Infantil y Primaria ha comenzado con recortes, despidos y un desastre de gestión por parte del gobierno de la derecha en Andalucía”.

Antonia García ha recordado que este curso ha arrancado con el cierre de 11 unidades en educación infantil de segundo ciclo en la provincia de Málaga y 42 unidades en primaria, afectando fundamentalmente a pueblos pequeños y zonas rurales, en comarcas como la Serranía de Ronda o la Axarquía, lo que viene a acentuar un problema como el de la despoblación. “Además, curiosamente todas las unidades eliminadas son de centros públicos, mientras que en la concertada no se ha eliminado ninguna”, ha subrayado.

Además, se ha referido al “despido de 73 trabajadoras por parte del Gobierno de PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox”, “enviándolas al paro”. Diez mujeres entre estas trabajadoras afectadas pertenecen a la escuela infantil El Faro del municipio malagueño de Torrox, por lo que García ha señalado que el PSOE ya ha presentado sendas iniciativas en el Parlamento de Andalucía y la Diputación de Málaga para intentar frenar el despido de estas mujeres.

Finalmente, García ha acusado al Gobierno “de las derechas” de “no creer en la educación pública”. “Lo vimos con el recorte en 700 plazas en la convocatoria de oposiciones al cuerpo de maestros, frente a lo previsto por el anterior Gobierno socialista y lo hemos visto con el gran fiasco este verano en el programa de refuerzo para acabar con el fracaso escolar, donde se preveía atender a 100.000 alumnos y no se ha llegado ni al 2%. Y lo hemos vuelto a ver ahora en el inicio del curso escolar con los recortes, los despidos y un desastre de gestión”, ha dicho.

“Este caos en el inicio del curso escolar tiene un responsable directo: el consejero de Educación, Javier Imbroda. El fichaje estrella de Ciudadanos ha conseguido en apenas unos meses ponerse en contra a toda la comunidad educativa. Imbroda ha demostrado su incapacidad para dirigir la política educativa del Gobierno andaluz. Para los socialistas, una educación pública y de calidad es una prioridad absoluta. El Gobierno de las derechas nos va a tener en frente en su intento por desmantelar la educación pública en Andalucía para allanar el camino a la educación privada”, ha concluido.

Por su parte, Patricia Alba ha denunciado que el inicio de curso también viene marcado por una instrucción de funcionamiento “dañina” para los centros, “absoluta ausencia de mejoras en infraestructuras y de programas educativos”, mientras que “lo que sí encontramos es humo y propaganda”.

En cuanto a la instrucción relativa a organización y funcionamiento, ha destacado que “su validez jurídica y su alcance pueden ser seriamente cuestionados”. “Diecisiete páginas que han puesto patas arriba el sistema educativo, con falta de respeto a la autonomía de los centros, a sus equipos directivos y al Parlamento de Andalucía, que es quien debe legislar”, ha dicho.

“La consejería quiere de forma unilateral y con un claro sesgo ideológico imponer instrucciones que desestabilizan el sistema educativo sólo por intereses partidistas”, ha añadido, asegurando que esta instrucción se haya elaborado son la consulta ni el consenso de la comunidad educativa y que se haya dado a conocer a través de la prensa o las redes sociales. “Una falta de respeto del consejero”, ha dicho.

En cuanto a infraestructuras, Alba ha criticado “la falta absoluta de ímpetu” del Gobierno de PP y Ciudadanos, “pues la única obra ejecutada, el nuevo colegio en Cártama, fue una obra que el anterior Gobierno socialista dejó ya en ejecución”. “El Gobierno de las derechas ha tenido ya nueve meses para iniciar alguna obra de las programadas, pues ninguna finalizada para este inicio de curso”, ha dicho.

“Tampoco se han ejecutado obras de climatización, ni siquiera las que estaban previstas, ni obras de retirada de amianto cuando el año pasado ejecutamos 30 obras de este tipo en la provincia, en un plan completamente paralizado, y no se han ejecutado obras de patología, algo que ha provocado el desalojo del CEIP Intelhorce, a lo que tenemos que añadir la instalación de varias aulas prefabricadas”, ha dicho.

Así, Alba ha criticado a la delegada del Gobierno en Málaga, Patricia Navarro, “que ha pasado de anunciar el aumento de la inversión por alumno y un plan de infraestructuras a estar callada como un avestruz”, acusando al Gobierno andaluz de tener a la educación pública “en encefalograma plano”. “Menos vídeos, menos propaganda y más trabajo”, ha concluido.