Beatriz Rubiño subraya que “ante un problema europeo tenemos que tomar medidas de carácter europeo”, asegurando que desde Andalucía se seguirán reclamando medidas de cooperación en los países de origen. 

 

La secretaria de Políticas Migratorias y Andaluces en el Exterior del PSOE de Andalucía, Beatriz Rubiño, ha destacado hoy los 7,5 millones de euros que el Gobierno de Susana Díaz dedica este año a políticas migratorias. Unas políticas que desde hace años el Gobierno andaluz viene poniendo en práctica “por ser Andalucía la puerta de Europa a las personas que vienen desde África”. “Andalucía es una tierra de acogida y una tierra solidaria”, ha dicho.

Rubiño, que ha participado en la jornada de puertas abiertas de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en Málaga, con su director, Francisco Cansino, el secretario de Políticas Migratorias y Exterior del PSOE de Málaga, Antonio Yuste, la secretaria de Movimientos Sociales del PSOE de Málaga, Rosa del Mar Rodríguez, el secretario general del PSOE de Málaga Centro, Rafael Granados y el secretario de Cooperación Internacional e Inmigración de Juventudes Socialistas de Andalucia, Rafael Moreno, ha puesto en valor al actual Gobierno socialista de Pedro Sánchez, “que ha demostrado que España es un país sensible y solidario al acoger a las personas que estaban a bordo del barco Aquarius”.

Así, ha recordado que en esta semana, el 20 de junio, se ha conmemorado el Día Internacional de la Persona Refugiada, y ha puesto el acento en “esas miles personas, de niños, niñas, mujeres y hombres que salen perseguidos de sus países por razones políticas, sexuales o religiosas”. “Hay datos aberrantes, ya que sólo en un año han aumentado en 3 millones las personas que solicitan asilo y 65 millones de personas en el mundo se han visto desplazadas dentro o fuera de sus fronteras por este tipo de razones”, ha dicho.

“Ante un problema de tal tamaño los países tenemos que dar una respuesta, principalmente los que nos encontramos en el Mediterráneo, especialmente España y Andalucía, y otros como Italia o Grecia”, ha dicho Rubiño, subrayando que “ante un problema europeo tenemos que tomar medidas de carácter europeo”, criticando que “lo que no podemos hacer es mirar para otro lado, como ha hecho el Gobierno de Rajoy hasta hace unas semanas”. “Desde Andalucía vamos a seguir reclamando, como hace nuestra presidenta Susana Díaz, medidas sobre todo de cooperación en los países de origen; no basta con atajar el problema aquí, hay que erradicar el problema en el origen”, ha concluido.

Por su parte, Francisco Cansino ha explicado que en el centro trabajan en un programa para inmigrantes vulnerables, con cuarenta plazas, y veinticinco para un programa de protección internacional o asilo, y ha destacado la labor que realizan para la integración de las personas con las que trabajan a nivel jurídico, psicológico, y en materia laboral y de formación.