Los socialistas reconocen con la distinción ‘Fuego y Sal’ al Restaurante Maribel por sus 35 años dedicados a la restauración en La Cala del Moral. Antonio Sánchez se compromete a recuperar el Concurso de Espeteros de Rincón de la Victoria.

 

El presidente y portavoz del grupo del PSOE en la Diputación de Málaga, Francisco Conejo, ha propuesto hoy la creación de un distintivo especial para los chiringuitos malagueños que apuesten por la excelencia. Conejo ha participado este mediodía junto al secretario general del PSOE en Rincón de la Victoria y candidato a la Alcaldía, Antonio Sánchez, en el acto de entrega de la distinción ‘Fuengo y Sal’ al Restaurante Maribel por sus 35 años dedicados a la restauración en La Cala del Moral.

Antes de la entrega de este reconocimiento, Conejo ha señalado que los socialistas pretenden que candidatura del espeto de sardinas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO sirva para relanzar y potenciar la imagen de nuestros chiringuitos. “Tenemos espetos porque tenemos chiringuitos”, ha destacado, al tiempo que ha subrayado que “la candidatura debe ser un revulsivo para el sector”.

Por ello, ha adelantado que el PSOE va a pedir a la Diputación de Málaga que colabore con la candidatura no sólo elaborando el proyecto de la misma, sino también creando desde Sabor a Málaga un distintivo especial para los chiringuitos malagueños que apuesten por la excelencia.

Conejo ha recordado que el pleno de la Diputación aprobó ayer una iniciativa del PSOE en este sentido, una propuesta que los socialistas vienen planteando desde hace algunos años pero que el gobierno del PP no ha llevado a cabo.

El portavoz socialista ha apuntado que la Diputación tiene establecimientos singulares, un reconocimiento a hoteles y restaurantes de la provincia “con encanto”. “Entendemos que debemos crear también un distintivo para chiringuitos que trabajen por la excelencia, que tengan determinadas características de calidad. Lo mismo que tenemos la Q de calidad de nuestras playas, queremos un distintivo de chiringuitos de calidad”, ha explicado.

En este sentido, ha afirmado que esos chiringuitos deben demostrar su apuesta por la calidad en todos los ámbitos: productos autóctonos y de calidad, servicio que prestan, enclave donde se sitúan, cuidado del entorno, etc.

Por su parte, el secretario general del PSOE de Rincón de la Victoria y candidato a la Alcaldía, Antonio Sánchez, se ha comprometido a volver a poner en funcionamiento el Concurso de Espeteros de Rincón de la Victoria a partir de mayo del año que viene desde la Alcaldía del municipio. “Tendrá ámbito provincial y servirá para recuperar esa tradición  y ayudar a que no se pierda ese oficio tan digno”, ha asegurado.

Sánchez ha dado su apoyo a los hosteleros de playa y ha asegurado que es un “orgullo” que el grupo socialista en la Diputación se haya acordado de Rincón de la Victoria para esta distinción y un “orgullo” que se reconozca a un restaurante como Maribel que lleva “35 años prestando servicio a los caleños”.

El Restaurante Maribel lleva 35 años ubicado en La Cala del Moral (Rincón de la Victoria), cinco como chiringuito de cañizo y los últimos treinta años con la actual concesión. Fundado por Paco y Maribel, actualmente la segunda generación mantiene este negocio  familiar: su hija Maribel y su yerno Fali Romero.  Este establecimiento ha sido galardonado por la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Rincón de la Victoria (ACERV) con la Distinción a la Permanencia Empresarial.

En el acto de entrega han estado presente el presidente de la Asociación de Empresarios de Playas, Manuel Villafaina, y el presidente de la Carta Malacitana, Antonio Carrillo, colectivo promotor de la candidatura del espeto de sardinas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO junto a Marbella Activa. Además, también han asistido los diputados provinciales Josele González, Irene Díaz, Luis Guerrero, Manuel Chicón y Antonio Yuste.