Díaz lamenta que la mala gestión de la crisis alimentaria ha hecho que la alarma social se haya multiplicado.

 

La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, ha instado al Gobierno andaluz a tomar medidas urgentes para que el consumidor recupere la confianza en la industria cárnica de nuestra tierra. Díaz ha mantenido hoy una reunión en Benaoján con representantes del sector cárnico acompañada de la alcaldesa del municipio, Soraya García, y el secretario general del PSOE malagueño, José Luis Ruiz Espejo.

Díaz ha anunciado que los socialistas andaluces van a presentar enmiendas a la iniciativa registrada en el Parlamento andaluz por los grupos del gobierno para incorporar las conclusiones que está aportando el conjunto del sector en sus encuentros con el PSOE. “El apoyo al sector se tiene que ver reflejado en que el consumidor recupere la confianza y eso es urgente”, ha asegurado, al tiempo que ha especificado que  “para recuperar la confianza la gente tiene que tener la tranquilidad de saber que lo que consume y lo que come no pone en peligro ni su salud ni su vida”.

De esta forma, ha reclamado “una información correcta que determine sin excesos como ha habido en los últimos días que se ha vulnerado el principio de precaución para intentar corregir la mala gestión que se hizo de Magrudis y sin poner en peligro a todo un sector y crear alarma social como la que se está generando en Andalucía”. Al tiempo, ha planteado la necesidad de una campaña “potente” previa a la campaña de Navidad, “que es clave para la facturación de estas pequeñas y medianas empresas”, de consumo de productos de cerdo andaluz.

Igualmente, ha pedido apoyo a la comercialización y a la distribución de nuestros productos. “Muchas de las empresas que no tienen nada que ver con la crisis alimentaria de este verano están recibiendo muchísimas pérdidas por devolución o retirada de la mercancía y por falta de confianza del consumidor”, ha dicho.

Según Díaz, “siempre que se producen acontecimientos ajenos a la responsabilidad de nuestras empresas quien tiene que dar la cara es la propia administración, sean inundaciones, incendios o una mala gestión de una crisis alimentaria”.

Por último, la secretaria general de los socialistas andaluces ha considerado que “tiene que haber también apoyo a los trabajadores, porque a día de hoy están perdiendo su empleo y se están produciendo ERTES”. Por ello, ha adelantado que el PSOE se lo va a pedir al gobierno andaluz y al de España. “Tiene que haber un respaldo para que cuanto antes esos trabajadores vuelvan a las industrias. Incentivos a estas industrias para que estos trabajadores recuperen sus trabajos”, ha detallado.

Díaz ha confiado en que haya consenso en torno a estas enmiendas y ha lamentado que “la gestión de esta crisis alimentaria no ha sido la correcta”. “Esto le puede pasar a cualquier territorio de España, lo importante es cómo uno haga frente a ello. Ahora las consecuencias pueden ser muy duras para muchos pueblos de Andalucía y eso hay que corregirlo de manera urgente. Vamos a arrimar el hombro, vamos a ayudar, pero vamos a pedir celeridad, que haya muchísima transparencia en la información, mucho apoyo al sector e información a los consumidores para cuanto antes recuperen la confianza que es fundamental en una etapa como esta que empieza la campaña de Navidad muy pronto”, ha afirmado.

Díaz ha destacado que “hemos sido un ejemplo siempre de seguridad alimentaria”. “La marca Andalucía dentro de la marca España lo que vende en el exterior es seguridad alimentaria, porque nuestras empresas hacen un esfuerzo enorme. El estado de histeria en el que está el gobierno andaluz no puede provocar que la gestión esté siendo cada vez peor, incluso sin esperar los datos del Instituto Nacional de Microbiología”, ha manifestado en referencia a las muestras tomadas en la fábrica de Benaoján.

La secretaria general de los socialistas andaluces ha resaltado que en Andalucía existen 500 industrias cárnicas que mueven 8.800 trabajadores con una facturación de 1.800 millones de euros y 700.000 toneladas de carne de cerdo que se venden, lo que nos sitúa como la tercera productora de España. “La mala gestión de la crisis alimentaria ha hecho que la alarma social se haya multiplicado. E incluso los últimos acontecimientos de querer unir lo que ha pasado en Magrudis con todo el sector cárnico está provocando que haya pérdidas considerables sobre todo en pequeñas industrias y en pueblos pequeños como Benaoján, cuyo principal ingreso está ligado a su industria cárnica”, ha expuesto. Díaz ha recordado que en Benaoján unas 300 personas están ligadas al sector de la industria cárnica y ha reiterado que es necesaria una actuación urgente “porque es un sector fundamental en la economía andaluza”.

Una reválida para el Gobierno andaluz

Sobre las elecciones generales del 10N, Díaz ha señalado que se trata de una reválida para el gobierno de Andalucía, “una nueva reválida”. En este sentido, ha recordado que el 28 de abril y el 26 de mayo los andaluces “dijeron con claridad que no quería un gobierno de derechas tan de derechas” en nuestra tierra y el próximo día 10 de noviembre “este gobierno vuelve a pasar esa reválida, donde yo estoy convencida que la izquierda estará por encima de la derecha porque la gestión ha sido un cambio a peor en Andalucía”.