“El 2D hay que elegir entre una presidenta como Susana Díaz, defensora de la Ley de Dependencia, y el recortador de este derecho, el señor Moreno Bonilla”, asegura Conejo.

 

El portavoz del PSOE en la Diputación de Málaga y candidato socialista al Parlamento andaluz, Francisco Conejo, ha destacado hoy el compromiso de la candidata socialista a la presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, de mejorar las condiciones de empleo de trabajadoras y trabajadores de la atención a la dependencia.

Tras mantener un reunión con representantes de UGT de cuidadores y cuidadoras acompañado de la diputada provincial Sonia Ramos, Conejo ha expuesto que el PSOE se compromete a desarrollar, dentro de la financiación del Servicio de Ayuda a Domicilio y los convenios con las corporaciones locales, la normativa necesaria para que un mínimo del 75% del precio hora repercuta en los salarios de las profesionales, con el objetivo de mejorar las condiciones del empleo y la calidad de la atención prestada a las personas en situación de dependencia.

“Las cuidadoras y cuidadores de la dependencia, de los 13 euros a la hora que paga la Junta, cobran 6,5 euros. Por ley vamos a poner en cláusulas que el 75% de lo que paga la Junta sea para las cuidadoras y los cuidadores profesionales. Que no quede en manos de la empresas o las entidades sino que vaya a las trabajadoras para que tengan un sueldo digno”, ha dicho Conejo.

Asimismo, ha expuesto el compromiso del PSOE con una plena cobertura en la atención a la dependencia. Para ello, ha avanzado que se incrementará en un 20% la financiación del Sistema de Atención a la Dependencia en Andalucía durante la próxima legislatura, “para que no tengamos listas de espera y todos los dependientes tengan garantizada su atención”.

“El 2D hay que elegir entre una presidenta como Susana Díaz, defensora de la Ley de Dependencia, y el recortador de este derecho, el señor Moreno Bonilla”, ha asegurado Conejo.

Así, ha destacado que con el Gobierno de Susana Díaz Andalucía lidera el ranking nacional de atención a personas con dependencia. Desde 2015 hasta 2018 se han incorporado más de 129.300 personas beneficiarias con 184.500 prestaciones nuevas. Desde el inicio de la aplicación de la ley de Dependencia Andalucía ha atendido a más de 435.000 personas y ha invertido más de 12.400 millones de euros, 4.700 millones en esta legislatura.

“La Junta está sufragando prácticamente a pulmón el coste de la Ley de Dependencia en Andalucía. Hemos estado financiando el 82% frente al 18% del Estado, a pesar de que la Ley preveía una cofinanciación 50/50 entre Junta y Estado. Con el Gobierno del Partido Popular se recortó en más de 730 millones la atención a la dependencia. El sector de los servicios sociales y la dependencia ha creado en Andalucía más de 48.000 empleos. De ello, más de 18.000 han sido creados por el servicio de ayuda a domicilio”, ha resaltado.

Asimismo, ha apuntado que el Servicio de Teleasistencia en Andalucía lo reciben 219.000 personas, de las que 81.600 son personas en situación de dependencia (41% del total nacional). Mientras que el Servicio de Ayuda a Domicilio de la atención a la dependencia lo reciben 64.400 personas (30% del total nacional). También ha recordado que en septiembre de 2018 se aprobó un paquete de medidas de atención a la dependencia: ampliación de plazas residenciales y de teleasistencia, que supondrá la incorporación de 17.400 personas.

Por el contrario, ha criticado que el PP ha desmantelado el sistema de atención a la dependencia y “Moreno Bonilla ha sido el ejecutor” como secretario de Estado. Entre otras medidas que impulsó ha mencionado el recorte de las prestaciones, incumpliendo el acuerdo de financiación de la dependencia al 50-50 con las comunidades autónomas (bajó del 50% al 18%). Además ha recordado que desde el año 2012 al 2018, el Gobierno del PP recortó 730 millones de euros en la financiación de la dependencia.

“En 2012, con Moreno Bonilla como secretario de Estado de Servicios Sociales, se reformó la ley y empeoró el funcionamiento de la dependencia: desmanteló el sistema de atención a la dependencia; redujo las horas del servicio de ayuda a domicilio, deteriorando la calidad del servicio; impuso un nuevo baremo de valoración más restrictivo que el anterior y quitó el derecho a las prestaciones de la seguridad social a las cuidadoras no profesionales, mayoritariamente mujeres”, ha relatado.

“Moreno Bonilla es el enemigo público número uno de las personas dependientes en este país. El 2D tenemos que dar un no rotundo al recortador de la dependencia y apostar por un gobierno como el de Susana Díaz que apuesta por que la Ley de Dependencia siga siendo un derecho y siga generando empleo”, ha concluido.