Los socialistas apuestan porque el espíritu del 8M llegue hasta el último rincón del mundo rural.

 

El grupo socialista en la Diputación de Málaga va a presentar una moción en el próximo pleno de la institución proponiendo medidas dirigidas a proteger y ofrecer salidas  laborales y familiares a las mujeres rurales. Así lo han anunciado hoy en rueda de prensa la portavoz del grupo del PSOE en la Diputación, Antonia García, y la viceportavoz de los socialistas en la institución provincial, Estefanía Merino.

García ha explicado que los socialistas plantean multiplicar por tres el presupuesto de la Diputación destinado a igualdad para poner en marcha un plan de empleo específico para mujeres en el ámbito rural, financiar una atención pública de las mujeres víctimas de violencia machista en nuestros pueblos, que actualmente está externalizada, destinar más recursos a las asociaciones de mujeres de nuestros pueblos y promover el emprendimiento femenino en el ámbito rural y la formación en prevención.

“Los y las socialistas queremos una Diputación que empodere a las mujeres rurales. Una Diputación que proteja a las mujeres rurales. Una Diputación que ofrezca a las mujeres rurales salidas laborales y familiares. Una Diputación que entienda que el papel de las mujeres rurales es clave para luchar contra la despoblación que los pequeños y medianos municipios están sufriendo. Y una Diputación que apueste porque el espíritu del 8M impregne cada uno de los rincones de nuestro mundo rural”, ha resumido.

La portavoz socialista ha querido en nombre de su grupo mostrar “nuestra rotunda condena y repulsa” por el último asesinato machista en Estepona. “Un nuevo crimen machista, un nuevo horror, que nos obliga a todos y todas a no mirar para otro lado y a no dar ni un paso atrás. Tenemos que seguir protegiendo a las mujeres, desarrollando las medidas del Pacto de Estado y dotando de partidas presupuestarias la lucha contra la violencia machista”, ha dicho.

García ha reivindicado que el PSOE es un partido “comprometido con la igualdad entre mujeres y hombres” y que  “llevamos el feminismo en el corazón”. Así, ha destacado que los socialistas han “renovado” su compromiso este año con el espíritu del 8M. “Hemos vuelto a vivir un 8 de marzo histórico en las ciudades de nuestro país. Cientos de miles de mujeres y hombres se han echado a la calle a reclamar igualdad. Cientos de miles de mujeres y hombres que se han manifestado para decir sí a lo que las derechas dicen no”, ha asegurado.

En este sentido, ha afirmado que las derechas “son la mayor amenaza que tienen hoy en día los derechos y las libertades de las mujeres”. “Lo estamos viendo en Andalucía, donde décadas de lucha por la igualdad pueden perderse por el machismo retrógrado que la extrema derecha pretende imponer. Y lo hemos visto aquí en la Diputación, donde con el gobierno del PP y el respaldo de Ciudadanos las políticas de igualdad han sufrido un importante retroceso en personal y gestión”, ha expuesto.

De esta forma, ha puesto como ejemplo que el presupuesto de la Diputación para cubrir las necesidades que tiene el servicio provincial de igualdad en la lucha contra el desempleo femenino en el ámbito rural, fomento del asociacionismo feminista y lucha contra la violencia de género y por la promoción de la igualdad mediante acciones de protección de las víctimas “es claramente insuficiente”. Asimismo, ha señalado que pese a la cifras de desempleo femenino en municipios menores de 20.000 habitantes, el PP “no ha invertido ni un céntimo en un plan de empleo para mujeres rurales en 8 años de gobierno”.

“Frente a estas derechas que, insisto, son la mayor amenaza que tienen hoy en día los derechos y las libertades de las mujeres, los y las socialistas seguimos trabajando por la igualdad real de las mujeres. Y aquí en la Diputación de Málaga lo hacemos poniendo sobre la mesa propuestas para mejorar la vida de las mujeres que viven en nuestros pueblos, verdadera razón de ser de esta institución”, ha resaltado.

Por su parte, la viceportavoz del grupo socialista, Estefanía Merino, ha recordado que la población femenina representa el 49,9 % en los municipios menores de 20.000 habitantes, que en nuestra provincia 48 municipios  están por debajo de ese porcentaje en población femenina y que en la última década el porcentaje de población femenina sobre el total de habitantes ha bajado. “Es necesario que la Diputación ponga en marcha medidas para que las mujeres rurales puedan mantener una vida activa en sus pueblos”, ha apuntado.

Al tiempo, se ha referido a la apuesta femenina por el autoempleo en las zonas rurales españolas. Según datos de ATA, el 55,3% de los nuevos emprendedores en 2018 fueron mujeres. En términos absolutos, las mujeres representan el 35,6% del total de autónomos en España, cifra que asciende hasta el 54% en el medio rural.

“Es necesario hacer  políticas que garanticen los servicios sociales en las zonas rurales, una adecuada implantación de las nuevas tecnologías que promuevan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, que generen empleo de calidad, que garanticen la corresponsabilidad en la vida profesional y familiar y que fomenten la incorporación de mujeres y jóvenes al mundo laboral”, ha detallado.

En este sentido, ha abogado dar oportunidades a las mujeres y a los jóvenes que quieran formar parte del engranaje emprendedor, facilitándoles las herramientas necesarias, aprovechando su talento para encontrar oportunidades laborales en aquellos recursos que vertebran y dan vida a nuestro medio rural. Así, ha defendido el apoyo desde la Diputación al emprendimiento femenino, con ferias como FEMMA, fomento del cooperativismo, etc.

“Otra asignatura pendiente es educar y trabajar la igualdad tan necesaria para romper con los roles y estereotipos de género, eliminar brechas salariales, económicas y profesionales y sobre todo acabar con la violencia de género”, ha explicado. Merino ha propuesto la aprobación de un plan de empleo femenino en los municipios menores de 20.000 habitantes.

En paralelo, se ha referido a la apuesta por la formación en prevención. La responsable socialista ha recordado que los ayuntamientos son los que están más cerca a las mujeres víctimas de violencia machista que necesitan ayuda, “por eso debemos asesorarlos y darles herramientas para que puedan actuar con rapidez y con seguridad”. Para ello, ha propuesto elaborar un manual de actuación, “que sepan qué hacer, a quién llamar, dónde enviarlas, etc”.

Asimismo, ha planteado la necesidad de un asesoramiento técnico directo para que las asociaciones de mujeres que opten a subvenciones de la Diputación  puedan hacer sus proyectos, justificarlos, hacer sus presupuestos, etc.

“Planteamos una Diputación que trabaje en el mundo rural en romper con roles y estereotipos de género, en eliminar brechas salariales, económicas y profesionales y sobre todo en acabar con la lacra social que es la violencia machista”, ha concluido.