Estrés postvacacional: del paraíso al infierno en apenas unas horas.

Los días se hacen más cortos y comienza a refrescar por las noches. Un año más, lo bueno se acaba. Y de nuevo una sombra planea sobre nuestra cabeza. Se terminó lo de levantarse sin hora, los días de descanso, de disfrute, de andar por la playa.

Quizá le invada un sentimiento de añoranza de unos días de ocio que ya parecen lejanos, de frustración por lo rápido que han transcurrido (¡todo un año esperando las vacaciones y ya se han acabado!) y, finalmente, un cierto estado depresivo ante la vuelta al trabajo. 

Adiós, verano. Bienvenido, síndrome postvacacional. 

Seguro que sabe de qué le hablo. 

Sin embargo, más allá de esa aparente sensación de tristeza y desasosiego, el estrés postvacacional puede ser responsable de patologías más serias. Un enemigo invisible que no sólo está en la cabeza, sino que afecta también al organismo, tomando el control de determinados procesos fisiológicos y sembrando el caos en el metabolismo. 

El síndrome postvacacional es en realidad el proceso de adaptación de nuevo a la rutina. Y lleva aparejadas manifestaciones físicas, psicológicas y emocionales. 

Ante un problema que realmente existe… también existen soluciones que funcionan. Y con ellas en Plantas & Bienestar hemos preparado un informe especial que le aconsejamos leer con detenimiento si quiere alejar el fantasma del síndrome postvacacional y empezar el nuevo curso cargado de ánimo, ganas y sin pizca de estrés. 

Tanto si aún le quedan unos días de vacaciones por delante como si ya tiene un pie dentro del nuevo curso, le aconsejo que lo lea con detenimiento. Le enseñaremos a prevenir el impacto del estrés en su organismo antes de que sea demasiado tarde. Y también a que el estrés ocasionado por el día a día no vuelva a afectarle.

Mens sana in corpore sano

Miles de investigaciones vinculan a día de hoy el estrés con los problemas de salud. 

De manera general, estos estudios demuestran que el estrés disminuye la eficacia del sistema inmunitario, aumenta el riesgo de enfermedades coronarias y de las degeneraciones ligadas a la edad o al entorno, en especial el cáncer

Pero, ¿por qué ha llegado a ser el estrés tan destructivo? Pues sencillamente porque lo hemos incorporado a nuestras vidas. Lo sufrimos en los medios de transporte, en los atascos, con las luces halógenas, las prisas, las aglomeraciones, el ruido urbano, las exigencias del trabajo… Aún no nos hemos recuperado de un episodio estresante cuando surge otro. 

Y cuando el estrés se vuelve crónico, tiene su reflejo en nuestro metabolismo. Como consecuencia directa, las glándulas suprarrenales producen dos hormonas en exceso:

  • La adrenalina, que favorece la circulación sanguínea en los órganos vitales para hacer frente a un peligro inminente, pero en detrimento de otros conjuntos de órganos (el sistema inmunitario, el aparato digestivo o el reproductor), que trabajan más lentamente.

  • El cortisol, que estimula la síntesis de glucosa en el hígado, lo que provoca subidas y bajadas del azúcar en sangre. El exceso de cortisol bloquea la acción del sistema inmunitario, inhibe la producción de hormonas sexuales y la formación ósea.

Como ve, los riesgos de un estado de estrés prolongado son reales. Y éste se produce especialmente con la vuelta al trabajo, tras las vacaciones. 

Si usted lo sufre año tras año, le invito a leer el informe que le hemos preparado. Le enseñaremos las armas para enfrentarse al estrés postvacacional de una forma natural y para evitar también su aparición en los meses siguientes. Siempre, por supuesto, apoyándose en todas las soluciones antiestrés que emanan del poder curativo de las plantas.

Un completo programa antiestrés

El protocolo antiestrés que va a descubrir en el informe incluye:

  • Los 5 pilares esenciales para combatir el estrés. 

  • Una infusión diaria de una planta mineralizante como son las hojas de ortiga secas, que le aportará calcio, magnesio y potasio. 

  • El efecto de las plantas adaptógenas como el ginseng, el eleuterococo o la rodiola, que actúa como tratamiento de fondo calmando la hiperactividad de las glándulas suprarrenales. 

  • La acción rápida ​y puntual de plantas calmantes como la melisa (contra la ansiedad y la angustia), la valeriana (cuando el estrés va acompañado de síntomas digestivos) y el hipérico o hierba de San Juan (si se presenta un estado depresivo). 

Cuanto antes comience a actuar sobre el estrés, antes verá sus resultados. Y no sólo a la vuelta de vacaciones: aumentará su calidad de vida durante todo el año. 

Si usted sufre los efectos de esta plaga del s. XXI llamada estrés, el informe que va a recibir de regalo le va a ser de inmensa ayuda. Como también lo serán el resto de soluciones basadas en plantas que también encontrará en el ejemplar de Plantas & Bienestar en el que está incluido el informe del estrés, y que vamos a enviarle completamente gratis. Así, también va a poder leer sobre los siguientes temas:

  • Energía. Si padece fatiga, para recuperar la energía no hay nada mejor que los estimulantes que ofrece la naturaleza, como es el polen fresco, la hoja de ortiga o el agua de mar, entre muchos otros. Eso sí, primero deberá conocer el tipo exacto de fatiga que tiene (nerviosa, física, síndrome de fatiga crónica…) para elegir el remedio adecuado. 

  • Tisana para dejar de fumar. Si ha pensado en dejar de fumar de una vez por todas esta infusión sin duda le interesará. A base de diente de león, llantén mayor, astrágalo y fumaria, junto a otras plantas, podrá limpiar su organismo, que es el primer paso para vencer la dependencia a la nicotina de forma saludable y eficaz. 

  • Crema exfoliante para mantener el bronceado. El buen color de las vacaciones se puede perder en un abrir y cerrar de ojos. Para limpiar la piel tras los excesos del verano sin perder el moreno, le indicamos la receta para preparar una crema exfoliante ¡que además le ayudará a combatir la celulitis!

  • Hongos. Cada vez son más los estudios que confirman las virtudes de los hongos, usados en Asia desde hace milenios. Por ello hoy en día se les considera los medicamentos del futuro, gracias a su formidable potencial terapéutico. Conozca los beneficios que ofrecen para tratar todo tipo de infecciones, además de enfermedades como la diabetes y el cáncer. 

  • Arándanos. Además del poder nutritivo de sus frutos, descubrirá que los arándanos son muy beneficiosos para la salud, en concreto la de sus ojos. Le indicamos todas las variedades que puede cultivar usted mismo… ¡junto a estupendas ideas de recetas para sacarle el máximo partido a su delicioso sabor!

  • Lachnanthes. Esta planta americana es el mejor aliado para los problemas de cuello y la tortícolis, que además le ayudará a recuperar la flexibilidad a sus cervicales. 

  • Té verde contra la sequedad bucal. Nuevos estudios confirman los beneficios del té verde para la producción de saliva, y por tanto aliviar este incómodo problema.

  • Brécol. ¿Sabía que beber brécol protege de la contaminación atmosférica? Un nuevo estudio lo confirma. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *