Tras el éxito de la IV Convocatoria de la Marcha por la Senda Litoral y la Dignidad de Benajarafe y Chilches, la Asociación Plataforma Ciudadana por Benajarafe y Chilches (ByCH) exige al ayuntamiento de Vélez-Málaga una mesa de trabajo para abordar las carencias en servicios e infraestructuras originadas por la falta continuada de inversiones en la zona. 

 

La marcha, que tuvo lugar el lunes 26 de agosto, partió sobre las siete de la tarde de la estación de Chilches y recorrió el trazado de la senda litoral para finalizar en la estación de Benajarafe.

Tras cuatro convocatorias, a pesar de la amenaza de tormenta y de celebrarse un lunes de agosto, los vecinos no faltaron a la cita y fueron casi trescientos los que se unieron a la marcha reivindicativa. Cualquier ayuntamiento dialogante, respetuoso e interesado en el bienestar de sus ciudadanos hace tiempo que habría tomado en serio a este movimiento vecinal.

En lugar de eso, el de Vélez-Málaga hasta el momento sólo se ha pronunciado para poner en duda la motivación de la Asociación Plataforma Ciudadana por Benajarafe y Chilches. Como si no fuera suficiente incentivo el ser el agujero negro del trazado de la senda litoral; o la falta de acerado en la cara norte de la N340, nuestra avenida principal; o la inexistencia de un servicio de urgencias sanitarias básicas, y de una plaza de pediatría para unas localidades que suman ya el 10% de la población del municipio; o un colegio de primaria e infantil sin gimnasio ni salón de actos y ya al límite de su capacidad; o la necesidad de un instituto de educación secundaria; o la simbólica presencia policial en nuestras localidades, cuando en verano duplicamos la población residencial, a la que habría que sumar los visitantes de un solo día; o las carencias en parques y zonas verdes; o la limitadísima, testimonial, oferta cultural y deportiva; o, casi nada, el desinterés por parte del consistorio en recepcionar las urbanizaciones, debiendo los vecinos asumir el mantenimiento e iluminación de las calles de toda la zona occidental de municipio.

Desde la Plataforma ByCH volvemos a pedir al ayuntamiento que asuma al fin la gravedad de estas carencias y que nos incluya en una mesa de trabajo para tratar todos estos temas. De momento, sin darnos una negativa explícita a esta propuesta, nos da largas y nos entretiene en cordiales reuniones que nunca fructifican en compromisos concretos.

No es casualidad que mantengamos dentro del lema de la convocatoria la palabra Dignidad porque es la que mejor define la motivación de este movimiento vecinal. Todas nuestras demandas suman para corregir la desigualdad territorial dentro del municipio, una desigualdad histórica que menoscaba la dignidad de los vecinos de toda la zona occidental.