“Queremos que siga existiendo un Estado Social y del Bienestar fuerte, es lo que la derecha no quiere cuando habla de bajar impuestos para debilitarlo y que haya más desigualdad”, ha dicho.

El candidato socialista al Congreso, Ignacio López, ha afirmado hoy en Fuengirola que la justicia social será una de las prioridades del futuro gobierno del PSOE liderado por Pedro Sánchez que saldrá de las urnas el 28 de abril. “El PSOE es garantía del blindaje de los derechos sociales en la Costa del Sol”, ha dicho.

Para López, “la Costa del Sol necesita un gobierno sensato y estabilidad política para mirar al futuro con justicia social, progreso económico y regeneración democrática”, ha explicado López, al tiempo que ha lamentado que los partidos de derecha “se han instalado en la crispación y en la degradación de la vida pública con insultos y mentiras y propuestas que nos harán volver 40 años atrás”.

“Desde el PSOE ofrecemos esperanza para seguir avanzando sin que nadie se quede atrás y lo hemos demostrado con medidas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros para alcanzar los 1.160 euros o que las pensiones estén garantizadas en la Constitución”, ha explicado.

Además, también ha apostado por el impulso de las políticas de becas y el refuerzo de los sistemas educativo y sanitario públicos “para que siga existiendo un Estado Social y del Bienestar fuerte, lo que la derecha no quiere cuando habla de bajar impuestos para debilitarlo y que haya más desigualdad”, ha concluido.

Por su parte, el candidato a la alcaldía del municipio, Javier García León, ha afirmado que la situación actual del alquiler de vivienda en Fuengirola “es una situación que nos preocupa sobre todo para los jóvenes, por eso en el programa electoral del PSOE nos comprometemos a buscar soluciones habitacionales para quienes tienen menos recursos pero, igualmente, derecho a una vivienda”, ha explicado.

“A esta propuesta de Pedro Sánchez vamos a sumar en Fuengirola la construcción de viviendas en régimen de alquiler a precios asequibles en la ciudad y a llegar a acuerdos con las promotoras para que, en lugar de monetizar la transformación urbanística, se pongan en marcha apartamentos con precios asequibles para los menores de 35 años”, ha concluido.