Hoy ha dado comienzo en Nerja el proyecto “Facilitando la Integración de los Menores Expulsados” FIME, impulsado por la Concejalía de Juventud, con el que se pretenden ayudar a los alumnos que son castigados con la expulsión en los institutos de la localidad. El proyecto se desarrollará a lo largo de todo el periodo académico.

 

El concejal de Juventud, Daniel Rivas, ha explicado que “este proyecto, que por primera vez se desarrolla en nuestro municipio, cuenta con el apoyo de los directores de los dos Institutos de Enseñanza Secundaria y las Asociaciones de Madres y Padres de los centros, de tal forma que, cuando un menor es expulsado, acudirá al Centro de Juventud donde realizará actividades específicas de desarrollo social, de la mano de profesionales”.

En ese mismo sentido, la responsable del proyecto, Katia Machuca Sánchez, manifiesta “de esta forma facilitamos la integración de menores expulsados de institutos, trabajamos con ellos a nivel personal, con diferentes técnicas como la tolerancia a la frustración, el control de impulsos, herramientas de comunicación, autoestima, desarrollo emocional, de manera que cuando vuelvan al instituto tengan mayor capacidad para integrarse en el centro”.

Además, se trabaja con las familias de los alumnos expulsados para que sean un apoyo, y de esta forma entre todos hagamos un entorno mucho más adecuado, que facilite su integración.