La coalición de izquierdas cree que el montaje de la Real Feria de San Miguel ha marcado la convocatoria de un pleno extraordinario a escasos diez días de la sesión ordinaria de septiembre.

 

El pleno extraordinario celebrado este viernes en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, para reconocer facturas pendientes de pago, a escasos diez días de la sesión ordinaria de septiembre, ha suscitado la crítica del grupo municipal de Izquierda Unida.

Según el portavoz de esta formación, Miguel Ángel Sánchez, “el gobierno veleño sigue condicionando el presupuesto y la agenda política del municipio a la celebración de eventos festivos. Pues ni el importe total de las facturas, ni el objeto de las mismas, justificaban un pleno extraordinario como el que hemos tenido esta mañana. Máxime cuando en apenas diez días se va a celebrar ya la sesión ordinaria de septiembre”.

“Este reconocimiento extrajudicial de deuda tal vez logre salvar el montaje de la Feria de San Miguel, pues la mayor parte de las facturas estaban relacionadas con actuaciones pendientes de pago a artistas o con gastos derivados de la organización de eventos en años anteriores, pero con ello ni se logra incidir en el periodo medio de pago (que sigue por las nubes), ni tampoco se da un trato igualitario a todos los proveedores, priorizando a unos frente a otros  que llevan incluso más tiempo esperando cobrar los servicios prestados al municipio”, añadió Sánchez.

El edil de IU ha culminado su valoración del pleno acusando al  gobierno de trabajar con unos presupuestos municipales cada vez más alejados de las previsiones de gasto, de ahí estos reconocimientos extrajudiciales de deuda; a la par que ha calificado de torpeza política la convocatoria de esta sesión extraordinaria, en la que el ejecutivo local se ha quedado solo y sin argumentos para defender este paquete de facturas pendientes de pago tan discriminatorio y sesgado.