El portavoz de esta formación, Miguel Ángel Sánchez, afirma que “Se está a tiempo de atender las peticiones que han ido planteando los vecinos por registro de entrada y de explicar el sentido de esta parte del proyecto de peatonalización, para acabar con la preocupación que viene generando entre comerciantes y residentes de las zonas afectadas por las obras”.

 

El grupo municipal de Izquierda Unida ha remitido un escrito al alcalde veleño, el socialista Antonio Moreno Ferrer, proponiendo que se tengan en cuenta las peticiones que, en relación a las obras previas a la peatonalización del centro de la ciudad de Vélez-Málaga, han venido formulando los vecinos por registro de entrada en los últimos días, así como que se convoque una reunión abierta para explicar los pormenores del proyecto y acabar con la incertidumbre que actualmente embarga a comerciantes y residentes de las zonas afectadas por las obras.

Según el portavoz de esta formación, Miguel Ángel Sánchez, la iniciativa surge como respuesta a la preocupación existente entre los vecinos del entorno de Calle Cristo por la supresión de plazas de aparcamiento durante estas obras previas a la peatonalización del centro veleño, así como a raíz de la incertidumbre reinante en esta zona por las modificaciones que se van a  llevar a cabo en la ordenación del tráfico en confluencia de esta céntrica calle veleña con C/ Cervantes y C/ del Mar.

“Preocupación y malestar” que, como ha recordado Sánchez, “también expresaron públicamente esta semana los comerciantes y que nace del desconocimiento que, en cierto modo, se tiene sobre todas estas actuaciones”.

“En relación a lo primero, a la pérdida de aparcamientos, dado que nos consta que ya se han registrado peticiones formales por parte de los interesados, hemos planteado  al alcalde en nuestra iniciativa que sería conveniente tomar en consideración todas esas solicitudes y estudiar la fórmula de conjugar la concreción de las obras con el mantenimiento de los aparcamientos de C/ Cristo”, explicó el edil de IU.

“Para suplir la falta de información y para disipar la incertidumbre que está generando la nueva ordenación del tráfico rodado que se va a implantar, creemos que procedería que el gobierno articulara una reunión con residentes y comerciantes para explicar todos los pormenores técnicos del proyecto, así como -en la medida de lo posible- estudiar si se pudieran incorporar al mismo las sugerencias de la vecindad”, añadió.

“Estamos totalmente seguros de que es necesario que se explique a fondo el proyecto, de ahí esta iniciativa. No sería la primera obra que incorpora sugerencias de los vecinos durante su ejecución”, concluyó el portavoz del grupo municipal de IU.