Preocupados por el cierre de un par de bolsas de aparcamiento existentes hasta ahora en Reñidero y en el entorno de Camino de Málaga, y antes de que el proyecto de peatonalización previsto para el centro de la ciudad elimine también esa plazas de estacionamiento en zona azul de Calle Canalejas, los ediles de Izquierda Unida solicitan formalmente una reunión con el alcalde de Vélez-Málaga para abordar junto a los responsables del Centro Especial de Empleo de Amivel posibles alternativas que permitan corregir esta falta de aparcamientos en la capital de la comarca de la Axarquía.

 

Tras el encuentro que el grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga mantuvo la semana pasada con la Asociación Amivel, los concejales Miguel Ángel Sánchez y Alicia Pérez Gallardo solicitan una reunión con el alcalde veleño para abordar la problemática de la falta de aparcamientos en la capital de la comarca de la Axarquía, haciéndose eco también de la preocupación expresada en los últimos días sobre este mismo asunto por la propia asociación de comerciantes y también con la vista puesta en la afluencia de visitantes que la ciudad recibirá esta Semana Santa “ya a la vuelta de la esquina”.

 El portavoz de esta formación, Miguel Ángel Sánchez, ha explicado que a su grupo le gustaría que en esa reunión con el máximo mandatario veleño estuviesen también presentes tanto Amivel, como centro especial de empleo que viene gestionando desde hace décadas los aparcamientos, así como una representación de los comerciantes. Al objeto de explorar soluciones antes de que el gobierno inicie el proyecto de peatonalización del centro, obra que va a traer aparejada la pérdida de todos los aparcamientos de calle Canalejas, donde la zona azul está implantada y el aparcamiento en rotación viene funcionando muy bien.

A esa desaparición de aparcamientos en rotación prevista a corto y medio plazo, Sánchez ha añadido también el que en los últimos tiempos Amivel haya perdido dos bolsas de aparcamiento que venía gestionando y que también eran clave para el centro más comercial de la ciudad: una próxima al Camino de Málaga y otra en Reñidero.

“Se suprime aparcamiento y no se avanza tampoco en la expansión de la zona azul, que apenas ha desplegado el 40% de los viales previstos en su día en el pliego, con lo que la situación debe hacer que nos salten las luces de alarma no sólo en víspera de fiestas como la Semana Santa, sino también en el día a día, por el perjuicio que esta falta de espacio donde estacionar tiene para el comercio tradicional… y de ahí la llamada de atención de la ACEV”, advirtió el edil de IU.

El portavoz de la coalición de izquierdas se ha mostrado, no obstante, convencido de que hay alternativas que se tienen que explorar antes de iniciar el proyecto de peatonalización previsto por el Ayuntamiento. Entre las que estaría, por ejemplo: tratar de recuperar -desde la negociación con la propiedad- el uso de las dos bolsas  de aparcamientos que Amivel ha dejado de gestionar en precario, la del Camino de Málaga y la de Reñidero, e incluso abrir la negociación a los propietarios de otros suelos en el entorno del Pozancón o Calle del Río, unos solares hoy cerrados y sin uso pero que durante un tiempo ya fueron utilizados como aparcamientos privados.

Según Sánchez la realidad es que Vélez-Málaga “tiene una importante asignatura pendiente en la falta de aparcamiento”. De ahí que Izquierda Unida vea útil la reunión solicitada “para que el Ayuntamiento estreche aún más los lazos de colaboración con quienes vienen gestionando los aparcamientos veleños y creando a su vez empleo en un colectivo que lo tiene normalmente más difícil para acceder al mercado laboral como es el de la discapacidad, y también con los comerciantes  que son  piezas clave para que la ciudad permanezca viva y siga teniendo sentido”.

“Estamos por tanto convencidos de que ese intercambio de diagnósticos y preocupaciones, con el mapa visual que os hemos resumido de la problemática de los aparcamientos en nuestra ciudad, se puede avanzar en la búsqueda de soluciones factibles que, a buen seguro, vendrían a paliar los efectos que sobre el comercio, sobre los residentes y en los propios visitantes tiene esta asignatura pendiente”, concluyó.