Almáchar.

ALMÁCHAR

Ruta de la Pasa. ALMÁCHAR

Desde la carretera de Moclinejo, entramos al pueblo de Almáchar por el Paseo de la Axarquía, hasta llegar a la Plaza Alta del pueblo, en la que encontraremos una antigua parada de autobuses, que en la actualidad es conocida como Los Arcos, usada por los vecinos como área de descanso y recreo.

A través de los arcos, podremos admirar las vistas que nos ofrece el mirador del Paseo de la Axarquía. Desde aquí, empezamos nuestro recorrido a pie bajando a nuestra derecha por C/ Ríos, donde podremos observar la belleza de los balcones repletos de flores, a ambos lados de la calle.

Pasados unos metros, esta calle se convierte en C/ Eugenia, y desde aquí, adelantándonos unos pasos, a nuestra derecha, veremos la Casa Consistorial, punto de información turística de Almáchar. Seguimos nuestra bajada por la calle principal, y giramos a la izquierda por C/ Ntra. Sra. de Fátima.

Al encontrarnos con un gran cruce, giramos nuevamente a la izquierda en dirección de la Plaza de España, donde ya desde cierta distancia, se divisa el imponente campanario de estilo mudéjar de la iglesia de San Mateo, del siglo XVI, obra en la que se puede apreciar las

características estéticas del gótico tardío y del renacimiento. Si la puerta de la iglesia está cerrada, preguntamos a los vecinos del pueblo por la casa del cura, que nos acompañará para efectuar la visita.

Saliendo de la iglesia, giramos a la izquierda por C/ Sevilla, en dirección al casco antiguo y Mirador del Forfe. Continuamos nuestra bajada disfrutando de las vistas que nos ofrecen los callejones y esquinas alrededor de esta calle, la seguimos hasta el final para encontrarnos, a nuestra derecha, con el Mirador del Forfe, donde podremos hacer un descanso y apreciar las magníficas vistas del pueblo.

Continuando un poco más allá por C/ Sevilla, ya convertida en C/ Fuente Blanca, llegaremos a la fuente del mismo nombre, un antiguo bebedero de
animales, cuyas aguas están animadas por la presencia de peces rojos, en un entorno adornado por los vecinos con macetas variopintas al más puro estilo andaluz.

Volviendo atrás, cogemos a la derecha por C/ Forfe hasta el siguiente cruce, continuamos nuestra subida a la derecha por C/ Estación, y la seguimos hasta el final para llegar a la Plaza del Santo Cristo. Aquí seremos

sorprendidos por una verdadera exposición de flores, labor que los vecinos del pueblo mantienen diariamente y cuidan con cariño. Una vez llegados a la plaza del Santo Cristo, a la izquierda, podremos ver el edificio del Museo de la Pasa, en el que se nos brinda la oportunidad de conocer más acerca de este genuino producto y los procesos e instrumentos de labranza, a través de una exposición permanente de objetos y herramientas con más de un siglo de antigüedad.

Si la puerta del museo está cerrada, preguntamos por Encarnación o Emi en C/ Córdoba 27, junto del museo.

Nueva vuelta hacia atrás para girar a la izquierda por C/ Cabras y continuamos recto por C/ Postigo, admirando a ambos lados los estrechos callejones de Almáchar, de clara reminiscencia árabe.

Seguimos subiendo recto por C/ Francisco Hidalgo y tomamos su cuesta y andadura circular. En este tramo, encontraremos varias fuentes donde poder hacer un descanso y refrescarnos para afrontar con más vigor la fuerte pendiente que nos espera.

Continuamos la subida hasta llegar nuevamente a la Plaza de la Iglesia. Aquí tendremos dos opciones: si estamos cansados podremos deshacer el camino quehicimos al comienzo de nuestro recorrido y volver a la Plaza Alta del pueblo; si aún tenemos energía y no nos asustan las cuestas y pendientes, podremos deleitarnos con las vistas de un último tramo de Almáchar.

En este caso, al siguiente cruce, continuamos recto por C/ Almería, giramos primero a la izquierda y luego a la derecha por C/ Cerro y frente a nosotros, podremos reconocer el cementerio, desde donde es posible admirar otras espléndidas vistas de Almáchar.

Desde el mirador,damos una media vuelta al cementerio hasta

encontrarnos delante de la tranquila C/ Antequera. Una vez más, pasaremos junto a casas y callejones típicos. Continuando recto, nos incorporaremos nuevamente al Paseo de la Axarquía, desde donde empezamos nuestro
recorrido.

 

 LUGARES DE INTERÉS

Iglesia de San Mateo. Del siglo XVI, destaca su campanario de estilo mudéjar. Preguntar por la llave en la casa del cura, cerca de la iglesia.

Museo de la Pasa. Aquí podremos conocer más sobre la pasa, los procesos e instrumentos de labranza. Abierto los sábados y festivos de 11 a 16 h. y de 16 a 18 h. De lunes a viernes no festivos, preguntar por Encarnación o Emi. C/ Córdoba, 27.

Mirador del Forfe. Bonitas vistas al río y al casco antiguo del pueblo.

Fuente Blanca. Antiguo bebedero de animales, en la actualidad adornado con macetas variopintas, al típico estilo andaluz.

Plaza del Santo Cristo. El rincón más adornado de flores
de Almáchar.

ACTIVIDADESDE OCIO

Itinerario de senderismo La Mena (1 hora y media). Dificultad baja.

Itinerario de senderismo Ruta de Zapata (1 hora y 15 min.).Dificultad baja.

Itinerario de senderismo Cerro Acebuchal (5 horas). Dificultad media. Ruta desarrollada parcialmente en carril.

Itinerario de senderismo Cerro Patarra (3 horas). Dificultad media.
Para más información sobre los itinerarios de senderismo contactar con la oficina de turismo o el Ayuntamiento. Tel. 952512002.

 

FIESTAS

Febrero

En los carnavales de Almáchar hay concursos de disfraces con premios al mejor disfraz en las categorías de infantil y adultos. La fiesta se anima con actuaciones de murgas locales y foráneas.

Finales de Marzo

Semana dedicada a la figura del mayor en la que se incluyen actividades culturales, deportivas y lúdicas.

El viernes, día en que se clausura la semana, se produce un encuentro entre los mayores de Almáchar, de los pueblos cercanos y de varias barriadas de Málaga. Dicho día se concentran cientos de personas mayores y se realiza una visita cultural por el pueblo. La jornada finaliza con exhibiciones de bailes de salón.

Primer fin de semana de Mayo

En el programa de actos que se celebran durante todo el fin de semana destaca la misa del domingo por la mañana y la procesión, por la tarde, del Santo Cristo acompañado de bandas de música y cohetes, en medio del fervor popular.

La fiesta comienza el viernes, tras la bajada del Cristo del camarín a su trono. Las orquestas amenizan y ambientan la verbena, así como las actuaciones de afamados artistas. Torneos deportivos, bailes, fuegos artificiales, etc., complementan las jornadas festivas.

Domingo más próximo al 15 de Mayo

La romería parte desde la Plaza de España con la procesión del santo hacia el Paraje de la Cuesta Chica. Es una de las tradiciones más arraigadas y que continúa con escasas variaciones a través del tiempo. Se bailan verdiales y se realizan, entre otras actividades, juegos populares, carreras de cintas a caballo, concursos de carrozas y de paellas.

Finalmente, al atardecer, San Isidro vuelve al pueblo y de allí a la iglesia de San Mateo, acompañado por todas las carrozas que durante el día participaron en la romería.

 

Último fin de semana de Julio

Feria que Almáchar celebra en honor de su patrona. Los populares pasacalles abren las jornadas festivas, donde se entremezclan actividades lúdicas, religiosas, música moderna y regional, atracciones de feria, etc. La feria de día se celebra en el Paseo de la Axarquía y está dedicada, el viernes, a los niños, y el sábado a los jóvenes, que disfrutan de la fiesta de la espuma. El domingo, paella popular para los asistentes con actuaciones durante todo el día.

Primer Sábado de Septiembre

Almáchar, villa enclavada en el centro de la comarca, es uno de los lugares en donde el ajoblanco, bebida creada para calmar la sed en las tardes veraniegas, se halla más arraigada, tanto que es considerada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Miles de visitantes pueden saborear el ajoblanco, acompañado de uva moscatel, en los numerosos puestos ubicados a lo largo de las calles del pueblo, al mismo tiempo que asisten a las escenas culturales sobre la vida cotidiana montadas por los vecinos en los portales.

Sobre un escenario montado en la plaza de España, desfilan durante toda la tarde y noche actuaciones musicales, flamenco y bailes folclóricos.

Del 4 al 6 de Diciembre

Son tres días de convivencia, de cercanía entre los que dejaron su patria chica y marcharon a otras regiones. Desde Comunidades Autónomas como la vasca o la catalana, vuelven los almarchareños a encontrase con sus raíces. Hay música y danza, deportes y actividades tradicionales, degustaciones típicas y ceremonias oficiales. Pero sobre todo, la alegría de compartir muchos momentos con otros centenares de personas de todas las edades que, partiendo de un tronco común, han ido acoplándose a otras formas de vida, a otra cultura.

Finales de Diciembre

Cita cultural que se celebra en la Casa de la Cultura. Participan en este encuentro pastorales de este municipio y de otros pueblos como Mijas, Moclinejo y Benaque (Macharaviaya).

Patrimonio Histórico – Artístico

La islámica “mashar”, tierra de prados, fue tras la conquista cristiana una de las cuatro villas dependientes de Comares. Su solar urbano será sacralizado con la iglesia de San Mateo, y sus nuevos moradores mantendrán las tradicionales labores agrícolas, a pesar de la destructora filoxera de finales del siglo XIX, hoy recogidas y conservadas en el Museo de la Pasa.

Iglesia parroquial de San Mateo Apóstol.

La parroquia de Almachar se erige en 1505, al igual que las primeras de la provincia. Consta de tres naves separadas por dos pares de columnas con fuste muy grueso, sobre las que apean arcos de medio punto. Sus cubiertas adoptan soluciones gótico-mudéjares, con armadura central de par y nudillo hoy oculta por un falso techo plano, y armaduras de colgadizo en las laterales, empleando una bóveda estrellada para cubrir el presbiterio.

En 1756, con ocasión de la proclamación del Cristo de la Misericordia como patrono de la localidad, se añade a la cabecera del templo un conjunto formado por una sacristía en la planta baja, que se conforma como una amplia estancia cubierta con bóveda de cañón, sobre la que se dispone el camarín en la planta superior, coincidente con la embocadura del retablo. Este espacio, alineado con el eje central del altar mayor, tiene planta octogonal y se cubre con bóveda semiesférica rematada por un cupulín. Al exterior la obra se levanta sobre un arco, bajo el cual se dispone la calle de los Mártires, conformando una torre octogonal con columnas dobles de fuste liso en los vértices, y placas romboidales en cada cara, que decoran también la cornisa y se prolongan hasta el alero.

En la nave del Evangelio se abre un camarín barroco tardío, levantado a inicios del siglo XIX, dedicado a la Virgen de los Dolores. De planta octogonal, se decora con yeserías policromadas, con pilastras rematadas por ménsulas en las esquinas, y ventanas deco- radas con cartelas con hojarasca en las caras, cubriéndose con bóveda semiesférica en cuyos gajos se muestran los símbolos de la Pasión. Junto a la puerta, una inscripción data la obra y su patrocinio:

 

ESTE CAMARIN SE HIZO SIENDO CURA EL SEÑOR D. FRANCO SALVA I HERMANO MAYOR EL SEÑOR D. JUAN GUTIERREZ Y YASUSOLIS LO COSTEO LA HERMANDAD 1808.

La torre del campanario le aporta singularidad al edificio, conformándose como una torre pórtico, aunque desplazada del centro de la fachada. Aunque podía pensarse que su obra fue independiente de la del resto del templo, la continuidad de los canecillos de los aleros de la nave central por los dos lados, muestra que es contemporánea a la construcción de la iglesia. Una línea de imposta eleva el campanario por encima de la cubierta del templo, abriéndose sendos arcos enmarcados por alfiz, sobre los que se disponen canecillos en el alero y la cubierta, componiendo un conjunto de fuerte im- pronta mudéjar.

En cuanto al patrimonio mueble de la iglesia, podemos destacar las imágenes de Jesús Nazareno, obra de la primera mitad del siglo XX, cercana al estilo de Palma Burgos, la Virgen de los Dolores, escultura anónima de la misma época, y el Cristo de la Banda Verde (Cristo de la Misericordia), que toma su nombre del color de su pureza. La imagen actual, de gran devoción en la localidad, fue realizada por José Navas Parejo, en 1937. El retablo es obra neobarroca del escultor Rafael Ruiz Liébana.

Museo de la Pasa.

La importancia de la producción de pasa en la localidad propició la creación de este Museo, establecido en una casa ambientada a principios del siglo XX, con objetos de la vida cotidiana de la época, en la que destaca especialmente la cocina-comedor con su humero. Con respecto a la pasa se exponen elementos tanto para el cuidado de las viñas (utensilios para la poda, recolección y la limpieza de los sarmientos), el secado del fruto en los paseros, cribas para la selección por su tamaño, y todo lo necesario para el estuchado, realizado con moldes y vistosas reproducciones litográficas, que dejaban el producto envasado y listo para su comercialización.

Junto a todos estos elementos, también se exponen distintos aperos de labranza y otros objetos relacionados con la vida campesina de la época.