La Ruta del Aceite y los montes.

LA RUTA DEL ACEITE Y LOS MONTES

Entre espectaculares cambios de paisajes, un lago rodeado de montañas y hermosos y pintorescos pueblos serranos que otean el mar Mediterráneo, transcurre la Ruta del Aceite y los Montes de Málaga.

En este enclave de exuberante belleza de las sierras que coronan la Axarquía, los pueblos de Riogordo, Colmenar, Alfarnate, Alfarnatejo, Periana, Alcaucín y la Viñuela, componen una ruta de marcada personalidad ofreciendo un extraordinario paisaje de montañas en el que predomina el verde de los olivos y los pastos.

Son pueblos de fácil acceso desde Málaga por la autovía A-45, o bien, ya situados en la Axarquía, por la Ctra. del arco A-356.

Los restos de grandes muelas y enormes orzas que al paso podemos ir encontrando dan testimonio de la antigüedad del cultivo del aceite de oliva, el gran protagonista de la tradicional, riquísima y sana cocina mediterránea.

Los olivos de la variedad verdial y hojiblanca, abundantes en esta zona, dan origen a uno de los mejores aceites del mundo, elaborados en las tradicionales almazaras, donde se producen de forma totalmente natural.

Este aceite se caracteriza por su sabor frutado, dulce y agradable al paladar. Para disfrutar de la cultura que envuelve al también llamado oro líquido, esta ruta nos brinda múltiples

posibilidades, entre ellas, la de visitar el museo del aceite de Periana en Mondrón y la de asistir a la recolección de la aceituna, que comienza en el mes de diciembre.

La gastronomía es uno de los atractivos de esta ruta. Además del aceite de oliva, se pueden degustar los embutidos y las chacinas y el queso de cabra de elaboración propia en Colmenar; los afamados melocotones de Periana; el pan romano en Alcaucín; los caracoles y roscos de aceite de Riogordo; el gazpacho en Alfarnatejo; las cerezas de Alfarnate y sus roscos carreros.

La Ruta del Aceite y los Montes de Málaga, además de la riqueza gastronómica, nos ofrece alternativas de gran interés turístico.

El embalse de la Viñuela está desarrollando una actividad cada vez más apreciada de turismo rural y activo, siendo la zona de acampada del Alcázar en Alcaucín en plena Sierra Tejeda una de las más visitadas y demandadas entre los aficionados al contacto directo con el medio rural y la naturaleza.

Durante la Semana Santa, en Riogordo podemos disfrutar “El Paso de Riogordo” fiesta declarada de interés turístico nacional. Restos arqueológicos, leyendas de bandoleros, tradiciones populares y una profunda calma y tranquilidad completan el romántico entorno que ofrece esta ruta.

NO TE LO PUEDES PERDER

Si sólo tienes un día o un largo fin de semana para conocer la Ruta del Aceite y los Montes, esto es lo que no puedes perderte…

Una de las experiencias más auténticas de las Rutas de la Axarquía es disfrutar de su gente. Las iglesias y algunos recursos de la Ruta del Aceite y los Montes
están abiertos solamente los fines de semana por la mañana, pero hay siempre alguien del pueblo quienestá dispuesto a darte la llave en otros horarios sin
problemas…¡si se lo pides con cariño! En los recorridos que te sugerimos por cada localidad podrás encontrar sus datos de contacto.

  • Dar un paseo por el casco antiguo de Colmenar, visitar la iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción y la ermita de La Candelaria, disfrutando de las vistas de su mirador.
  • Hacer una dulce parada en el Museo de la Miel de Colmenar.
  • Pasear por el centro histórico de Riogordo, admirando las vistas desde la famosa C/ Agua y detenerte en su interesante Museo Etnográfico.
  • Visitar la iglesia de Ntra. Señora de la Asunción y la ermita de San Sebastián de Riogordo.
  • Llegar hasta el conjunto de casas del Cortijo Pulgarín Bajo y conocer su pequeño Museo Rural.
  • Recorrer el casco antiguo de Alfarnatejo, visitando la Iglesia del Santo Cristo de Cabrilla y disfrutar del bonito paisaje de montañas que lo rodea.
  • Comer en la antigua Venta de Alfarnate, tal vez la más antigua de toda Andalucía, o como alternativa, en el restaurante Los Pirineos del Sur de Alfarnatejo.
  • Disfrutar del casco antiguo de Alfarnate, visitando la iglesia de Santa Ana y las ermitas del Santo Cristo y de la Virgen de Monsalud.
  • Pasear por el casco antiguo de Periana, pasando por la iglesia de San Isidro Labrador, el antiguo lavadero, y visitar la cooperativa del aceite de Mondrón o de San Isidro.
  • Recrearse por el casco antiguo de Alcaucín, pasando por la Fuente de los Cinco Caños, la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción y el antiguo cuartel de la Guardia Civil.
  • Cenar en uno de los establecimientos de La Viñuela, El Pantano o el Hotel La Viñuela, gozando de las vistas al pantano.
  • Perderse entre las estrechas calles del casco antiguo de La Viñuela, pasando frente de la iglesia de San José.

Y SI TIENES UN FIN DE SEMANA

  • Dar un paseo por el casco antiguo de Colmenar, visitar la iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción y la ermita de La Candelaria, disfrutando de las vistas de su mirador.
  • Visitar el Museo de la Miel y las tiendas de productos típicos de Colmenar: embutidos, vinos, quesos y artesanía.
  • Comer en uno de los restaurantes de Colmenar: Belén, Balcón de los Montes, Los Pepes o Arco del Sol, sin olvidar probar los excelentes embutidos locales.
  • Recorrer el centro histórico de Riogordo, admirando las vistas desde la famosa C/ Agua.
  • Dedicar un tiempo para conocer los museos Etnográfico y de El Paso de Riogordo.
  • Visitar la iglesia de Ntra. Señora de la Asunción y la ermita de San Sebastián de Riogordo.
  • Cenar en el restaurante Los Pirineos del Sur de Alfarnatejo.
  • Dormir en el fantástico escenario del Cortijo Pulgarín Bajo, o, como alternativa, en la Casa Olivero, en el centro de Alfarnatejo.
  • Acercarse al conjunto de casas del Cortijo Pulgarín Bajo y su pequeño Museo Rural.
  • Pasear por el casco antiguo de Alfarnatejo, visitando la Iglesia del Santo Cristo de Cabrilla y disfrutando del bonito paisaje de montañas que lo rodea.
  • Comer en la antigua Venta de Alfarnate, tal vez la más antigua de toda Andalucía.
  • Dar un paseo por el casco antiguo de Alfarnate, visitando la iglesia de Santa Ana y las ermitas del Santo Cristo y de la Virgen de Monsalud.
  • Probar en uno de los establecimientos de Alfarnate los típicos roscos carreros y el licor resoli.
  • Cenar en medio de la naturaleza, en el conjunto turístico Las Mayoralas o El Cantueso de Periana.
  • Pasar la noche en uno de los complejos turísticos rurales de Periana: Cortijo Las Monjas, los Baños de Vilo, Las Mayoralas o El Cantueso.
  • Desayunar en uno de los bares en el centro de Periana, Verdugo o Leoncio, y dar un paseo por su casco antiguo, pasando por la iglesia de San Isidro Labrador y el antiguo lavadero.
  • Visitar la cooperativa del aceite de Mondrón o de San Isidro en Periana.
  • Disfrutar del casco antiguo de Alcaucín, detenerse en la Fuente de los Cinco Caños, la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción y el antiguo cuartel de la Guardia Civil.
  • Hacer un pequeño descanso en el bonito paraje natural de El Alcázar, puerta de acceso al Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.
  • Comer en uno de los establecimientos de La Viñuela, admirando las magníficas vistas del pantano, en los restaurantes de El Pantano o en el Hotel La Viñuela.
  • Visitar el casco antiguo de La Viñuela y la iglesia de San José. Recorrer el alrededor del pantano de La Viñuela realizando el paseo por su recorrido perimetral.