Rincón de la Victoria.

RINCÓN DE LA VICTORIA

Ruta del Sol y el Aguacate. RINCÓN DE LA VICTORIA

El término municipal de Rincón de la Victoria consta de 4 núcleos de población: La Cala del Moral, Rincón de la Victoria, Torre de Benagalbón y Benagalbón; los tres primeros situados en la franja costera y el último en el interior.

Empezamos nuestro recorrido en La Cala del Moral, el núcleo más cercano a Málaga, entrando o bien por su calle principal, la Avenida de Málaga, donde
encontraremos a la izquierda la animada Plaza Gloria Fuertes, o, a nuestra derecha por el bonito paseo marítimo, por el que podremos disfrutar de un recorrido entre la amplia playa y las típicas fachadas de las casas con el aliciente de poder hacer un descanso en uno de sus establecimientos y disfrutar de la vista del mar Mediterráneo.

Continuando hasta el final del paseo marítimo en dirección al Rincón de la Victoria, podremos ver frente a nosotros unos túneles que atraviesan la montaña por donde antiguamente pasaba el tranvía que conectaba Málaga con los demás ayuntamientos de la costa axárquica hasta llegar a Vélez-Málaga.

Los túneles, en la actualidad se han convertido en un atractivo y

peculiar itinerario peatonal, que enlaza los paseos marítimos de La Cala del Moral y del Rincón de la Victoria.

Pasamos a través de los túneles hasta llegar al paseo marítimo del Rincón de la Victoria, pero en vez de seguir recto, giramos a la izquierda y seguimos las indicaciones que nos dirigen a la torre almenara de El Cantal, ubicada sobre un acantilado a unos 30 metros sobre el nivel del mar, desde donde podremos admirar unas impresionantes vistas.

Tras haber disfrutado de un descanso en este agradable lugar, nos ponemos en
marcha para hacer una de las visitas de mayor interés que ofrece el municipio: La Cueva del Tesoro.

Se trata de una cueva de origen marino, único ejemplar de este tipo en toda Europa. Sus galerías se formaron debajo del nivel del agua por las corrientes y el oleaje.

En la cueva se encuentran restos de pintura rupestre, de cerámica y de la industria lítica del sílex.

El nombre de la cueva se debe a la tradición oral y escrita de la existencia de un supuesto tesoro escondido durante la época andalusí.

Junto a la Cueva del Tesoro, se encuentra el Parque Arqueológico del Mediterráneo: un recinto en cuya superficie de 90.000 metros cuadrados se ha recuperado la estructura geomorfológica y la vegetación mediterránea autóctona.

En la actualidad constituye un gran pulmón para el Rincón de la Victoria, al ser usado por la población como espacio sociocultural y recreativo.

Desde el Parque del Mediterráneo, nos desplazamos de nuevo hacia el Rincón de la Victoria, donde tomaremos su carretera principal, la Avenida del Mediterráneo.

Aquí, tras unos pocos metros, nos podremos detener a la izquierda en la plazoleta de la iglesia, donde encontraremos bares y una pequeña iglesia blanca de estilo andaluz.

Siguiendo por la Avenida del Mediterráneo, veremos a nuestra izquierda la Plaza del Ayuntamiento, que además de ubicarse en ella la Casa Consistorial, es quizás la zona más activa de todo el Rincón, con un agradable ambiente de bares y restaurantes. Antes de proseguir nuestro camino, volvemos al paseo marítimo (paralelo a la Avenida del Mediterráneo) para refrescarnos con la brisa mediterránea.

Un detalle muy curioso en este paseo marítimo es la biblioteca infantil del Rincón de la Victoria, instalada en un antiguo vagón del ya mencionado tranvía de la costa axárquica.

Continuando recto por la Avenida del Mediterráneo, nuevamente a la izquierda, nos encontraremos con una construcción de relevante importancia: la Casa-Fuerte de Bezmiliana, sin lugar a dudas, el monumento más emblemático del Rincón.

Fue construida alrededor del siglo XVIII como complemento de la tradicional organización de la defensa militar ya existente en el siglo XVI. La construcción, de

planta cuadrangular, consta de una muralla con dos garitas, un edificio central y un típico pozo cubierto en el exterior llamado alcuílla.

La puerta principal está coronada con el escudo de armas de Carlos III. Dentro
de la fortaleza destacan la “sala de la tropa” y la “sala del oficial” unidas por una misma chimenea con dos bocas.

Actualmente el edificio se usa como sala de exposiciones. Continuamos nuestro recorrido hacia Torre de Benagalbón, núcleo del que cabe destacar su torre almenar y el yacimiento arqueológico.

Ubicada sobre un pequeño montículo, la torre presenta una forma tronco cónica y como la Torre del Candal, remonta al siglo XIV, construida con la función de vigilar el mar para alertar a las fortalezas cercanas de incursiones de piratas.

El yacimiento romano es un enclave arqueológico que tuvo su origen en los siglos VIII y VII a.C., pero los restos más destacados corresponden a finales de los siglos III y principios del IV d.C.

Consta de un complejo termal con sus correspondientes salas de baño, letrinas
y una lujosa villa romana con trece mosaicos.

Desde la Torre de Benagalbón, terminamos nuestro recorrido desplazándonos hacia Benagalbón, el único núcleo del término municipal situado en el interior, con su singular estilo de pueblo blanco andaluz.

Su monumento más destacado es sin lugar a dudas el Museo de Artes Populares, creado en 1995 con el objetivo de preservar las raíces y tradiciones culturales autóctonas.

El museo está distribuido en dos partes: una dedicada a la tradicional casa labriega y otra a los enseres y aperos de labranza típicos de la zona.

LUGARES DE INTERÉS

Cueva del Tesoro. Única cueva en Europa de origen marino. Conocida por la tradición oral y escrita por la existencia de un supuesto tesoro escondido durante la época andalusí.

Parque Arqueológico del Mediterráneo: recinto en el que se ha recuperado la superficie geomorfológica y la vegetación mediterránea autóctona.

Torre almenara de El Cantal. Del siglo XIV, situada sobre un acantilado a unos 30 metros sobre el mar.

Casa-Fuerte de Bezmiliana. El monumento más emblemático del término municipal. Construida en el siglo XVIII como defensa a la piratería marítima.

Torre almenara de Torre de Benagalbón. Del siglo XIV, ubicada sobre un pequeño montículo.

Yacimiento romano de Torre de Benagalbón. Enclave arqueológico con restos del siglo III y principios del IV d.C.

Museo de Artes Populares de Benagalbón. Creado en 1995 para preservar las raíces y tradiciones culturales autóctonas.

ACTIVIDADESDE OCIO

Campo de golf Añoreta, con 18 hoyos. Abierto durante todo el año. Avda. del Golf, s/n. Tel. 952404000 [email protected] – www.anoretagolf.es

Ruta del Molino de Santillán (4 horas). Dificultad media.

Ruta de Torre de Funes (1 hora). Dificultad media.

Ruta de la Torre de Albenda (2 horas). Dificultad media.

Ruta del Cerro del Tío Caña (4 horas). Dificultad elevada.

FIESTAS

Concurso Tradicional de Verdiales de Benagalbón. Fiesta de Interés Turístico Provincial. En la segunda quincena de septiembre se celebra en Benagalbón este famoso concurso que concentra en sus calles a más de doce grupos de verdiales del estilo “montes”, interpretando este ancestral cante y baile, máximo exponente del folklore malagueño.