Vélez-Málaga.

VÉLEZ-MÁLAGA

Ruta del Sol y el Aguacate. VÉLEZ-MÁLAGA

Comenzamos la visita de los monumentos del casco histórico de Vélez-Málaga por el entorno de la Plaza de San Francisco, un conjunto que recibió en los años setenta el reconocimiento de Conjunto Histórico Artístico.

El edificio que articuló el barrio de San Sebastián es el Real Convento de Santiago, que se instaló en una antigua mezquita y que tras la conquista de la ciudad en 1487, los Reyes Católicos hicieron consagrar como parroquia.

En su interior, se pueden admirar en los altares imágenes del escultor granadino Domingo Sánchez Mesa y pinturas de Francisco Hernández.

Saliendo de la iglesia, en el lado noreste de la plaza, veremos la impresionante fachada del Palacio de Beniel, considerado el edificio civil más importante de la ciudad por su grandiosidad, belleza e influencia en la arquitectura veleña.

Fue construido en los primeros años del siglo XVII, hoy sede de algunos servicios municipales.

Desde la plaza podemos apreciar un sobrio edificio de ladrillo y piedra con una fachada con portada de mármol y escudos de la familia Molina Medrano. A su entrada, un zaguán nos comunica con su patio interior.

Junto al palacio, en su lado sudeste, se encuentra la popular Plaza de la Gloria, desde la que se puede acceder a la subida al Cerro de San Cristóbal y visitar la ermita de la patrona de Vélez-Málaga, la Virgen de los Remedios.

La ermita de Nuestra Señora de los Remedios fue levantada a mediados del siglo XVII y es uno de los edificios más singulares de la ciudad. De su interior
destacan el camarín de la Virgen y los medallones ovales de las pechinas.

Volviendo a la plaza de San Francisco, cogeremos la calle del mismo nombre para acercamos a la popularmente conocida Casa de Cervantes, de hermosa
fachada con grandes balcones y cierros de forja.

La entrada principal nos da paso a un zaguán que nos introduce en un bello patio de planta cuadrada. Desde la Casa de Cervantes, podemos dirigirnos a C/
Cilla para acercamos a la Cruz del Arrabal, capilla que conmemora la entrada del Rey Femando.

Desde esta capilla, podemos optar por seguir nuestro camino hacia la Plaza de la Constitución, a través de las calles Guirado y Córdoba, o bien, acercarnos al barrio de San Sebastián.

Si escogemos la segunda opción, tendremos que subir por C/ Arroyo San Sebastián, donde al final de la misma nos encontraremos con la ermita de San Sebastián que se encuentra en la actualidad en un lamentable estado ruinoso.

Retomando nuestro paseo desde la Cruz del Arrabal o desde la Casa de Cervantes, nos encontraremos en la Plaza de la Constitución, conocida popularmente como de San Juan. En el ángulo sudoeste de esta plaza se

ubica la parroquia de San Juan Bautista. Desde la plaza se contempla su gigantesco campanario en el que se aprecia la influencia del arte musulmán.

El interior de la capilla sorprende por su monumentalidad. Sus orígenes mudéjares permanecen ocultos por la reforma neoclásica llevada a cabo en los años centrales del siglo pasado.

Regresamos a la Plaza de la Constitución y nos dirigimos hacia el próximo edificio: El Pósito, un antiguo almacén de grano que tiene dos plantas, que fueron utilizadas como granero la planta superior y como lonja la planta baja.

Bajamos por C/ de las Tiendas, que serpentea el trazado de las murallas, en las que aún se pueden ver varios torreones, y que durante siglos fue la vía más importante de la ciudad.

Inmediatamente al bajar, veremos la fuente de Fernando VI, formada por un pilar y un frontispicio.

Seguimos bajando C/ de las Tiendas hasta llegar a una pequeña plazuela, donde se ubica la singular capilla de la Virgen de la Piedad, de planta poligonal y gran riqueza decorativa. La fachada está rodeada por una terraza tribuna.

Continuamos nuestro caminar hasta entrar en C/ de las Monjas, donde encontramos el monasterio de Nuestra Señora de Gracia.

La iglesia, levantada entre 1758 y 1774 es de estilo barroco tardío. Dejamos atrás uno de los conventos femeninos de Vélez para dirigirnos al segundo de ellos, el monasterio de Jesús, María y José, en la Plaza de las Carmelitas.

La iglesia está profusamente decorada con pinturas de la escuela granadina del siglo XVIII. De su exterior destaca la portada en piedra.

Volvemos a la Plaza de la Constitución donde pasaremos por la Puerta Real de la Villa, para adentramos en el barrio del mismo nombre y admirar la iglesia de Santa María y la Fortaleza.

En el lado norte de la plaza apreciamos un importante tramo de las antiguas
murallas medievales, perímetro defensivo que marcaba los límites de la ciudad y en cuyo trazado se disponían cuatro puertas, de las cuales solamente se conserva la Puerta Real de la Villa.

Iniciamos el recorrido a partir de ésta, en el lado noreste de la Plaza de San Juan, a la que se accede por un camino en ascenso que se quiebra hacia la izquierda.

Pasada la puerta hay una calle a la derecha, en rampa zigzagueante, que conduce a las calles Consistorial y Murallas Altas, desde la que arranca la C/ Real de la Villa, eje principal de la intrincada red viaria musulmana, que nos lleva a la iglesia de Santa María.

El Barrio de la Villa es el conjunto originario del núcleo urbano, con un trazado poco modificado y una serie de intrincadas callejuelas quebradas, sin apenas plazas.

Al final del barrio, en su parte norte se encuentra la iglesia de Santa María de la Encarnación. Este templo fue construido sobre el lugar que ocupaba la antigua mezquita a finales del siglo XV y principios del XVI.

Su distribución cristiana y los elementos mudéjares le confieren un ambiente singular.

Es quizás la obra de albañilería más importante de la diócesis malagueña. Bajo el templo aún se conserva su antiguo aljibe, con su pozo y la cripta. Mención especial merece el retablo del altar mayor, obra del siglo XVI de estilo renacentista.

Saliendo de la iglesia, en el punto más alto de Vélez- Málaga se sitúa la Fortaleza o Alcazaba, de planta irregular que se adapta al terreno, rodeada por los barrios de la Villa y Arroyo San Sebastián.

Es a partir del siglo XIII cuando adquiere especial protagonismo para convertirse entre los siglos XIV y XV en una de las fortalezas más importantes del reino nazarí.

En la actualidad, se encuentra en estado de abandono. Lo que queda de ella, son ruinas evocadoras desde donde se contempla una panorámica impresionante de la ciudad y del valle de Vélez-Málaga.

LUGARES DE INTERÉS

Real Convento de Santiago (Convento de San Francisco). Fundado por los Reyes Católicos en el siglo XV.

Palacio de Beniel. El edificio civil más importante de la ciudad.

Ermita Nuestra Señora de los Remedios, del siglo XVII. Espléndidas vistas del paisaje veleño.

Casa de Cervantes. Uno de los mejores ejemplos de arquitectura civil de la ciudad.

Parroquia San Juan Bautista. La iglesia data de 1487, aunque a mediados del siglo XVI experimenta una gran ampliación.

Fortaleza o Alcazaba. Castillo levantado en el siglo VIII que entre los siglos XIV y XV llegó a ser una de las fortalezas más importantes del reino nazarí.

ACTIVIDADESDE OCIO

Spa Mediterránea. Edif. Isla Center. Jumilla, 54, Urb. Viña Málaga – 29740 Vélez- Málaga. Tel. 902013686. www.mditerranea.com. Especialistas en tratamientos corporales, terapia oro y terapia perla.

Sala Gaultiers. C/ Duque de Ahumada, 26. Torre del Mar, 29740 Vélez-Málaga. Tel. 952965555 – 660396307. Discoteca de fiestas temáticas con una puesta en escena espectacular y original.

Sala Café-Teatro Casarte Azul. Camino Viejo de Málaga- Vélez-Málaga, s/n. Tel. 657908011. Uno de los centros de la actividad cultural axárquica, con ciclos musicales de jazz, rock, etc.

Palacio de Beniel. Plaza San Francisco, s/n. Tel. 952507256. Sala de exposición.

Teatro del Carmen. Plaza del Carmen, s/n. Tel. 9 5 2 5 0 7 4 0 1 – 9 5 2 5 0 7 6 1 3 . h t t p : / / w w w. a y t o – velezmalaga.es/portal/teatro_programacion.php.

Aqua Velis. Ctra. de Loja-Torre del Mar, s/n. Tel. 952542758.Parque con atracciones acuáticas: pistas blandas, piscina de olas, piscina de piraguas, kamikaze, etc.

FIESTAS

Feria del pueblo que se celebra el día de San Miguel, 29 de septiembre. Durante las jornadas festivas hay actuaciones de pandas de verdiales y coros rocieros, competiciones deportivas y degustaciones gastronómicas. Se celebra también el Salón de la Alimentación y las Bebidas de la Axarquía. (Agroalimar).