La Ruta del Sol y del Vino.

LA RUTA DEL SOL Y DEL VINO

Junto a un bello litoral de playas salpicadas de acantilados y calas se suceden las lomas de viñedos, cortijos blancos y casas de labor donde se elabora el vino dulce, famosos desde la dominación romana.

Esta ruta combina lo mejor de la costa y del interior, aunando frenesí turístico y paz rural. La cercanía a la playa marcará las cualidades de la Ruta del Sol y del Vino conformando una dualidad que se manifiesta en todas sus vertientes culturales.

Por la costa y hasta el límite con la provincia de Granada en la parte más oriental de la Axarquía, se encuentran los municipios de Algarrobo, Sayalonga, Cómpeta, Canillas de Albaida, Torrox, Nerja y Frigiliana.

El proceso de elaboración del vino, a pesar de los años y del avance de las tecnologías, sigue siendo artesanal:

Tras la vendimia las uvas se pisan y los mostos elegidos se almacenan en barricas.

La producción de vino, aunque característica de toda la Axarquía y muy especialmente de esta ruta, destaca en la localidad de Cómpeta.

No en vano es este pueblo el que dedica a estos caldos la famosa Noche del Vino.

Otro producto estrella en esta ruta es el níspero.

Sayalonga dedica cada año una fiesta a este preciado producto que se sirve de varias formas.

En Nerja merecen especial mención sus famosas cuevas “Catedral del Paleolítico”, que ofrecen un espectáculo único.

Cerca de ellas podemos disfrutar de un entorno paisajístico de ensueño en los Acantilados de Maro, paraje natural.

Ingenios como el de Frigiliana donde se elabora la miel de caña, cementerios singulares, restaurantes y chiringuitos a orillas de la mar, vestigios romanos y
senderos por sierras imponentes completan esta variada ruta que ofrece una amplia representación de lo que podemos encontrar en la Axarquía.

NO TE LO PUEDES PERDER

Si sólo tienes un día o un largo fin de semana para conocer la Ruta del Sol y del Vino, esto es lo que no puedes perderte…

Una de las experiencias más auténticas de las Rutas de la Axarquía es disfrutar de su gente. Las iglesias y algunos recursos de la Ruta del Sol y del Vino están
abiertos solamente los fines de semana por la mañana, pero hay siempre alguien del pueblo que está dispuesto a darte la llave en otros horarios sin problemas…¡si se lo pides con cariño! En los recorridos que te sugerimos por cada localidad podrás encontrar sus datos de contacto.

  • Desayunar con una típica torta de aceite en uno de los establecimientos de Algarrobo.
  • Visitar la iglesia de Santa Ana y pasear por el casco tradicional de Algarrobo, hasta llegar a la Ermita de San Sebastián.
  • Hacer un alto para disfrutar del paisaje axárquico desde uno de los miradores de Sayalonga.
  • Visitar el Cementerio Redondo, único en su estilo, y el Museo Morisco, descubriendo poco a poco el entramado de callejones de Sayalonga.
  • Visitar la iglesia Ntra. Señora de la Asunción y de Cómpeta y admirar los rincones de C/ Peligro y sus alrededores.
  • Comer en uno de los restaurantes de Cómpeta (Cortijo, Balcón de Cómpeta, Museo del Vino, El Rustico, Las Gemelas o El Pilón), saboreando el vino local.
  • Dar un paseo por el casco antiguo de Canillas de Albaida, hasta llegar a la ermita de Santa Ana.
  • Tomar un aperitivo en el típico escenario de Plaza Ntra. Señora del Rosario, o apreciando las vistas desde la terraza el Bar Cerezode Canillas de Albaida.
  • Perderse entre los rincones florales y callejones del casco antiguo de Frigiliana (imprescindibles el Zacatín y el Torreón) y vivir la “magia” del Barribarto.
  • Cenar en uno de los restaurantes de Frigiliana (Jaime, La Bodeguilla, El Adarme, La Taberna del Sacristán, Virtudes, El Portón) degustando un plato a base de miel de caña.

Y SI TIENES UN FIN DE SEMANA

  • Desayunar con una típica torta de aceite en uno de los establecimientos de Algarrobo.
  • Visitar la iglesia de Santa Ana y pasear por las calles y decoraciones florales del casco tradicional de Algarrobo.
  • Gozar de las vistas del campo y del mar desde el mirador de Plaza La Gloria y luego visitar la Ermita de San Sebastián y sus jardines.
  • Disfrutar del paisaje axárquico desde uno de los miradores de Sayalonga
  • Visitar el Cementerio Redondo, único en su estilo, y el Museo Morisco, paseando por los callejones del casco antiguo de Sayalonga.
  • Realizar una ruta de tapas entre los establecimientos de Sayalonga (Bar Jocavi, Mesón Morisco, El Chiringuito, Bar Palustre, Mesón del Níspero).
  • Dar un paseo por el casco antiguo de Canillas de Albaida, hasta llegar a la ermita de Santa Ana. Visitar el antiguo Puente Romano.
  • Cenar y alojarse en el típico escenario de Plaza de Ntra. Señora del Rosario de Canillas de Albaida y desayunar apreciando las vistas de la terraza del Bar Cerezo.
  • Visitar la iglesia Ntra. Señora de la Asunción de Cómpeta y admirar los rincones de C/ Peligro y sus alrededores.
  • Comer en uno de los restaurantes de Cómpeta (Balcón de Cómpeta, Museo del Vino, El Pilón), saboreando el vino local.
  • Realizar el recorrido de las ermitas de Cómpeta y quedarse a cenar en uno de los restaurantes en el camino (El Rustico, Las Gemelas, El Cortijo).
  • Dormir en el hotel Casa de la Mina, Alberdini o Balcón de Cómpeta.
  • Siguiendo hacia Frigiliana, visitar la típica aldea del Acebuchal. Como alternativa, efectuar uno de los itinerarios de senderismo de Frigiliana (Pinarillo espeso, el fuerte, Castillo del Lizar).
  • Comer un plato a base de miel de caña en uno de los restaurantes de Frigiliana (Jaime, La Bodeguilla, El Adarme, La Taberna del Sacristán, Virtudes, El Portón).
  • Visitar la Casa del Apero y la iglesia de San Antonio de Frigiliana.
  • Perderse entre los rincones florales y callejones del casco antiguo y vivir la “magia” del Barribarto de Frigiliana. Como alternativa, ir de compras entre las tiendas y talleres de C/ Real.
  • Recorrer los paseos marítimos de Mezquitilla y Algarrobo Costa, pasando por el puente que los une, hasta llegar a la torre derecha y la torre ladeada.
  • Cenar junto a la playa en uno de los restaurantes de Algarrobo Costa y Mezquitilla (La Orilla, El Yantar, La Viuda), o como alternativa degustar unas carnes a la brasa en Trayamar (El Cochinillo), con una cena de carnes a la brasa.