La institución provincial ha invertido hasta ahora 770.000 euros en diversas actuaciones en esta vía. Se ha redactado el proyecto para subsanar los desperfectos en los 3,5 kilómetros que restan por mejorar.

 

La segunda fase de las obras de mejora de la carretera MA-3107, entre Riogordo y Benamargosa, concluirá en los próximos días. La Diputación de Málaga ha invertido más de 270.000 euros en el arreglo de un tramo de 3,5 kilómetros, el más próximo a Riogordo, con la mejora del firme y la creación de cunetas. A ello se unen los 500.000 euros que ya se invirtieron para rehabilitar los primeros 10 kilómetros de la vía, partiendo desde Benamargosa.

El diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Javier Oblaré, y el alcalde de Riogordo, Antonio Alés, han visitado los trabajos que están concluyendo en la fase de asfaltado de la carretera.

El diputado ha explicado que el firme de esta carretera, de 17,5 kilómetros, se encontraba muy deteriorado debido al terreno arcilloso y húmedo sobre el que se asienta y a las infiltraciones producidas por la inexistencia de cunetas. Por ello, la institución provincial ha procedido a la reparación de los desperfectos.

En el tramo que se está arreglando, la obra básicamente ha consistido en la mejora del drenaje de la carretera, para lo cual se han ejecutado la apertura y adecuación de cunetas y su posterior revestimiento con hormigón y la ejecución de elementos de drenaje profundos que interceptan y canalizan las aguas subterráneas que afectan a la plataforma de la carretera.

En cuanto a la mejora del firme, se han efectuado saneos puntuales en zonas que presentaban deformaciones de la carretera, en superficies amplias y hasta 1,5 metros de profundidad, en los cuales se ha realizado la demolición del firme existente y se ha realizado una excavación para eliminar el suelo arcilloso. También se han efectuado regularizaciones con hormigón para corregir deformaciones longitudinales y transversales de la calzada y corregir peraltes.

La actuación se ha completado con la ejecución de una capa de rodadura completa de hormigón bituminoso de 5 centímetros de espesor en una longitud de 3700 metros y un ancho medio de 7,80 metros. Los trabajos finalizarán con la señalización horizontal con pintura termoplástica en caliente y la recolocación de señales verticales afectadas por la mejora del drenaje.

Última fase del arreglo de la carretera

Por otro lado, la delegación de Fomento e Infraestructuras de la Diputación de Málaga ha concluido la redacción del proyecto de la tercera fase de arreglo de la MA-3107, que abarca desde el kilómetro 10+370 al 13+740.

Se trata de una actuación más compleja y con un mayor presupuesto, cuantificado en 826.918,31 euros, ya que, además de las obras que se han ejecutado en el tramo que ahora se está terminado, también será necesario demoler y llevar a cabo nuevas obras de drenaje transversal de mayores dimensiones. Por ello, se requieren permisos de otras administraciones, ya que hay que actuar sobre cauces públicos.