Han sido detenidas 3 personas de nacionalidad española a las que se les acusa de delitos contra la salud pública, tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y defraudación de fluido eléctrico.

 

  • Se han intervenido 1199 plantas de marihuana y diverso material utilizado para el cultivo de esta sustancia.

Efectivos del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ronda, en el marco de las actuaciones que se llevan a cabo para combatir el cultivo  y elaboración ilegal de drogas, han desarrollado la operación “Botany” en la que ha sido  desarticulada una organización criminal dedicada al cultivo de marihuana.

La investigación se inició tras tener conocimiento los agentes de la existencia de una plantación de marihuana en una nave industrial de la localidad de Ronda.

Tras las pesquisas,  se llevaron a cabo numerosas vigilancias en las localidades de Manilva y Ronda, siendo localizados los tres miembros de este grupo criminal dedicado al cultivo de marihuana.

Este grupo criminal estaba perfectamente estructurado y tomaban numerosas medidas de seguridad para evitar ser detectados.  La puerta de entrada a la nave industrial donde se encontraba la plantación, estaba franqueada, siendo bloqueada  y sellada mediante soldadura de planchas de metal para evitar que desde el exterior se percibiese el olor. Los detenidos accedían al interior  de la nave a través de una abertura practicada en un muro  lateral colindante a un patio cerrado, donde además tenían varios perros.

En el registro de la nave fueron localizadas 1199 plantas de cannabis en estado de máxima floración, así como diversas habitaciones para su secado y envasado, contando  con numerosa maquinaria para el cultivo de la droga, lámparas, ventiladores, extractores, filtros de olores y así permitir mayores cosechas al año. Toda esta infraestructura necesitaba un elevado consumo de energía, de ahí que los detenidos la conectaran de forma ilegal a la red eléctrica.

Por estos hechos fueron detenidas tres personas de nacionalidad española a los que se les acusa de los delitos de Pertenencia a Organización Criminal, Contra la Salud Pública, Tráfico de Drogas y Defraudación de Fluido Eléctrico.

Los detenidos fueron puestos a disposición judicial que decretó su ingreso en prisión.