Los delegados de Gobierno y Salud, junto a la presidenta de ALCER, han presentado hoy estos actos, como la instalación de mesas informativas en los hospitales públicos de la provincia y el tradicional pasacalle. Este año está dirigido a la prevención de la enfermedad renal en la mujer.

 

La Junta de Andalucía apoya, una año más, a la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER) en la campaña de información y sensibilización social organizada con motivo del Día Mundial del Riñón, que se celebra el jueves 8 de marzo, y que, en esta ocasión, está dirigida a la prevención y el diagnostico precoz en la mujer. “Estas actividades permitirán dar mayor visibilidad a la situación concreta de las mujeres con este tipo de padecimientos, así como sensibilizar a la comunidad en general respecto a la enfermedad”, ha afirmado el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo.

Bajo el lema ‘Mujer y Enfermedad Renal’, Ruiz Espejo y la presidenta de ALCER, Josefa Gómez, han presentado esta mañana el programa de las actividades que se van a desarrollar en la provincia con motivo de este día, en un acto en el que también han estado presentes la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ana Isabel González; el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, Francisco Florido; la directora técnica del Área de Igualdad del Ayuntamiento de Málaga, Mar Torres; y la nefróloga, Laura Fuentes.

Ruiz Espejo ha señalado que las actividades que lleva a cabo ALCER Málaga, dando apoyo a las personas que padecen la enfermedad “y en esta labor de concienciación social han contribuido a reducir el impacto de la enfermedad renal, y a lograr, junto a los profesionales de nuestra sanidad pública, importantes avances, como en la mejora de la calidad de vida de  los pacientes, y este es un logro que se ha alcanzado gracias a los progresos  médicos y tecnológicos en el tratamiento de la enfermedad, y, particularmente, a los trasplantes y donaciones, que constantemente promueve ALCER  en muchas de sus actividades”.

Actualmente, en la provincia de Málaga hay 750 pacientes en tratamiento de hemodiálisis (de ellos 95 se dializan en el Hospital Regional). Además, unos 45 pacientes siguen tratamiento en domicilio con diálisis peritoneal. Alrededor del 40% son mujeres con una edad media de entre 55 y 60 años.

En los últimos tres años, el Hospital Regional de Málaga ha realizado un total de 451 trasplantes renales, de los que 151 ha sido a mujeres. Asimismo, entre enero y febrero de este año, ya ha llevado a cabo 26 trasplantes de riñón, tres de donante vivo, dos más que en los dos primeros meses de 2017, cuando se registraron 24 trasplantes renales, dos de donante vivo. Así, el pasado año el centro hospitalario realizó 151 trasplante de riñón -16 de ellos de donante vivo. En este sentido, la delegada de Salud ha señalado que la donación en vida ha sido muy importante para conseguir que “más personas se puedan beneficiar de un trasplante y que éstos proporcionen cada vez más calidad de vida, ya que este tipo de trasplante aumenta la calidad del órgano y su tiempo de vida útil, lo que está multiplicando la supervivencia”.

González ha comentado que las principales recomendaciones para mantener unos riñones sanos son una alimentación y estilos de vida cardiosaludables “que incluye una dieta equilibrada baja en grasas saturadas y rica en fibra, una ingesta adecuada de agua, evitar exceso de azúcares y sal, realizar ejercicio físico moderado y continuado y evitar el estrés”.

Además, la presidenta del ALCER Málaga ha puesto de manifiesto que la proporción de mujeres con enfermedad renal crónica en España es mayor que la de los hombres, debido fundamentalmente al aumento de la esperanza de vida. “Prevenir y detectar precozmente la enfermedad renal en mujeres, no sólo puede evitar la entrada en diálisis o trasplante (dónde es mayor la proporción de varones), sino que puede evitar también importantes repercusiones socioeconómicas en ellas”.

En este sentido, la Federación Nacional de Asociaciones ALCER ha realizado un estudio socio demográfico de la mujer con Enfermedad Renal Crónica en España, cuyas conclusiones han sido que el 39,3% de las mujeres en tratamiento renal sustitutivo (diálisis o trasplante) tienen edades comprendidas entre los 36-55 años, situándose la media de edad en los 55 años, un 12,7% son pacientes de 18 a 35 años. El 5,4% no tiene estudios, 11.3% leer y escribir, el 31% tienen estudios primarios, el 32.6% cursaron estudios secundarios y el 18% son universitarias. Un 65.85% de las mujeres en tratamiento de hemodiálisis, son pensionistas no contributivas por invalidez, y un 20.53% son mujeres trasplantadas, con pensión contributiva.

Por otro lado, durante toda la semana el colectivo está llevando a cabo diversas actividades, con la instalación el próximo jueves de mesas informativas en todos hospitales públicos de la provincia, donde se ofrecerá información a los ciudadanos que lo deseen del riesgo de padecer una enfermedad renal y la manera de evitarla, y la celebración, el viernes 9, del tradicional pasacalles, que discurrirá desde calle Larios a la plaza de la Constitución donde se leerá un manifiesto.