Profesionales de la salud asisten a una charla impartida por el Interlocutor Policial Territorial Sanitario. Como novedad se ha puesto en marcha un procedimiento de denuncia en el lugar de la agresión -centro médico-.

 

  • Con el objetivo principal de reducir las agresiones en este ámbito, el interlocutor mantiene continuas reuniones con el sector sanitario, ofreciendo asesoramiento y formando a los profesionales en medidas de autoprotección.

Agentes de la Policía Nacional, en un acto encabezado por la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario, han ofrecido el jueves a profesionales de la salud del área de urgencias del Hospital de la Axarquía, en Vélez-Málaga (Málaga), una charla sobre prevención de agresiones.

Los asistentes, una treintena de profesionales del ámbito sanitario -médicos, enfermeros, celadores y administrativos-, han conocido de primera mano las pautas a seguir ante una hipotética agresión física o verbal.

Entre las novedades se ha puesto en marcha un procedimiento de denuncia in situ, en el propio centro médico, evitando que el profesional de la salud tenga que desplazarse a comisaría para denunciar los hechos.

Atención personalizada

La figura del Interlocutor Policial Sanitario se crea para poner freno a las agresiones en centros médicos, garantizando una atención personalizada a los profesionales sanitarios que sufran violencia o amenazas.

Con el objetivo principal de reducir los actos delictivos cometidos en centros médicos, el interlocutor mantiene continuas reuniones con el sector sanitario para establecer una comunicación fluida. Además ofrece asesoramiento a los centros que lo soliciten para prevenir agresiones y formar a los propios sanitarios con medidas de autoprotección.