Los investigados utilizaban en ocasiones a menores de edad como “correos” y en otras para ejercer labores de seguridad y contravigilancia de la zona. Una de las viviendas era utilizada como “guardería” y las otras dos como lugar de venta del estupefaciente, las cuales habían reforzado su acceso con una reja.

 

  • Los agentes se han incautado de 35 gramos de heroína en roca, 23 gr. de cocaína en roca, 74 papelinas cocaína y 19 papelinas de heroína y han intervenido 690 euros.
  • Dos de los investigados tenían en vigor una requisitoria judicial y una de las arrestadas ha ingresado en prisión por orden de la autoridad judicial competente.

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de la operación “Dobladillo 6” contra el tráfico de drogas a pequeña escala, han desarticulado en Mijas (Málaga) tres puntos de venta de estupefacientes. Han resultado arrestadas cinco personas – tres mujeres y dos hombres – de nacionalidad española como presuntos responsables de los delitos de tráfico de estupefacientes.

En total se han incautado de 35 gramos de heroína en roca, 23 gr. de cocaína en roca, 74 papelinas cocaína y 19 papelinas de heroína y han intervenido 690 euros. Dos de los investigados tenían en vigor una requisitoria judicial y una de las arrestadas ha ingresado en prisión por orden de la autoridad judicial competente.

Al tener conocimiento los agentes de la activación de dos puntos de venta al menudeo en una zona de Mijas (Málaga), iniciaron una investigación al objeto de identificar y detener en su caso a los responsables.

Dos viviendas utilizadas para la venta de droga y una tercera para “guardería”

Fruto de las primeras pesquisas los policías localizaron los domicilios -tres viviendas en lugar de dos- donde se llevaría a cabo la venta y distribución de cocaína y/o heroína. Las viviendas estaban ubicadas en dos bloques que los investigados habían transformado en su feudo para llevar a cabo la venta del estupefaciente; dos de ellas estarían siendo usadas para la venta y la otra la utilizarían como almacén para ocultar el estupefaciente.

Una vez constatada la venta de diferentes sustancias estupefacientes y la identificación plena de los investigados, se llevó a cabo un operativo policial que finalizó con el arresto de cinco miembros del la misma familia -tres mujeres y dos hombres- como presuntos responsables de los delitos de tráfico de droga. Dos de ellos tenía en vigor una requisitoria judicial.

Utilizaban a menores como “correos”

Durante las indagaciones los agentes pudieron comprobar que los investigados utilizaban a menores de edad como “correo” para el transporte de la droga de un domicilio o para desempeñar labores de seguridad y contravigilancia de la zona.

La autoridad judicial ha ordenado el ingreso en prisión de uno de los cinco arrestados.