La operación se ha desarrollado con la práctica de sendos registros domiciliarios en los que se han intervenido, entre otros efectos, un arma de fuego corta, otra detonadora con 44 cartuchos de fogueo, una pistola táser, una escopeta, una prensa para la confección de pastillas de polen de hachís, una balanza de precisión y 2.800 euros en efectivo.

 

  • Además, han sido detenidas cuatro personas –de 47, 28, 26 y 20 años de edad, respectivamente- por su presunta implicación en los delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico.

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de una operación “Armillo” contra el tráfico de drogas, han desmantelado en dos viviendas de las localidades granadinas de Armilla y Otura sendos cultivos de interior con 702 plantas de marihuana.

Las plantaciones estaban conectadas de manera fraudulenta a la red eléctrica general. En el operativo, que se ha llevado a cabo con la práctica de dos registros domiciliarios, los investigadores se han incautado, además de las plantas de cannabis sativa, de 14 pastillas de polen de hachís.

De igual forma han intervenido, entre otros efectos, un arma de fuego corta, otra detonadora con 44 cartuchos de fogueo, una táser, una escopeta así como una prensa para la confección de pastillas de polen de hachís, una balanza de precisión y 2.800 euros en efectivo.

Durante la operación han sido detenidas cuatro personas con edades comprendidas entre 20 y 47 años de edad, como presuntos responsables de delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Inicio de la investigación: comisaría de Fuengirola

Agentes de la comisaría de Fuengirola (Málaga) iniciaron la investigación al tener conocimiento de la posible existencia de dos viviendas en la provincia de Granada que estarían siendo utilizadas para el cultivo y elaboración de marihuana a gran escala.

Las primeras pesquisas condujeron a los investigadores hasta dos viviendas, una en la localidad de Armilla y otra en la de Otura. Allí, los agentes comprobaron el elevado consumo eléctrico que seguidamente vinieron a confirmar la red delictiva.

Durante los registros domiciliarios, los agentes hallaron sendas plantaciones de marihuana debidamente acondicionados con la iluminación y elementos necesarios para el cultivo del estupefaciente que contenían un total 702 plantas de marihuana. Además se incautaron de 14 pastillas de polen de hachís.

Asimismo, en uno de los inmuebles intervinieron una prensa para la confección del mencionado tipo de pastillas. También intervinieron, entre otros efectos, un arma de fuego corta con su cargador y munición, otra detonadora con 44 cartuchos de fogueo, una táser, una escopeta y 2.800 euros en efectivo.