El arrestado, un varón de 32 años, de origen árabe y nacionalidad española se hizo mediante fraude con datos bancarios de varias personas de Toledo, Zaragoza y Sevilla.

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a un hombre de 32 años, de origen árabe y nacionalidad española como presunto responsable de varios delitos de estafa. El investigado se hizo con los datos bancarios de varias personas mediante phishing y consiguió estafar a varias personas de Toledo, Zaragoza y Sevilla un total de 6.322,98 euros.

La técnica denominada “phishing”, utilizada en esta ocasión, consiste en suplantar la identidad de las víctimas para así conseguir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña, información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria).

El phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando llamadas telefónicas y posteriormente realiza compras o hace reintegros en las cuentas de los clientes que han “picado”.

La investigación se inició a raíz de varias denuncias interpuestas en Zaragoza, Toledo y Sevilla en las que varias personas denunciaban el uso fraudulento de tarjetas de débito/crédito mediante compras o reintegros en cajeros automáticos.

Durante las indagaciones los agentes procedieron a averiguar lo sucedido y comprobaron que las operaciones realizadas se habían obtenido de forma fraudulenta con datos de los clientes engañados. En torno a la identidad del presunto autor,   averiguaron que se trataba de un hombre de origen árabe y nacionalidad española, nacido hace 32 años.

El pasado día 30 fue detenido como presunto responsable de varios delitos de de estafa a tres víctimas de las localidades de Zaragoza, Toledo y Sevilla.