El arrestado como presunto responsable de un robo con violencia es un hombre de 37 años, vecino de Ronda.

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad rondeña a un hombre de 37 años y nacionalidad española, por su presunta implicación en un delito de robo con violencia e intimidación. El varón entró en el hall de un céntrico hotel del casco antiguo, se dirigió al empleado que se encontraba en la recepción, y allí trató de estrangularlo para arrebatarle un teléfono móvil.

Intentó asfixiarlo con la corbata del uniforme

El presunto autor de los hechos, que según las pesquisas, rondaba por las inmediaciones del hotel entró con una actitud violenta y desafiante, se dirigió al mostrador donde se encontraba el empleado y lo agarró por la corbata del uniforme tratando de  asfixiarlo mientras le pedía que le entregase el terminal. La víctima que se negó a entregar su teléfono llegó a perder la conciencia dado que el autor no deponía su actitud, momento que éste  aprovechó para sustraerle el teléfono móvil y abandonar rápidamente el establecimiento.

Fruto de las investigaciones, los agentes encargados de la investigación consiguieron identificar al autor, disponiendo su localización y detención como presunto responsable de un delito de robo con violencia e intimidación.

El encartado junto al atestado policial instruido fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente.