El arrestado por un delito de tráfico de drogas es un hombre de 37 años de edad y nacionalidad española que se dedica al cultivo, recolección y distribución de marihuana. El laboratorio se encontraba enganchado de forma ilegal a la red de suministro eléctrico público en un piso del barrio de Carabanchel.

 

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo un operativo contra el tráfico de drogas en el marco de la operación “Corner II” y han desmantelado en Vélez-Málaga un laboratorio de marihuana instalado en una vivienda. Ha resultado arrestado un hombre de 37 años y de nacionalidad española como presunto responsable de un delito de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. Los investigadores se han incautado de 300 plantas de cannabis además de los útiles necesarios para el cultivo, recolección y distribución del estupefaciente.

Como consecuencia de una información recibida por los agentes sobre un barrio de la localidad veleña donde al parecer podrían estar dedicándose al cultivo de cannabis se inició una investigación para constatar los hechos y detener en su caso al responsable o responsables.

Las pesquisas efectuadas vinieron a confirmar que en la calle Verano del barrio de Carabanchel había una vivienda donde se estaba llevando a cabo el cultivo, preparación y distribución de marihuana. Concretamente, el responsable era un vecino de la zona que vivía en otra calle cercana pero utilizaba esta otra vivienda y la había acondicionado como laboratorio para el cultivo indoor de cannabis sativa. Además, el laboratorio se abastecía con suministro eléctrico público.

Una vez comprobados los hechos e identificado el responsable, el dispositivo policial dio como resultado la detención de un hombre y la práctica de dos registros. Allí los agentes se han incautado de 300 plantas de marihuana en distintos estados de crecimiento y floración, además de los útiles necesarios para el cultivo, recolección, secado y distribución del estupefaciente.

Finalmente, los agentes atribuyeron al arrestado un delito de tráfico de drogas y otro de defraudación de fluido eléctrico ya que la vivienda donde halló el laboratorio de marihuana se abastecía de forma ilegal a la red de suministro eléctrico público.

El atestado policial instruido y el detenido ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente.