Los arrestados -dos jóvenes de 22 y 24 años detenidos por su presunta implicación en los delitos de pertenencia a organización criminal y estafa- han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente que ha ordenado su ingreso en prisión.

 

  • En el operativo se han intervenido 13.000 euros en efectivo así como un maletín con 145.000 en billetes falsos de 500 euros, entre otros útiles empleados para la comisión de este tipo de timos.
  • El rip deal es un tipo de estafa inmobiliaria en la que los timadores se hacen pasar por inversores interesados en la compra de la propiedad, planteando a la víctima potencial –vendedor particular- como parte del negocio, el cambio de billetes, generalmente, de 500 euros por otros de menor valor nominal, aunque en realidad son fotocopias de los de 500 euros.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos integrantes de un grupo especializado en la comisión de estafas mediante la modalidad rip deal. Han sido arrestados dos jóvenes de 22 y 24 años y nacionalidad croata, por su presunta implicación en los delitos de estafa y pertenencia a organización criminal. En el trascurso del operativo se han intervenido 13.000 euros en efectivo así como un maletín con 145.000 en billetes falsos de 500 euros, entre otros útiles empleados para la comisión de este tipo de timos.

Origen de la investigación: denuncia

La investigación se inició a raíz de la denuncia de un ciudadano que se personó ante la Policía Nacional en Málaga para manifestando que tenía un inmueble a la venta en Internet y que desde hacía un tiempo estaban contactando con él personas interesadas en comprarle su vivienda a la vez que le planteaban con diversas excusas relacionadas con Hacienda y problemas bancarios, el cambio de billetes de alto valor nominal por otros de menor, condicionando la venta a este negocio y ofreciéndole un tanto por ciento de beneficio por el cambio.

Cita en un restaurante

Igualmente, los agentes tuvieron conocimiento de que los supuestos compradores habían citado al vendedor para realizar el cambio de dinero en un restaurante de la capital malagueña. Por este motivo inmediatamente se estableció un dispositivo de seguridad en torno al lugar de encuentro con el fin de comprobar la veracidad de los hechos y si pudieran, en su caso, ser constitutivos de alguna actividad delictiva.

Durante el operativo los agentes localizaron a un joven que se reunió con el vendedor al que, en un momento dado, le propuso llevar a la habitación de un hotel a contar el dinero o bien hacerlo en un vehículo donde le esperaba otra persona con una bolsa llena de fajos de billetes de 500 euros.

Es en ese momento cuando la Policía decide intervenir e inspeccionan el vehículo y la bolsa del dinero en cuyo interior los agentes hallaron todos los utensilios para cometer la estafa por el procedimiento Rip Deal: un fajo de dinero auténtico en un sobre, fotocopias facsímil en color de billetes de 500 euros divididas en fajos (unos 14 aproximadamente) con billetes auténticos al inicio de alguno de ellos y encontrándose en el interior el dinero fotocopiado, papel film para liar los fajos, papel para empaquetar billetes y cinta adhesiva.

En el operativo los agentes intervinieron, entre otros efectos, una maleta de cabina con 291 billetes falsos de 500 euros así como 13.000 en billetes auténticos de 500, 100 y cinco euros.

Finalmente los investigadores detuvieron a los dos jóvenes como presuntos responsables de los delitos de pertenencia a organización criminal y estafa. Los arrestados han sido puestos a disposición de la autoridad judicial competente que ha ordenado el ingreso en prisión de ambos.

Modalidad de estafa “rip deal”

El rip deal es un tipo de estafa inmobiliaria en la que los timadores se hacen pasar por inversores solventes interesados en la compra de una propiedad en venta a través de Internet. Una vez que se ganan la confianza de la víctima potencial –vendedor particular-, le plantean, como parte del negocio,  el cambio de billetes, generalmente, de 500 euros por otros de menor valor nominal, cuando en realidad se trata de billetes falsos, normalmente, fotocopias de los de mayor valor nominal.