El reclamado, de 25 años y nacionalidad francesa fue detenido por agentes de la Policía Local de Marbella cuando se dirigía a recoger un vehículo que previamente había sido retirado de la vía pública y comprobar que tenía en vigor la requisitoria europea.

 

  • Según consta en la requisitoria el arrestado era un miembro principal de una organización criminal dedicada al tráfico internacional de estupefacientes.

Agentes de la Policía Nacional han tramitado en Marbella (Málaga) una orden europea de detención y entrega de un fugitivo francés después de que efectivos de la Policía Local de Marbella lo detuviera el pasado día 29 de octubre. El hombre -de 25 años y nacionalidad francesa- se presentó en dependencias de la Policía Local interesándose por un vehículo de alquiler que había sido retirado de la vía pública por mal estacionamiento.

Al ser identificado, los agentes  comprobaron que tenía en vigor una requisitoria europea dictada por las autoridades de su país por los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal, motivo por el que fue detenido.

El arresto se produjo el martes pasado sobre las 19:15 horas, cuando el investigado acudió a la Jefatura de la Policía Local a recoger un vehículo que tenía alquilado y que había sido retirado de la vía pública por estar mal estacionado. Al ser identificado comprobaron que tenía vigente la requisitoria y por ello fue detenido y trasladado a sede de la Policía Nacional.

O.E.D.E.

Según las autoridades francesas, el reclamado A.O., era un miembro principal de una organización dedicada al tráfico internacional de estupefacientes. El 24 de mayo de 2017, oficiales de aduanas de Narbona interceptaron al sur de Francia una furgoneta procedente de España. En su interior trasportaba 313 kilogramos de resina de hachís.

En ese operativo resultó detenido el conductor, miembro de la trama. Los resultados de esta investigación apuntaban a que A.O. era un miembro principal de esta organización criminal y aunque, en esta ocasión no fue detenido, los investigadores acreditaron su participación en los hechos.

Así, el 24 de abril de este año fue condenado por las autoridades judiciales de Francia como presunto autor en los delitos de pertenencia a organización criminal y tráfico de drogas a cumplir una condena de cuatro años de prisión.

El arrestado y el atestado policial instruido han sido puestos a disposición de Juzgado Central de Instrucción de la Audiencia Nacional.