El Eco Deportivo adelanta en la jornada de hoy una información de la última hora que puede hacer mover los cimientos del balompié en el municipio. Y es que las declaraciones recogidas en exclusiva por este diario del presidente de la Escuela de Fútbol, ​​es ahora el máximo mandatario de la Unión Deportiva, Manuel Rincón Díaz, quien recoge el testigo del entendimiento. 

 

De este modo, Rincón apunta a que “tras descartar la oferta de Tolo Plaza, que me ofreció un proyecto que creía con un futuro en nuestro municipio, que era el momento de evitar enfrentamientos con otras escuelas y caminar por un entendimiento entre la Escuela y la Unión Deportiva “.

De este modo, el presidente del Torre ha indicado que “el fútbol en Torre del Mar debe caminar junto, por el bien de todos”. Hemos tenido varias reuniones y hemos llegado a un principio de acuerdo en el que comenzaremos a unir criterios de cara a la próxima temporada, la 2019-2020, ya que por tiempos no llegamos en esta. A pesar de eso, estamos trabajando para intentar comenzar desde ya con los primeros cambios. 

En su conversación a este periódico, Rincón también habla de filialidad futura, aunque no indica los términos. 

El repaso que Manuel Rincón Díaz tiene de su trayectoria al frente de la Unión Deportiva Torre del Mar tiene muchos altibajos, ya que tal como apunta, “él pudo pecar de inexperiencia o quizás desconocimiento del fútbol local”. Así, señala que en enero de 2017 llega a ser un cargamento de Torre del Mar “al borde de la desaparición, sustituyendo en la presidencia a Antonio Verdú y con la única intención de sacar al equipo juvenil y mayor para poder apoyado en la Escuela en todo Lo que tiene que ver con la cantera “.

Pero esto se trunca “cuando se destacó la mala gestión y la deuda que deja la directiva anterior de la Escuela de Fútbol, ​​un caso en el que me decepcionó mucho, ya que lo que respecta a mi empresa, Clínicas Rincón, ayudamos mucho a esta entidad, estando siempre a su disposición y sintiéndonos muy defraudados en todos los sentidos “.

De este modo, continúa, “con el fin de evitar hacer la imagen de la UD por todo esto, la dirección decidida emprender un viaje en solitario sin la Escuela, un proyecto nuevo en el que se contemplaban equipos de cantera”. Así, “comencé con un total de 10 directivos pero poco a poco se podía cansar de todo esto, abandonando por diversos motivos y quedándonos cuatro gatos, viéndome por momentos muy solo. De hecho, solo me faltó jugar de portero, ya que hice en el club los trabajos de todo tipo “

El presidente de la UD Torre del Mar señala que “pequé de inexperiencia y comprensión”, por otro lado la marcha de Muñoz Parrado. Quizá entendió una cosa distinta o que hizo otra cosa y que hizo lo fácil, abandonar. Pero ya digo que lo puedo hacer entendre .

Y ha sido claro Rincón Díaz en sus palabras: “Muchos pensaban que el Torre del Mar era el mega proyecto del jeque y no es así. Hemos tenido que trabajar mucho y buscar recursos por todos lados. De hecho, tengo patrocinadores principales, puesto que no quise cargar todo el peso en mi empresa, Clínicas Rincón, y así ha sido “. 

Por último, Rincón ha dejado la puerta abierta al cambio, “entiendo que mi mandato puede tener fecha de caducidad y ofrecimiento al que quiere tomar el testigo de esto que lo haga”.