En la tarde de ayer, los mareños y mareñas ofrecieron de nuevo, tras años sin poder hacerlo, las tradicionales ruedas de fuegos artificiales, que este año fueron silenciosas, a su Patrón, San Antón Abad, mientras fue procesionado por las calles del pueblo.

 

En la procesión participó el alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, junto a miembros de la Corporación municipal, la alcaldesa pedánea y los descubridores de la Cueva de Nerja, con el acompañamiento musical de la Banda de Nerja. Las ruedas de este año fueron silenciosas.

Al finalizar el recorrido, en la plaza de la Iglesia, el conocido artista nerjeño Antonio Cortés dedicó una canción al Santo. El alcalde ha felicitado a los vecinos de Maro en este día, deseándoles una buena festividad, así como a la concejala de Tradiciones Populares y la Junta de Festejos por la organización del programa de actos, que se había iniciado por la mañana, con la Misa y la bendición a los animales en la puerta de la Iglesia.

Esta tarde, a partir de las seis y media, continuará la fiesta, con el tradicional encendido de las lumbres, repartidas por las calles de Maro, así como la hoguera municipal, de la plaza de la Iglesia, que se encenderá a las diez y media de la noche. La caseta oficial, situada en la plaza, estará abierta desde el mediodía hasta la noche.