La responsable andaluza elude en el Parlamento dar explicaciones ante la falta de personal, las agresiones a profesionales o los problemas para obtener cita. La consejera ni siquiera fue capaz, a preguntas del diputado Juan Antonio Gil, de responder cómo y cuándo iban a llegar los refuerzos al centro (ni a la provincia).

 

Lo que ocurrió el pasado 11 de septiembre, cuando una de las doctoras sufrió una crisis hipertensiva fruto de la saturación de trabajo, era solo la punta del iceberg. Y es que los problemas se han ido acumulando en el Centro de Salud Vélez-Norte, que en los últimos tiempos ha visto cómo se producían diversas agresiones al personal sanitario y se colapsaba la atención a las personas usuarias ante las dificultades para obtener cita por internet o vía telefónica, obligando a los pacientes o a sus familiares a montar guardia en el centro, desde las 6 de la mañana en ocasiones, ya que solo se daban números para el mismo día.

Ante este panorama, decidimos poner en conocimiento del responsable de Salud de Podemos en el Parlamento Andaluz, Juan Antonio Gil, esta preocupante situación para que pidiera las explicaciones oportunas a la máxima responsable del área, lo que hizo sin dilación registrando un escrito en la cámara autonómica para conocer qué pensaba hacer el gobierno de Susana Díaz para paliar la situación de absoluta precariedad que padece este y otros muchos centros de atención primaria.

Pero estas explicaciones, que deberían haberse producido durante la comisión de Salud del Parlamento Andaluz celebrada esta semana no han llegado. Al contrario, la consejera Marina Álvarez no solo no asumió la existencia de problema alguno en este centro -más allá de algún pequeño desajuste en verano- sino que afirmó ante preguntas del diputado malagueño de la formación morada estar “contenta” con su funcionamiento, tildando de “incidente concreto” lo sucedido el pasado 11 de septiembre.

Asimismo, la máxima responsable de salud del gobierno andaluz fue también incapaz de especificar cuántas de las plazas de la nueva Oferta Pública de Empleo anunciada por Susana Diaz vendrán a reforzar los centros sanitarios de la provincia de Málaga y, más concretamente, el Centro de Salud Vélez Norte cuya ratio de profesionales para atender a más de 20.000 tarjetas sanitarias para medicina y pediatría consideró, pese a lo denunciado por algún sindicato médico, que “se adecúa a los estándares recomendados”.

Si la Estrategia para la renovación de la Atención Primaria vendida a bombo y platillo por la Junta de Andalucía es tan consistente como esta comparecencia, hay motivos de sobra para estar preocupados, porque en lo tocante al Centro Vélez Norte la consejera de Salud, presentando un marco idílico, demostró vivir en una realidad paralela que quienes padecemos estas políticas -y queremos cambiarlas- no estamos dispuestos a asumir resignadamente.

https://youtu.be/TWDUUm112oA