Los alcaldes y alcaldesas sufren cacheos para entrar al pleno y el desprecio por parte del portavoz del PP.

 

PP y Ciudadanos han votado en contra de que la Diputación de Málaga pague ya la deuda de 15 millones de euros que mantiene con los ayuntamientos de la provincia de Málaga por los materiales del Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA) de las anualidades 2017 y 2018.

Los alcaldes y alcaldesas que han asistido hoy al pleno de la Diputación han sufrido cacheos para acceder al salón de plenos y el desprecio por parte del portavoz del PP, Francisco Oblaré, en una bochornosa intervención en la que ha menospreciado la labor de los alcaldes y el trabajo de los funcionarios en los ayuntamientos. Los regidores han abandonado el pleno antes de que se votara la moción sobre la deuda del PFEA.

El portavoz socialista en la Diputación, José Bernal, ha lamentado que el presidente, Francisco Salado, no se haya comprometido a dar una fecha de pago de la deuda, lo que va a provocar que se dilaten los plazos para abonar esa deuda, que no se haya comprometido tampoco a que en cuanto la institución provincial reciba la aportación económica de la Junta de Andalucía correspondiente a la adquisición de los materiales para la ejecución de los proyectos del Plan de Fomento del Empleo Agrario lo adelante inmediatamente a los ayuntamientos de nuestra provincia, y por último, que tampoco se haya comprometido a reforzar y ampliar el personal de la institución necesario para la redacción de los proyectos técnicos correspondientes al Plan de Fomento del Empleo Agrario, así como para llevar a cabo las justificaciones administrativas pendientes de los PFEA 2017, 2018 y sucesivos.

“Salado no se ha comprometido hoy a nada ante los alcaldes y alcaldesas de la provincia. Ni siquiera ha querido valorar la necesidad de cambiar el sistema para agilizar los pagos a pesar de reconocer que no está funcionando”, ha dicho.

Bernal ha adelantado que, tras el desamparo por parte del equipo de gobierno de la Diputación, los alcaldes y alcaldesas han decidido reunirse el viernes a las 12 en un Consejo de Alcaldes y Alcaldesas para valorar las acciones a tomar.

Antes del debate de la moción sobre la deuda, ha intervenido en la Tribuna de Alcaldes el regidor de Cuevas Bajas, Manuel Lara, en nombre de los alcaldes y alcaldesas, para reclamar la deuda de la Diputación. “La Diputación adeuda a los municipios de la provincia 15 millones de euros de los materiales del PFEA correspondiente a los años 2017 y 2018.

Un dinero que en muchos casos los ayuntamientos hemos adelantado para poder pagarles a los proveedores. Pero que en otros casos, los ayuntamientos no han podido adelantar, es decir que se les debe a pequeños empresarios y autónomos de esta provincia.

En definitiva, una deuda que ahoga a los ayuntamientos y a la economía de nuestros pueblos y acelera el proceso de despoblación que estamos sufriendo en nuestros municipios. Menos financiación para los ayuntamientos supone menos inversiones en nuestros pueblos y menos oportunidades para nuestros vecinos y vecinas”, ha explicado en su intervención.

Lara ha asegurado que en el caso de su pueblo la deuda supone el 25% de su presupuesto. “La deuda que a día de hoy la Diputación mantiene con Cuevas Bajas asfixia a mi pueblo. E igual ocurre con la inmensa mayoría de los municipios de esta provincia”, ha señalado.

El alcalde de Cuevas Bajas ha pedido al presidente de la Diputación que soluciones ya este “grave problema”  porque la situación es “insostenible”.