“Esta mochila va a acompañar a Bendodo durante toda su carrera política”.

 

El presidente y portavoz del grupo del PSOE en la Diputación de Málaga, Francisco Conejo, ha criticado hoy que el nuevo consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, se ha llevado de la institución provincial tras su presidencia estos últimos ocho años una mochila de despidos, políticas antisociales y antimunicipalistas, escándalos, incumplimientos y proyectos estrellas que acaban estrellados. Conejo ha comparecido hoy junto a diputados y diputadas provinciales del PSOE para hacer balance de los dos mandatos del presidente del PP al frente de la Diputación.

“Un balance de despidos de empleados públicos, de políticas antisociales y antimunicipalistas, retrocesos en igualdad y en lucha contra la violencia de género. Es la mochila de Bendodo. Tiene el dudoso honor de ser el único presidente de la Diputación que ha despedido empleados públicos de la institución. El primero en sufrir un encierro de alcaldes por atacar la autonomía de pequeños y medianos municipios. El que presidió la diputación andaluza con los cargos de confianza mejor pagados de toda Andalucía. El presidente ausente, que abandonó las verdaderas competencias de la Diputación e incumplió hasta sus propios compromisos”, ha resumido.

En este sentido, Conejo ha detallado que Bendodo ha sido el único presidente en la historia de la Diputación que ha despedido a trabajadores -con un ERE en Sopde, Emprovima y en el Patronato de Turismo que supuso el despido de medio centenar de trabajadores- y que con él en la presidencia se ha reducido en 322 el número de empleados públicos de la Diputación estos ocho años.

Asimismo, lo ha calificado como el presidente “más antisocial” de la historia de la Diputación, con políticas “que se han basado en desmantelamiento de centros, recortes, congelación de gasto corriente y disminución del personal”. Conejo ha recordado que durante los ocho años de gobierno de Bendodo en la Diputación se han cerrado la residencia de mayores de Colmenar, la escuela de Enfermería, el centro Básico de Acogida de Menores, la  guardería de la Diputación y la Unidad de Atención Temprana.

También ha tachado a Bendodo de “presidente antimunicipalista” y ha apuntado que los municipios malagueños han pedido un total de 120 millones de euros de financiación estos dos mandatos. Al tiempo, ha recordado que en el año 2013 se produjo un encierro histórico de alcaldes y portavoces en la Diputación de Málaga para protestar por los ataques a los pequeños y medianos municipios. “Bendodo ha consagrado la Diputación como una administración discrecional con el reparto a dedo como gran marca de la casa y ha desmantelado las oficinas territoriales de urbanismo, un servicio clave para los pequeños y medianos municipios”, ha especificado. En paralelo, se ha referido a los incumplimientos y retrasos en los servicios que se prestan a los municipios de la provincia (como el mantenimiento de los campos de césped artificial o los servicios de plagas, podas y recogida de animales abandonados) y a su negativa a poner un plan de empleo para que los ayuntamientos puedan contratar a personas desempleadas.

En la misma línea, ha considerado que es un presidente que ha abandonado las verdaderas competencias de la Diputación, entre otras su principal competencia, las carreteras, y los bomberos, que sufren problemas laborales y carencias de infraestructuras.

Conejo también ha denunciado que con Bendodo la Diputación “ha sufrido retrocesos importantes en las políticas de igualdad y contra la violencia de género”. Así, ha criticado, entre otras cuestiones, que haya rechazado triplicar las partidas destinadas en el presupuesto de la Diputación a combatir la desigualdad que sufren las mujeres, que haya abandonado del Servicio Provincial de Igualdad de la Diputación y que haya dado la espalda a la lucha contra la violencia machista. En concreto, y sobre este asunto, ha recordado que en el presupuesto de 2017 se comprometió a incluir en el presupuesto una partida de 300.001 euros para mujeres que hubieran sufrido la violencia de género, partida que después redujo en 70.000 euros, dejándola en 230.000 euros, y de la que finalmente solo ejecutó un 2,4%,  apenas 5.625 euros.

Por otro lado, el portavoz socialista ha señalado que Bendodo ha sido un presidente que “ha traído las políticas de la extrema derecha de Vox a la Diputación”. De esta forma, se ha referido a su apuesta en el presupuesto de 2019 por los toros -ha destinado el 70% de todas las inversiones en patrimonio a la plaza de toros, 3,8 millones de euros, a la rehabilitación del edificio para instalar un restaurante y unos servicios de ocio- y al recorte en un 52,38% en las ayudas a las asociaciones de mujeres de la provincia de Málaga y la congelación de las ayudas a la atención a las mujeres que han sufrido la violencia de género. “Dos prioridades de Vox como la eliminación de las ayudas a asociaciones feministas y los toros se convierten automáticamente en prioridades de Bendodo en los presupuestos de la Diputación”, ha asegurado.

Ocho años plagados de escándalos

Conejo ha considerado que los ocho años de Bendodo han sido “ocho años plagados de escándalos”. Entre los muchos escándalos en su etapa como presidente, ha recordado que una de sus primeras decisiones fue contratar a su conductor por un sueldo de 54.000 euros y que durante su primer mandato presidió la diputación andaluza con los cargos de confianza mejor pagados, con sueldos de escándalo en plena crisis que incluso llegaron hasta los 90.000 euros. Asimismo, ha hecho referencia a las contrataciones desde la Diputación al dirigente del PP que supuestamente intentó comprar a un concejal en Mijas para derribar al principal alcalde de Ciudadanos en toda España mediante una moción de censura.

También se ha referido al rescate por parte de Bendodo de cargos del PP dimitidos del Ayuntamiento de Málaga por escándalos, como fueron Manuel Marmolejo, que tuvo de dimitir por dar contratos a dedo a una empresa de su cuñado y al que Bendodo repescó como gerente del Consorcio de Bomberos, y a la exdirectora de distrito Mercedes González, que recaló en la Diputación 18 días después de que dimitiera de su puesto en el consistorio malagueño tras conocerse que había dado positivo en un control de alcoholemia.

Conejo ha afirmado que Bendodo ha convertido la Diputación en “la gran casa de acogida de cargos del PP” y ha criticado los nombramientos de gerentes a dedo con informes contrarios de los habilitados nacionales, los chanchullos para contratar a personas afines al PP y los miles de euros en másteres para diputados y cargos políticos del PP. También ha apuntado que el equipo de gobierno encabezado por Bendodo ha sido reprobado este mandato por el pleno de la Diputación por el reiterado uso fraudulento de las contrataciones menores. En este sentido, ha recordado el caso de la diputada provincial del PP Marina Bravo, diputada de Medio Ambiente, que ha realizado a través de esa delegación que dirige un total de 20 contratos a dedo por valor de 190.000 euros a la empresa de su cuñado en la que trabaja su pareja.

En el capítulo de proyectos estrellas que acaban estrellados, Conejo ha citado el Museo Taurino, “el primer museo ‘okupa’ de España”, “el gran fiasco de Bendodo”, se ha referido al proyecto gourmet en La Malagueta -Plaza Gastronomía- como “otro proyecto fracasado vinculado a los toros” y ha recordado, entre otros, la escuela de hostelería Sabor a Málaga en La Térmica “que ha quedado en nada”, el Centro Bernardo de Gálvez en los jardines de La Térmica “que atenta contra nuestro patrimonio histórico” y que la Junta ha rechazado o las ayudas para el pago del IBI que acabaron en “una pesadilla fiscal para miles de malagueños”.

Conejo ha criticado, asimismo, que Bendodo ha sido un presidente “que lo ha incumplido prácticamente todo”: la mayor parte del acuerdo de investidura entre PP y Ciudadanos, numerosos acuerdos presupuestarios firmados por el PP y Ciudadanos, sus compromisos presupuestarios con otros grupos políticos y “hasta sus propias promesas”. También lo ha calificado de “presidente ausente”, por sus reiteradas faltas a las juntas de gobierno de la Diputación, y de presidente “que desprecia la Memoria Histórica”.

Por último, ha desmontado la “cantinela de la deuda” de Bendodo. “La realidad es que la amortización de la deuda pudo ser una realidad en 2011, a su llegada al sillón presidencial. La deuda con entidades financieras era entonces de 193,3 millones de euros, según el Ministerio de Hacienda sobre deuda viva, y no de 232 como declaró el presidente. Bendodo se encontró 50 millones de euros en las cuentas corrientes de la institución y 30 millones en las del Patronato de Recaudación, que convirtió en el financiador de su política clientelista para beneficio de los alcaldes del PP desde 2011. Además, 100 millones de la deuda contraída estaban previstos para inversiones: cabe recordar que en plena crisis las administraciones tomaron iniciativas para revitalizar la economía. Ese dinero ha financiado planes con cientos de proyectos, los cuales se han ejecutado en los mandatos del PP. Es decir, la herencia socialista fueron 80 millones de euros en liquidez y más de 100 millones de euros pendientes de invertir en los pueblos”, ha expuesto.

“Una mochila que demuestra que Bendodo ha sido un mal presidente para la provincia, ha realizado una negligente gestión al frente de la institución provincial y durante ocho años no ha dado respuesta a las demandas de los pequeños y medianos municipios que han sido los grandes abandonados de su gestión. Esta mochila va a acompañar a Bendodo durante toda su carrera política. No vamos a olvidar los malagueños y las malagueñas todos los despropósitos, las irregularidades y la negligente gestión al frente de esta institución”, ha concluido.

La mochila de Bendodo