La carrera de obstáculos tuvo lugar ayer domingo en las playas del litoral rinconero hasta donde se desplazaron miles de personas atraídas por este formato deportivo. Las pruebas dieron comienzo a las 10:00 horas. La jornada transcurrió sin incidencias. 

 

Rincón de la Victoria ha celebrado con éxito el I Desafío de Guerreros con la participación de 1.200 personas y un gran ambiente deportivo que han seguido miles de personas, según ha informado el concejal del Deportes y Turismo, Antonio José Martín (PP).

 Se trata de la primera vez que el municipio acoge este evento deportivo “que ha supuesto una gran repercusión turística al atraer miles de personas de dentro y fuera de la provincia que se desplazaron hasta nuestro municipio atraídos por el espectáculo deportivo de las pruebas”, explica Martín.

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado (PP), ha felicitado al área de Deportes y a la organización `por el éxito de la jornada que contó con una multitudinaria presencia de público de todas las edades, disfrutando del circuito de obstáculos desde el paseo marítimo y de la calidad y amplia oferta gastronómica que ofrecen nuestros establecimientos”. “Rincón de la Victoria continua apostamos por la actividad deportiva durante todo el año, también como promoción turística”, indica Salado.

Desde el equipo de organización de Desafío de Guerreros han destacado “las magníficas vistas del litoral junto a las inmejorables temperaturas que disfrutaron los participantes mientras realizaban las pruebas”, explica Ximena Fernández, quien ha agradecido al Ayuntamiento de Rincón de la Victoria su colaboración sin la que no hubiera sido posible llevar a cabo el evento en el municipio.

El I Desafío de Guerreros consistió en una carrera de obstáculos con dos recorridos: uno de 6 kilómetros con 20 obstáculos para todos los públicos y otro de 12 kilómetros con 25 obstáculos para corredores con experiencia, que trascurrieron por las playas del litoral.

La carrera comenzó a las 10:00 horas con salida desde la Oficina de Turismo de Rincón de la Victoria, y se prolongó durante toda la mañana, donde los participantes salían en tandas de 150 para el correcto desarrollo de la prueba.

Durante el recorrido se instalaron hasta 28 obstáculos diferentes entre los que destacaron: la prueba Goliat, consistente en una pared casi vertical de madera de casi 6 metros de altura que los corredores tenían que traspasar, o el Zombie Attack, que ocupó los Túneles de El Cantal. Además de otros obstáculos como trincheras, neumáticos, pruebas de memoria, escaleras, redes, etc.

Las categorías se dividieron en función de la edad y el sexo, masculinas o femeninas, y se podía participar tanto de manera individual como grupal, con un mínimo de cinco personas. Además, la prueba también contó con una categoría Élite, destinada a deportistas entrenados.

Al término de la carrera se repartieron medallas para todos los participantes y trofeos para los tres primeros puestos en categoría masculina y femenina de la tanda Élite. Además, la prueba ha sido clasificatoria para el Ranking y Campeonato Mundial de Carrera de Obstáculos de 2020.