“Andalucía ha aprovechado su estabilidad para crear riqueza y empleo, pero su crecimiento sigue viéndose lastrado por una financiación injusta por parte del Gobierno central”, asegura.

 

El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha reclamado hoy antes de participar en la conferencia “El PSOE ante el 40 aniversario de la Constitución Española de 1978” la igualdad entre territorios “para que Andalucía siga siendo garantía de unión y estabilidad” en el conjunto del país. “El actual Estado autonómico es una creación de la Constitución de 1978 que nos ha facilitado un marco de convivencia estable. Su reforma debe abordarse con decisión pero bajo la premisa de preservar las fortalezas del edificio constitucional que tanto nos ha dado a los andaluces y andaluzas y al resto de los ciudadanos del Estado”, ha dicho.

Ruiz Espejo, que ha estado acompañado por el secretario general del PSOE de Málaga Centro, Rafael Granados, el expresidente de la Diputación de Málaga, Enrique Linde y el exsecretario general del PSOE de Málaga, José Asenjo, ha asegurado que “las amenazas a la integridad territorial de España como país no pueden ser excusa para una tentación recentralizadora en el que las comunidades autónomas queden relegadas a un segundo plano”. “Las cuatro décadas de autogobierno concluyen en una identidad andaluza plenamente acuñada. Una identidad sin aristas, conciliadora, que se vive sin sobresaltos y sin complejos, en convivencia con el resto de territorios del Estado. La contribución de Andalucía, ahora como entonces, sigue siendo necesaria”, ha subrayado.

En este sentido, ha señalado que hay un papel para Andalucía en el conjunto de España “y toca desempeñarlo con la misma firmeza”, ya que “si en 1980 Andalucía fue un freno para que el Estado autonómico tuviera comunidades de primera y comunidades de segunda, en 2018 Andalucía sigue representando una voz en defensa de la igualdad en derechos y obligaciones de todos los ciudadanos de este país vivan donde vivan”.

“Además, tenemos ante sí dos retos que requieren nuestras mayores atenciones: la lucha contra el desempleo y el mantenimiento de los servicios públicos de calidad en una etapa en la que estamos saliendo de la crisis pero, a la vez, estamos ya inmersos en una era de transformación tecnológica que, para Andalucía, tiene que convertirse en una oportunidad de crecimiento y de prosperidad”, ha declarado, añadiendo que “para que aprovechemos esta oportunidad, se necesita el concurso de todos y un trato leal por parte del Gobierno de España”.

Así, ha explicado que “Andalucía ha aprovechado su estabilidad para crear riqueza y empleo, pero su crecimiento sigue viéndose lastrado por una financiación injusta”. “La mala aplicación del actual modelo de financiación de las comunidades ha dejado a Andalucía con casi 5.500 millones de euros menos de los que nos correspondía”, ha denunciado, asegurando que “pese a ello, hemos seguido cumpliendo de forma estricta y puntual con nuestros compromisos en materia de estabilidad presupuestaria y financiera, hasta el punto de que siete años después vamos a poder salir a los mercados financieros en busca de recursos que mejoren la vida de los ciudadanos”.

Para Ruiz Espejo, “ahora toca reformar la Constitución y revisar la configuración territorial y a Andalucía le toca, y va a jugar, el mismo papel de hace 40 años: reafirmar los principios de unidad de España, reconocimiento a los hechos diferenciales, cohesión social y territorial e igualdad de todos los ciudadanos vivan donde vivan”.

“Este año reivindicamos también la ilusión del 4D y el espíritu del 28F para que los andaluces y andaluzas se impliquen: queremos que Andalucía levante de nuevo, con fuerza, unidad y compromiso, la bandera de la igualdad en el debate territorial. Igualdad y respeto a las singularidades de todos los territorios, que expresan la riqueza de la pluralidad de España. En el Estado federal al que aspiramos tenemos que estar y mantenernos unidos en la diversidad”, ha concluido.

Por su parte, Rafael Granados ha puesto en valor que la ejecutiva del partido en la agrupación Centro se ha elaborado un programa de actividades para 2018 con cuatro conferencias que comienzan con la de hoy “para reconocer la aportación del PSOE” a la construcción del Estado constitucional y democrático así como el trabajo de las mujeres y hombres socialistas en este sentido, contando para ello en esta ocasión con José Asenjo y Enrique Linde, protagonistas en Málaga del tránsito de la dictadura a la democracia. “Hay que poner en valor la Constitución frente a aquellos que hoy día hablan del régimen del 78, pero no hay que tener miedo a reformarla”, ha dicho.