Estos seis productos de la tierra son grandísimos aliados para adelgazar y quemar grasa.

 

Llega la hora de enfrentarte al duro momento, “voy a ponerme a dieta”. No puede ser, estás perdiendo la forma y adquiriendo hábitos poco saludables. La situación ha llegado a tal punto que no te queda más remedio que ir a por todas, “tengo que adelgazar”. Y, en ese punto, aparecen otros fantasmas.

“Pero no quiero pasar hambre, ni sufrir” o “qué hago si me entra un deseo”. Y la obsesión es muy mala consejera para conseguir los objetivos. Muchas veces no resulta fácil, pero tampoco tan complicado como se piensa.

Ni hay que hacer del sufrimiento absoluto una bandera para perder esos kilos de más. Por ejemplo, puedes incluir algunos hábitos a tu rutina diaria que te ayudarán a quemar más calorías. O puedes replantearte el desayuno con algunos trucos. Hay diferentes herramientas para conseguir adelgazar y afianzarse en una rutina y dieta saludables.

La obsesión, nefasta consejera para perder peso

No hay que obsesionarse en distinguir alimentos malos de buenos. Pero sí tener claro que algunos son más nutritivos que otros. Y en eso insisten los expertos en nutrición. Uno de los trucos para adelgazar no es otro que una apuesta firme por la comida que menos aditivos tenga, que menos procesada esté.

En definitiva, por los alimentos mas reales o “real food”. Y luego ya está el asesoramiento que siempre debe dar un nutricionista o experto médico y, por supuesto, conocer nuestro cuerpo y la realidad de los alimentos que consumimos con más frecuencia.

Los seis mejores aliados para adelgazar

Efectivamente, la obsesión no es ninguna aliada para perder grasa. En cambio, los vegetales sí son buenos aliados. Seis vegetales, los reyes entre este tipo de alimentos para una dieta enfocada a adelgazar. En primer lugar, por su escaso aporte calórico (ojo, es importante recordar que una dieta tampoco debe quedarse corta en cuanto a calorías).

Pero, sobre todo, por su valor nutricional. Estos son los seis vegetales  por encima de otros: pepino, champiñones, lechuga, apio, calabacín y espárragos. (Si bien, hay que aclarar que, aunque popularmente se le incluya en la categoría, técnicamente los champiñones no son vegetales).

“Si tu objetivo es perder grasa, intenta consumir al menos uno de ellos cada día. Petados de agua, fibra y nutrientes, te saciarán sin aportar casi calorías”, destaca los expertos.