La secretaria general del PSOE andaluz reafirma la lucha socialista por nuestra tierra junto al pueblo andaluz y frente a las derechas que en 1977 rechazaron las manifestaciones autonomistas y hoy pretenden “reescribir la historia” de orgullo y reivindicación de igualdad, libertad y autogobierno.

 

“En este 4 de Diciembre mantenemos vivo el grito y la llama de la defensa de la autonomía de Andalucía”. Así lo ha asegurado la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, en un acto cargado de sentimiento y simbolismo celebrado en Antequera en el que ha reivindicado la lucha autonomista frente a quienes, en estos momentos, “repiensan muchas cosas en España y quieren reescribir la historia de esfuerzo y trabajo de nuestros abuelos y abuelas, de nuestros padres y madres que se envolvieron en la blanca y verde y dijeron ‘sí’ a la autonomía andaluza y al avance en igualdad y en libertad de esta tierra”.

Susana Díaz ha participado en Antequera, en la plaza Fernández Viagas, ante el busto del primer presidente de la comunidad y junto al secretario general el PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, y a militantes, simpatizantes y vecinos y vecinas de la localidad, en un acto conmemorativo del 4 de Diciembre en el que se ha leído un manifiesto de homenaje y reivindicación de aquellas grandes manifestaciones ciudadanas de 1977 en defensa de la autonomía plena para Andalucía.

La líder socialista andaluza ha insistido en que, desde el PSOE andaluz y junto a la ciudadanía, “mantenemos viva la llama del grito de libertad, igualdad y dignidad que aquel 4 de Diciembre y después del 28 de Febrero levantó el pueblo andaluz”.

Ha subrayado que hoy “miles de andaluces y andaluzas seguimos reivindicando libertad y dignidad”, desde un sentimiento de “orgullo profundo” por una Andalucía en la que “en cada rincón se goza de igualdad de oportunidades” y a pesar de que “no son tiempos fáciles” por “la misma derecha que aquel 4 de Diciembre no quería las manifestaciones”, según ha señalado.

Para Susana Díaz, Manuel José García Caparrós, el joven asesinado en la manifestación autonomista del 4D en Málaga e Hijo Predilecto de Andalucía, “no buscó la muerte, sino que fue a defender a Andalucía y su dignidad, y se ha convertido en símbolo de generaciones en esa defensa de nuestra tierra. Plácido Fernández Viagas y Rafael Escuredo sabían que o Andalucía se levantaba o la mantendrían silenciada mucho tiempo  y, primero el 4 de Diciembre y después el 28 de Febrero, esta tierra dio una lección a la derecha que decía que la autonomía no era el camino”, ha recalcado.

Ha reivindicado “autonomía y autogobierno” para esta comunidad “entonces y ahora” ante “quienes cuestionan nuestra igualdad, nuestras instituciones, nuestro parlamento, nuestro gobierno y nuestra posibilidad de decidir la Andalucía que queremos”. “Tienen que saber que Andalucía tiene un sentimiento profundo de defensa de su dignidad y su libertad”, ha reiterado Susana Díaz, afirmado que las y los socialistas “estamos al lado de cada andaluz y andaluza” con ese sentimiento, por lo que ha garantizado que “seguiremos defendiendo el legado de nuestros abuelos y abuelas que se envolvieron en la blanca y verde en defensa de la dignidad y con un sentimiento profundo de amor a nuestra tierra en la lucha por la libertad”.

Por su parte, Ruiz Espejo ha destacado que la reivindicación socialista del 4 de diciembre en Antequera ante el busto de Fernández Viagas recuerda que «hace 40 años se celebraron las grandes manifestaciones en Andalucía por la autonomía plena y el autogobierno y por los avances en nuestra tierra», ha dicho.

«Pedíamos acabar con siglos de atraso respecto a otros territorios de España y de Europa y el anhelo por la libertad, el progreso, la prosperidad de nuestra tierra. El movimiento fue imparable y contribuyó a que, en el marco de la Constitución de 1978, se desarrollara el Estado de las Autonomías para seguir avanzando en derechos y en igualdad de todos los ciudadanos independientemente de donde vivieran», ha explicado.

Así, para Ruiz Espejo, Antequera supuso un hito por la firma en el municipio del pacto autonómico de 1978, el Pacto Antequera, por el que las once fuerzas políticas con representación acordaban pedir la autonomía plena para Andalucía en el marco de la Constitución. «Ese mismo espíritu nos sirve hoy para pedir que se siga avanzando en libertades, derechos y en igualdad y que se alcancen acuerdos institucionales para que podamos tener un gobierno que siga defendiendo esos principios», ha dicho.

«Debemos mantener este espíritu de reivindicación en el ánimo del entendimiento y el acuerdo para seguir avanzando, es lo que nos piden todos los ciudadanos y ciudadanas», ha concluido.