El concejal de Derechos Sociales e Igualdad, Víctor González, acompañado de Paulo Fernández, gerente de Clínica Dental Herrera, y Francisco Martín, paciente protagonista de la iniciativa, explicó en qué ha consistido la campaña ‘Sonrisas Solidarias’ llevada a cabo por la clínica dental y destinada a aquellas personas que no pueden acceder a un tratamiento de salud bucal.

 

El Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha prestado su colaboración, a través de la Concejalía de Derechos Sociales e Igualdad, para que un vecino vuelva a sonreír gracias a la campaña ‘Sonrisas solidarias’, una iniciativa puesta en marcha por la Clínica Dental Herrera de Torre del Mar y destinada a aquellas personas que no pueden acceder a un tratamiento de salud bucal.

El concejal de Derechos Sociales e Igualdad, Víctor González, acompañado de Paulo Fernández, gerente de la Clínica Herrera, y Francisco Martín, paciente protagonista de la campaña, explicó en qué ha consistido esta iniciativa.

Víctor González destacó que Vélez-Málaga “es una ciudad solidaria y comprometida, prueba de ello es el trabajo, el cariño y el esfuerzo que ha depositado esta empresa en su iniciativa, dirigida a personas con dificultades económicas a las que les imposible acceder a este tipo de tratamientos”.

González felicitó a la clínica y espera que esta acción “abra el camino para que las administraciones públicas, empresas y todos los vecinos tomemos ejemplo, sigamos promoviendo este tipo de iniciativas y seamos conscientes de la responsabilidad social y el compromiso con todos los ciudadanos del municipio”.

Paulo Fernández explicó que la clínica se puso en contacto con la Delegación de Derechos Sociales e Igualdad del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, “quiénes elaboraron una lista de personas vulnerables que no podían acceder a ir al dentista y que tenían muchas problemas bucodentales, a partir de ahí nos pusimos a trabajar para devolverle la sonrisa a uno de ellos”.

Francisco Javier Martín, fue el paciente elegido y que ahora gracias a esta iniciativa puede comer, hablar y sonreír con normalidad. El tratamiento realizado ha sido dos prótesis removibles sobre diez implantes, seis en la parte superior y cuatro en la inferior. Un tratamiento que ha mejorado la calidad de vida de este vecino de Vélez-Málaga ya que su problema dental le producía también una función masticatoria muy deficiente que le producía trastornos digestivos con mucha frecuencia.

Francisco Javier se mostró muy agradecido y explicó que “después de estar sin dientes tanto tiempo, esto es lo mejor que me ha pasado, ya que ahora puedo comer bien y me he acostumbrado muy rápido a mi nueva dentadura”. Cuando me comunicaron que yo era el elegido para los implantes me emocioné muchísimo y pensé que me había tocado la lotería, añadió Martín.